El Final Del Cuento De Hadas

06

Pareciera que fue ayer cuando te vi. Ojalá me hubiera alejado. Si solo hubiese sabido lo que sé hoy...

Estábamos en el Parque de los Sueños con Fran. Eran apenas las 4:30 de la tarde, y nuestro encuentro con Caleb era a las 5. Fran quería estar más temprano, porque según ella "luego no podría jugar, por tener que hablar con el hombre muy demasiado atractivo".

Ella estaba jugando en los columpios, mientras yo estaba en una banca a unos pocos pasos de ella. Estaba viendo mi instagram, cuando recibí una llamada de Aurora

*Llamada entrante de Aurora*

—Hola gordis, ¿cómo estás?—dije descolgando la llamada

¡Que no me digas gordis estúpida!—me reí—y bien, estoy bien, ¿ustedes como la están pasando?

Ay pero si eres la gordis más bella del planeta tierra—escuche como suspiraba del otro lado—y hasta ahora la única que se está divirtiendo es Fran, puesto que nos hizo venir media hora antes de lo planeado, porque ella quería jugar—ella se rió

Por eso la amo. ¿Y cómo te sientes tu con todo esto?—me quedé estupefacta

No lo había pensado, o sea, esto de tener citas, seguidas—ella se volvió a reír—y hablar seguido con un hombre se me hace extraño. Y no digo que me esté ilusionado con él, o sea recién llevamos 1 semana conociéndonos. Pero aún así, es como un nuevo récord para mi

Lo sé, y sobre todo aún más cuando conoce a tu hija, lo obligó a darte su número, y aún así la quiere conocer más. Sin conocerlo, ése tipo ya me cae bien—me reí

A ti todo el mundo te cae bien. Pero exacto, primera vez que digo "es mi hija" o "tengo hija" y no salen corriendo o algo por el estilo. Juro que cuando me dijo que quería conocer bien a Fran, pensé "¿Qué está pasando aquí? ¿Qué clase de trampa es ésta?"

—¿Por qué? ¿Se te hace muy extraño?—preguntó y juro que pude escuchar como mordía algo

Sí, y más si hace poco nos conocemos. Lo acepto si fuéramos hace 1 mes, pero... 1 semana. ¿No se te hace extraño?—pregunté viendo a Fran

Extraño no, un poco rápido tal vez. Pero amiga mía, conociendote y conociendo a Fran, mejor ir con pasos firmes. Tal vez lo flechaste rápido, ¿y quién no? Si eres una chica increíble. Y lo digo en serio. La primera vez que llegué a Los Angeles, no conocía a nadie y luego conocí a Patrick, y a los cinco meses empecé a salir con él. Luego él me presento a ti, a su "mejor amiga" y también "madre de su hija", cuando te vi chica dije "Carajo. ¿Ella fue madre? Mierda, ni competencia puedo hacer contra ella" y te tenía tanto celos, en serio, pero luego... Luego te conocí, luego supe porque Patrick todavía te mantenía en su vida. Luego te volviste mi mejor amiga—ya quería llorar

El embarazo te pone más cursi de lo normal. Gracias por tus bellas palabras.

No hay de qué guapa. Sabes que te amo, aunque me digas gorda. Bueno, me tengo que ir. Besitos

Y colgó

Estaba concentrada en mis pensamientos, cuando por mi campo de visión apareció Caleb

—Hola guapa, disculpa la demora—se agachó hasta mi altura y me dio un beso en la mejilla

—¿Qué?—vi la hora en mi celular y a penas eran las 5:10pm. Wow si que hablé mucho tiempo con Aurora—No hay problema. Ni cuenta me di de la hora sinceramente. Y por cierto, hola—me reí. Me devolvió la sonrisa y miró alrededor

—¿Viniste sola?—preguntó volviendo su vista hacía mi

—No, por allá está Fran—dije señalando al montículo de niños que estaban en el resfaladero

—¿Fran?—preguntó confundido

—Si, Francesca—dije con obviedad—¿nunca te dije el nombre de ella?—me reí

—No, la verdad es que no, siempre decías "mi hija"—se rió y yo me tape la cara con las manos

—Disculpa. Bueno, ahora por lo menos sabes que se llama Francesca
—Y hablando de ella, ahí viene—y giré mi cabeza y en lo cierto, ahí venía

—Hola, ¿qué tal? Soy Francesca Miller Vancouver, un placer, ¿y usted como se llama?—dijo Francesca estirando la mano frente a Caleb mientras le sonreía amablemente.

Éste me miró, y lo único que pude hacer fue encojer los hombros y darle una sonrisa de disculpa

—Un placer Fran, ¿puedo decirte así?—dijo él estrechando la mano de Fran, y ella asintió con la cabeza un poco indecisa—y por cierto, mi nombre es Caleb William Evans, pero puedes decirme Caleb—le sonrió amable

—Muy bien Caleb, usted y yo tenemos que hablar, pero primero—Fran se giró hacía mi—mami, tengo sed



Ligthblue23

#7150 en Joven Adulto
#5329 en Thriller
#3008 en Misterio

En el texto hay: romance, misterio y drama, dolor y odio

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar