Duelos

RUINAS

Un par de jugadores estaba apostado cerca de la entrada Este, como si fuesen los custodios de esta.

Aunque, era obvio que no lo eran. Solo estaban esperando el momento para atacar de lleno el centro y a los otros jugadores, para así, lograr ganar este juego que cada vez se hacía aún más caótico.

Este no era el plan original, todo el juego había sido alterado por alguien, Ese alguien había introducido cientos, por no decir miles, de jugadores, los cuales se conectaron a través de sus PC, creyendo que este era un juego más del género FPS. Pero, esto no era así.

La realidad que descubrieron un tiempo después era que los otros se movían con movimientos que no eran capaces de replicarse desde un simple teclado.

Esto no era un juego FPS, era, una realidad virtual.

Pero, para ambos jugadores, esto no importaba en lo más mínimo, a ellos solo les importaba acabar con el mayor número de jugadores y ganar. Al parecer, solo eso había en su mente.

Digo, eso no es para nada malo, el único problema es que, ambos jugadores, se han convertido en algo más, dejando a un lado el propósito original, que era divertirse.

Aunque, ya nada de eso importaba realmente. Esto se había convertido en una batalla campal, con un realismo excesivo, agregándole un toque grotesco al juego.

Nova, al igual que Kill, los cuales estaban en la entrada Este, parecía que el divertirse no era el objetivo principal de todo esto.

Ambos habían acabado con un grupo completo de jugadores, tratando de recolectar un buen número de municiones. El plan había resultado increíblemente bien a pesar de las heridas que Nova había recibido en este.

–Hay que ponernos en marcha

Nova por fin rompió el silencio, dándole indicaciones a su compañero, el cual estaba cuidando la entrada en lo que Nova se curaba de las heridas que había recibido.

–Andando –contestó fríamente Kill.

La comunicación entre ambos se basaba en cortas pero significativas frases, dando a entender el punto y nada más. Era un método que en realidad les funcionaba.

Ambos jugadores se levantaron de sus lugares.

La barra de HP de Nova estaba cerca del 70%, mientras que la de Kill, se encontraba cercana al 90%. Así que, por el HP no había por qué preocuparse, aunque, no estaba de más llevar esa barra llena.

Al parecer, esto no era algo que en verdad les importase a ambos.

Avanzaron por la ladera de la montaña hasta descender completamente a nivel de suelo.

La entrada Este se encontraba muy cerca de ellos, por lo que decidieron entrar a explorar un poco, antes de que la verdadera batalla entre los últimos jugadores se desatase.

Al parecer, ambos jugadores desconocían que uno de ellos había sido eliminado a manos de Gallet, el cual, al parecer, había disparado totalmente sin ver y lo eliminó de un solo tiro. Esa no era una historia muy difícil de creer.

Nova iba enfrente, despejando el camino, mientras que Kill cuidaba la retaguardia. Ambos iban preparados para una posible emboscada de parte de jugadores de ONLINE o de afuera de este.

Pero, esto no ocurría.

Nova se notaba inquieto mientras avanzaba por el lugar, volteando hacia todos lados, en busca de algún indicio de un jugador en las cercanías.         

El lugar estaba completamente desolado. No había ni un solo jugador a cientos de metros a la redonda. Todos los que estaban en el centro habían sido eliminados al momento de que un jugador hizo explotar la torre Norte, eliminando a todos los que estaban en el lugar.

La torre aún estaba en llamas, las cuales se veían desde la lejanía. Una gran nube de humo se alzaba sobre las torres, nublando la visibilidad de todo aquél que estuviese dentro.

Al ver esto, Nova y Kill se quedaron estupefactos. Jamás habían visto algo así en ningún lado, además de que, junto con el realismo que había en este mundo, era como si en verdad un edificio hubiese caído en medio de una ciudad fantasma.

Ambos se ocultaron en rocas cercanas a la salida, desde donde podían ver todo con claridad.

Era algo realmente sorprendente.

–¿Qué demonios pasó aquí? –pregunta Nova confundido ante tal escena.

–No tengo ni la menor idea –contestó Kill–, pero, al parecer, una de las torres fue derribada a base de explosiones, y si no mal recuerdo, Strater era el loco que estaba en esa…

–¿Quién dices?

–Strater, uno de los jugadores de ONLINE

–Vaya… así que uno menos

–No, yo no creo que ese idiota haya muerto tan fácil, de seguro, llenó toda la torre de explosivos y la detonó como un último recurso, pero, él no es lo bastante idiota como para morir por eso.

–Se ve que lo conoces muy bien…

–Es un viejo conocido…

–¿Conoces a Strater?

–Claro que sí, de hecho, es uno de mis vecinos

–Sabes que no debes dar datos de nadie



Ja

#1931 en Ciencia ficción
#11355 en Otros
#1473 en Acción

En el texto hay: batallas, mundo virtual, realidad aumentada

Editado: 03.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar