El Final Del Cuento De Hadas

21

Te enamoras, te arrastras y... Te rompes

SARAH

Habían pasado dos días desde el suceso de Fran. Si bien todos nos habíamos alterado en el momento, ahora estábamos más tranquilos. Por lo menos, la mayoría de nosotros. Alex y Patrick, seguían encima de Fran. La iban a dejar y a buscar al trabajo. Y a todos los lugares donde ella quería ir, era igual. La llevaban, y la buscaban. Eso que solo habían pasado dos días

Las cosas con Alex se habían vuelto un poco... Tensas, por así decirlo. Aún recuerdo la conversación que tuve con Aurora ese mismo día en que volví a mi casa

*Flashback*

—Así que...¿quién le termino a quien?— me pregunto Aurora confundida

—Pues...— me calle para pensarlo, puesto que tampoco sabía esa información. 

Intenté hablarle de nuevo, pero nada. No salió nada de mi boca

—¿Y que harán? ¿Se murió todo?— indagó mientras tomaba de su café

Les explicaré un poco, son las 2 de la madrugada y recién le estoy comentando a mi mejor amiga que mi novio y yo hemos cortado. Ahora que lo pienso, parecemos unas adolescentes. Sentadas en las reposeras del jardín y ambas tomando café. Bueno, ella es quien toma café, yo estoy tomando vino.

—No creo que se haya muerto nada la verdad. Porque sé que ambos somos lo bastante maduros como para mantener nuestra amistad firme, de que probablemente será extraño por un tiempo, lo será. Pero luego se nos pasará, y reiremos de esta anécdota— moví las manos para quitarle importancia

—Tal vez para ti resulte así, pero no sabemos como resulte para él Sarah. Alex en verdad te ama, y lo sabes. Tu bien sabes lo que se siente cuando amas a alguien y que te rompan el corazón— me miro a los ojos, para luego frotarse la cara con una mano— lo siento, lo siento, no debí decir eso

—Tranquila. No pasa nada, en serio— respondí mientras agarraba su mano para darle un apretón— y tienes razón. Toda la razón, mierda. Eso soy, una completa mierda. ¿Cómo pude lastimarlo así?- apoye mi frente sobre mi mano, mientras negaba con la cabeza

Aurora se sentó en su reposera, mientras ponía su mano arriba de la mía

—Oh no cariño, no es culpa tuya— levanté la cabeza para mirarla— tú no sabias que esto ocurriría, no había forma de saberlo. Lastimosamente el corazón no decide a quien amar— me otorgo una sonrisa de aliento— capaz y confundiste lo que sentías por él como amigo. Por qué vamos, lo voy a admitir, Alex es genial. Es atento, caballeroso, divertido, galante, buena persona, un buen hombre, y todo lo que una chica querría, lo tiene él. A parte, es guapo. No se lo digas a nadie, ¿okey?— me miro seriamente, para luego soltar una pequeña risa logrando contagiarmela— pero, linda, tus locas ganas de querer quererlo como él te quiere, y un poco más y no obligar a tu corazón a que lo quiera así, hizo que se te fuera el gusto hacia el, que por lo menos eso tenias. Obligar a tu corazón, hizo que el amor que sientes hacia el como amigo, se intensificara, y se que eso fue como una bofetada de la realidad diciéndote que Alex es solo tu amigo, como también se, que te debió de haber dolido hasta la puta madre— la mire sorprendida, puesto que ella jamás había dicho una mala palabra

—¡Aurora!— jadee sorprendida

—Lo siento, se me escapo— río, haciéndome reír a mí también

—Tranquila, supongo que a todas en algún momento debe de pasarnos— agache la cabeza mientras negaba y sonreía— es de la puta madre no sentir algo, ¿sabes? En serio espero que él entienda que ya no podía seguir con nuestra relación, porque ya no tenia sentido alguno. En serio lamento haberle dicho que lo quería, y que jamás haya sido como él quiso— solté un gran suspiro, para luego levantar la cabeza y mirar a Aurora— ¿sabes? Es cierto lo que dice Jace de Cazadores de Sombras. Amar es destruir y ser amado es ser destruido— solté una risa totalmente carente de humor— pero ahora lo entiendo, en este maldito juego de dos, solo juega un corazón y vaya que eso es una maldita mierda- dije con frustración

—Si, si lo es amiga. Pero vamos, que estoy segura que ustedes volverán a ser los mejores amigos de antes. Él conseguirá alguien que lo ame como se lo merece. Tu conseguirás a alguien a quien si ames y que te ame también. Y todos felices y contentos

Solté un suspiro antes de tomar hasta la última gota de mi vino y volver a mirarla

—Eso espero, mi querida amiga, eso espero— me levante de mi asiento, mientras levantaba mi copa y el vino— ahora andando, es tardísimo y para ser sincera, no creo que deba de beber más. Quería relajarme, no ponerme ebria—me reí



Ligthblue23

#7150 en Joven Adulto
#5329 en Thriller
#3008 en Misterio

En el texto hay: romance, misterio y drama, dolor y odio

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar