Detrás de su Máscara

Capítulo 12. La Verdad Es Expuesta

 

 

Los días han pasado con mucha normalidad, entre tareas, reuniones, salidas con mis amigos y una que otra cita con Garreth *Cara de enamorada* por supuesto hablaba con mamá cada día, le conté sobre Garreth y todo lo que había pasado entre nosotros, ella está muy feliz por mí ya que como ella decía, yo estaba viviendo una etapa increíble de ilusiones en mi vida.

Mi mamá es una mujer llena de energía y de fuerza de voluntad, es mi ejemplo a seguir, es por eso y por todo lo que ha tenido que pasar que creó que merece ser feliz y con nervios me atrevo a decir que ha llegado el día para que lo sea.

Ayer mientras hablaba con mamá sobre que íbamos a ser hoy puede notar que estaba nerviosa y ansiosa, y supongo que es porque hoy nos reuniremos con papá, lo que será un paso más para que ellos puedan ser feliz juntos después de tanto tiempo.

El plan es el siguiente, nos vamos a reunir después de las clases del día, mamá esperará por mí a las afueras del edificio de donde se encuentran las oficinas de papá, de ahí pediríamos una cita a su secretaria, lo demás no lo hemos planeado o al menos no le hemos hablado en voz alta, sé que al igual que yo mamá se ha imaginado más de una vez contándole la verdad a mi padre y luego siendo felices junto a mí y quien quita y hagan realidad mi sueño de tener al menos un hermano.

Puedo decir que hoy pase el día distraída, no recuerdo la vez en que me hayan llamado tanto la atención como hoy, solo mis amigos y mis adorable novio conocían la verdad detrás de mi extraño comportamiento, todos estuvieron ahí para ayudarme, dándome ánimo y distrayendo mi mente de los posibles escenarios que me podía imaginar y no me culpen, no todos los días vas y le sueltas al director de tu escuela que es tu padre, que los suyos quisieron matarte a ti y a tu madre y por eso han pasado 17 años escondidas, ¿Cierto?

Hablando de mis amigos, días después de haber formalizado todo con Garreth quise ser sincera con Adam, Sawyer, nos reunimos todos en nuestra habitación, estábamos contando algunas anécdotas de cosas que nos habían pasado en nuestras niñez, fue entonces cuando les conté mi historia, recuerdo que ellos al principio pensaron que era una broma mía, pero al ver la sinceridad en el rostro de todos los demás en la habitación, entendieron que decía la verdad y ellos me brindaron su apoyo, cosa que agradecí, luego fuimos todos a la cafetería por unas malteadas, yo feliz de haber conocido personas increíbles y de poder contar con ellas.

Volviendo a el día de hoy, faltan pocos minutos para que se toque la campana final, mi corazón comenzó a latir intensamente desde hacía unos minutos, Garreth y la chicas me quisieron acompañar pero no se los permití, quería hacer esto solo con mamá, sonriendo les abrace, les di la gracias por estar ahí para mí, entonces quedamos que luego de la reunión nos encontraríamos para que les contara los pormenores de lo que aconteciera.

Cuando sonó la campana final sentí como si mi corazón dejara de latir, ¿Acaso es eso posible? digamos que entre en modo zombie, mis pies caminaban solo, conocía muy bien hacia dónde me dirigía, había hecho este camino tantas veces que aunque no está 100% concentrada mi conciencia sabía a ciencia cierta lo que venía.

Esto puede sonar todo lo chiche del caso y estoy cómoda con eso, llegué al sitio acordado y segundos después lo hizo mi mama, nada más mirarla sabía que estaba igual o peor que yo, no deberían culparnos por sentir.

No hablemos, nuestros ojos se encontraron y supimos lo que sentía la otra en ese mismo momento, tomé la mano  de mamá y juntas emprendimos nuestro camino hasta la oficina de papá.

La cosa aquí es que sentí mi camino largo, no veía la hora de llegar, tratando de actuar con normalidad me acerque a la secretaria  de mi padre, ella como siempre me sonrió.

-Señorita Jordan, que bueno verte por acá - me dijo amablemente

-Gracias, señorita Valdez  ¿Está ocupado el director? tengo que reunirme con él urgentemente - Le comento intentando sonar tranquila.

-Claro, supongo que están de suerte - Dijo refiriéndose a mamá y a mí - El director está libre, su última cita del día canceló hace apenas una minuto, dejándolo libre. Llamémoslo destino, verdad. - Río y mama y yo intentamos sonreír, no tienes idea, pienso - Esperen aquí mientras le aviso. No demoró.

Salió de detrás de su escritorio con una elegante y característica forma de caminar entró a la oficina, minutos después salió y nos sonrió nuevamente.

-Listo, el director las recibirá ahora mismo, que les vaya bien.

-Gracias - Respondimos mama y yo al mismo tiempo.

Cuando nos encontrábamos frente a la puerta. Mire a mama, había llegado el día inesperado.

Toque la puerta y se escuchó un “adelante” de parte de papa.

Mire a mama, juntas y unidas como siempre hemos estado, con la mirada decidida y las manos unidas dándonos mutuo apoyo, entramos al despacho y enfrentamos nuestra situación.



Laila Nyx

#2212 en Novela romántica
#605 en Chick lit

En el texto hay: misterio y amor, amigos reales

Editado: 04.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar