El diario de una asesina serial

Capitulo XLIII

Querido diario: He tenido tiempo sin escribir en tus preciosas páginas que esconden secretos muy oscuros.

La razón de no haber escrito nada es que Chris no me da descanso con el entrenamiento, me esta enseñando de todo en el arte de asesinar y torturar. Primero que nada me enseña cuales son los puntos débiles en el cuerpo humano, los tipos de hierbas que dejan paralizados a las personas y las vuelve un tanto tontas, como manipular, como hacer para torturar a alguien pero sin que esta muera y lo más importante de todo como asesinar a alguien para que lleve todo el dolor del mundo.

Tengo una idea un poco más clara de lo que hare, y como asesinare a cada uno.

Claro que ya elegí quien será mi primera víctima, primero la que no fue de gran relevancia. Ósea Leviram o Marivel, como sea que le guste llamarse. La segunda persona seria mi padre aquel que me golpeo hasta hacerme perder la conciencia y hacerme odiar a todo ser viviente. Y la última y más importante a mi madre... Aquella que hizo mi infancia y vida un bosque de sangre, aquella que pagara lo que me ha hecho hacer, ella la que sufrirá la peor de todas las muertes.

En estos momentos, luego de dos semanas empezare a buscar con Christopher todo los juguetitos que usaremos con la arpía de Leviram. No sabe lo que le espera, si mi plan se lleva al pie de la letra creo que la alumna superara a la maestra.

No saben lo peor que pueden sacar de mi...

Hasta mañana querido diario.



Gene_2424

Editado: 18.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar