Diez razones para estar contigo.

Capitulo 12.

6 de Enero.

A veces creía que mis padres no me querían. Ellos se habían ido a un lujoso viaje en barco y a mi me habían dejado sola en casa, tenia que admitir que si me gustaba tener la casa para mi sola, podía hacer cosas que no podía cuando estaban ellos o cuando estaba papá, como andar en ropa interior por toda la casa, ponerme a esculcar en su cuarto, o tratar de hacer comida o pasteles.

Chase habia estado visitándome desde que mis padres se fueron, ósea desde hace tres días, era divertido pasar la tarde con él. Todavía no me decidía a decirle sobre lo del bebe, pero todavía tenía ocho meses y medio para decírselo, así que no me preocupaba tanto.

 

Chase.

Lamento decirte que no te podre deleitar con mi visita el día de hoy.

 

Megan.

¿Por qué?

 

Chase.

Mis padres planearon un viaje a Bora Bora.

La buena noticia, es que ellos te aman, y Jack insistió para que fueras con nosotros.

Prepara tus cosas, pasare por ti en la noche:p

 

Solté un gritito de emoción y corrí a mi cuarto para empezar a hacer mi maleta. Baje con mucho cuidado las maletas que tenia de viaje, también baje una gran caja de ropa de verano en la que tenia mis trajes de baño y blusas veraniegas. Vi los trajes de baño y rápido me acerque al espejo de cuerpo completo que tenía en mi cuarto, me puse de lado y vi mi vientre, casi cumplía un mes de embarazo pero ya se me notaba. Pase mi mano por él y lo sentí duro, no era una panza de gorda, así que eso me podría delatar. Decidí que llegando a Bora Bora iría a una tienda y compraría de esos camisones de playa.

Agarre varias cosas que pensaba llevarme y todas las metí a la lavadora. Después de eso simplemente me dedique a poner todas las cosas necesarias como bloqueador solar, metí mis esenciales de maquillaje, busque mi pasaporte y mi visa, también saque un poco de dinero del sobre de dinero que tenía desde años. Estaba tan emocionada que estaba prácticamente dando brinquitos.

Para cuando pase mi ropa a la secadora eran las siete de la tarde, y supuestamente Chase iba a pasar por mí en la noche pero no sabía qué hora era para él la noche. Así que prefería estar lista antes de que el llegara. En cuanto a mis padres les había mandado un mensaje informándolos de la situación y ellos dijeron que ya sabían lo del viaje y que por eso me habían dejado sola. Talvez no eran tan despiadados como parecían.

Había buscado en internet cuantas horas de viaje hacías de New York a Bora Bora y eran alrededor de veinte horas, así que había decidido darme otra ducha y me había puesto de ropa una sudadera, porque aquí todavía hacia mucho frio, unos leggins deportivos, y en el caso de que llegando me diera calor llevaba un top deportivo también, debajo de la sudadera, claramente me llevaría una blusa dentro de mi bolso de mano.

Cuando dieron las once de la noche ya tenía preparado todo, mi ropa recién lavada estaba perfectamente acomodada en mi maleta junto con mis cosas de higiene personal. En mi maleta de mano llevaba solamente mi celular, una pila, mi cargador, dinero y una bolsa de zanahorias bebés. Ahora era adicta a ellas.

Escuche el claxon de quien suponía era Chase y salí de casa con las maletas, Chase estaba apenas bajando del auto y cuando me vio se acercó rápido a mí y me ayudo a bajar mis maletas.

-Gracias.-Agradecí una vez que estuvimos dentro del coche.

-No es nada.-Comenzó a conducir, tenía la radio prendida y música tranquila salía de ella, suponía que tenían música tan tranquila ya que eran casi las doce y media de la madrugada.- ¿Llevas todo lo necesario? ¿No olvidas nada?

-Noup.-Sonreí de manera nerviosa, porque lo estaba.-Para el poco tiempo que tuve, creo que llevo lo esencial, por cierto, ¿Cuánto tiempo estaremos allá?

-¿Tus padres no te dijeron?-Negué y rio.-Estaremos tres semanas.

Asentí y comencé a preocuparme un poco. Estaríamos tres semanas, yo ni siquiera he ido a que chequen al bebé, de pronto me sentí mal, ¿Qué clase de madre era? Parecía que no me importaba mi bebé. Viendo que Chase no me estuviera mirando, saque mi celular y le pregunte a papá que era lo que tomaba mamá cuando estaba embarazada de mí, le escribí claramente que fuera algo que pudiera comprar en la farmacia. Lo que me dijo fue: Ácido fólico, Vitaminas A, C y D.

-Chase.-Me miro alzando las cejas.- ¿Podemos parar en una farmacia antes? Tengo dolor de cabeza.

Asintió y suspire un poco más aliviada, seré irresponsable, pero quería que mi bebé estuviera bien, y aunque fuera poco haría lo posible porque estuviera sano, porque lleno de comida ya estaba.

-Ahorita vuelvo.-salí del coche y cerré la puerta, curiosamente escuche como cerraban otra, voltee a mirar a Chase y el también había bajado del coche.- ¿Qué haces?



Mich

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar