El Final Del Cuento De Hadas

13

Creo que me estoy rompiendo ahora mismo, pero descubrí la manera de dejarte ir

*Cinco Días Después*

Habían pasado cinco días desde que Alex me pidió ser su novia, y para ser sincera me sentía una cría toda ilusionada viendo todo color de rosa, pero bueno, no me desagrada tanto. Aunque esta vez no dejaré que nada me ciegue. No volvería a ser la misma idiota que fui

Era de noche, y estábamos todos reunidos en el jardín esperando por la carne asada, y cuando me refiero a todos, son todos. Aria, Devon, Noah, Patrick, Alex, Aurora y, obviamente, yo. Solo faltaban Brad y Aiden, pero ellos estaban en casa de los padres de Aurora

—Ya estoy lista—dijo Fran haciendo que todos nos giremos a verla

Aurora y yo silbamos a verla. Mientras que Alex, Patrick y sorpresivamente Noah, estaban con la boca abierta. ¿Y cómo no? Estaba radiante, estaba mucho más hermosa de lo que ya es.   

—¡Oh no, no, no, no!—gritaron Patrick y Alex a unísono mientras se acercaban a ella

—¿Qué? ¿Me veo mal?—dijo Fran viéndose a sí misma 

—No, te ves...—vimos a Noah tragar saliva y me reí por dentro. Eran más tiernos estos dos—hermosa—se sonrojó a penas terminó de decir esas palabras

Aria, Aurora y yo nos miramos con ternura, mientras que Alex y Patrick miraban a Noah como asesinos psicópatas

—¡Cuidadito Clark!—gritaron Alex y Patrick a unísono. Al parecer ahora estaban de acuerdo en todo

—Amor, no es para tanto—se rió Aurora

—¿Cómo que no es para tanto? ¿La estás viendo? Rápido Sarah, tráeme un joggin tuyo. No, no, mejor uno mío, y, también una sudadera. ¡No sé, trae lo que sea para cubrir a esta niña!—gritó Patrick mientras intentaba cubrir las piernas de Fran y fracasando en el intento

—No, ya sé, tráenos una túnica—dijo Alex

—¡Si! Eso, me agrada cómo piensas hermano—dijo Patrick chocando puños con él

—¡Bueno, ya!—gritó Fran saliendo de en medio de ambos—papá, Alex, es sólo una fiesta, no es nada del otro mundo. Ya soy grande, y puedo vestirme así si quiero y deseo. Además, es sólo ropa, no es que voy a ir a tener sexo salvaje con alguien      

Tanto Alex como Patrick, la miraron indignada con la boca abierta. Ambos intentaban formular palabra, pero al parecer no les salía ninguna, y decidieron taparse la boca con la mano sorprendidos mientras ambos se giraban a mí y señalaban a Fran con el dedo índice

—¿Escuchaste cómo nos ha hablado?—dijeron ambos a unísono—¿Dejarás ir vestida así a tu hija?—volvieron a decir a unísono 

—Bueno, basta ya, ambos dejen de decir lo mismo y al mismo tiempo, es escalofriante. Y sí, para su información sí dejaré ir así a mi hija a la fiesta. No veo que tenga nada malo—me encogí de hombros levantándome de mi asiento para caminar hacía ellos  

—Bien, si tú no haces nada al respecto, yo sí lo haré—dijo Patrick seguro de sí mismo, haciendo que yo me cruce de brazos y lo miré con una ceja levantada 

—¡Así es amigo, así se habla! ¡Wuoh!—dijo Alex haciendo que ahora lo miré a él de la misma forma en que miraba a Patrick—lo siento amor, pero él tiene razón—si podría levantar más la ceja, ya lo hubiera hecho

—¿A sí? ¿Entonces qué harás?—le pregunté a Patrick aún en la misma posición

—No irás a esa fiestucha—dijo mirando a Fran

—¿Qué? Pero... ¡Mamá!—dijo Fran mirándome atónita

—Patrick, compórtate como el adulto que eres, ¿sí?. Ella está bien, no está ni siquiera vulgar. Basta de comportarte como un capullo—dijo Aurora con tono cansino  

—Bien, tú y yo tenemos un trato de hace dieciocho años, ¿te acuerdas Patrick?—éste me miró confundido—acordamos que los permisos los daríamos ambos, a no ser que ninguno de los dos esté allí para dar su opinión al respecto del permiso y uno solo lo daría, y sobre todo, el otro no podría meterse en la toma de decisión, porque acordamos en que si uno de nosotros dos otorgaba un permiso sin el consentimiento del otro, era porque estaba totalmente seguro de su decisión. ¿Recuerdas Patrick?—dije parándome sobre mi pierna izquierda 

—Sí, pero..—lo interrumpí

—Y tu no te encontrabas ésta mañana que Fran me pidió permiso para salir. ¿En serio crees que yo la dejaría ir así por que así a una fiesta o incluso a algún lado, Patrick? —dije ofendida

—No—dijo éste mientras bajaba la mirada

—Bien, ¿entonces?. La dejé ir, porque sé dónde es por si ocurre algo, sé con quién estará, con quién irá, sé todo. Tu me conoces mejor que nadie Patrick, sabes que no la dejaría ir así porque así. No me equivoco dos veces—dije con los ojos llorosos. Sabía bien por que Patrick no confiaba tanto ya en mi toma de decisiones, aunque él no lo dijera 



Ligthblue23

#7138 en Joven Adulto
#5321 en Thriller
#3003 en Misterio

En el texto hay: romance, misterio y drama, dolor y odio

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar