El Guardian

parte 8

 

Juliet tomo mas fuerte la espada, su mano temblaba visiblemente, la otra mano ahora era inservible. Algo no estaba bien. miro directamente a kristofer, el cual seguía tranquilamente parado frente a el, mirándolo fijamente

-como as podido?.... – estaba furioso, seguramente se notaba en su cara. Su cuerpo estaba temblando, el sentimiento de furia y miedo estaban en cantidades iguales dentro de el, eso era lo que causaba que temblara

-donde tienen a la princesa? – pregunto mientras daba unos pasos hacia su hermano

-que se joda la princesa!!!

Juliet se movio rápido, un momento estaba frente a el y al siguiente estaba justo a un lado de varios soldados. Probablemente parecería cobarde por lo que izo, pero no le importo, algo que habia aprendido fuera de la aldea, era que si querías ganar una batalla, tenias que jugar sucio algunas veces. Tomo a barios de sus hombres y se los arrojo a su hermano

Kristofer se vio sorprendido tal como queria, fue solo un segundo, pero ese segundo basto para que el aprobechara, corrió hacia el y le encajo la espada justo en el estomago. La sensación de triunfo lo lleno – tienes idea del potencial que tienes?! – grito mientras miraba a kris escupir sangre, le dio un golpe en la cara con la mano buena y lo izo caer. Se puso sobre el de inmediato

-tienes idea de lo que alguien aria con tu poder?! – golpe – de lo que yo aria si tuviera el poder que tu tienes?! – golpe, golpe – deveria ser mio!! Abria conquistado el mundo y liberado a nuestra gente. Abria sido su lider

Kris detuvo el siguiente golpe sujetando su mano – no sabes de lo que estas hablando – contesto con los dientes apretados

-por supuesto que lo se!! – grito mientras se safaba y le daba otro golpe – no sabes cuanto te odie!! Desde el momento que naciste, esas llamas devian ser mias!!!

Su grito fue interrumpido por una mano que le atravesó el estomago, del mismo modo que la espada atrabezaba el de kris - estas llamas son una maldición – dijo con dientes apretados antes de retirar su mano con un jalon brusco

Juliet jadeo aire unos segundos antes de que sangre comenzara a salir de su boca, se tambaleo y callo hacia atrás, dejando libre a kris, el cual se puso de pie con dificultad, respiro apretando los dientes y tomo la espada, un quejido salio de el mientras tiraba de esta y la sacaba de su cuerpo. De inmediato solto la espada, sus manos estaban gravemente quemadas debido al contacto y eso sorprendió a juliet

El rey estaba bajando las escaleras cuando se quedo paralizado ante lo que veía, el cabello de kristofer era casi completamente negro y estaba tan mal herido y palido que parecia como si fuera a caer en cualquier momento. Kristofer miro a su hermano y se acerco a el

-la espada….. por que? – dijo con dificultad mientras escupía sangre y presionaba la herida en su estomago con su mano funcional

Kirs se inclino hacia el, reflejaba tristeza en sus ojos – mal interpretaste las escrituras – dijo antes de estirar su mano con lentitud y tocar ligeramente la cabeza de su hermano. Las llamas azules con negro aparecieron rápidamente y los envolvieron a ambos. Los gritos de juliet se escuchaban por todo el castillo.

Unos minutos después las llamas desaparecieron y el silencio reino por completo cuando la imagen de kristofer parado frente un monton de ceniza fue rebelada. Kris miraba fijamente al suelo, no se movia, no hablaba y parecia que tampoco estaba respirando. Su pequeño y delgado cuerpo estaba cubierto de heridas y sangre, mientras que su cabello ahora era casi completamente negro, solo unos pequeños mechones se miraban aun plateados

Todos los soldados (de ambos reinos) dejaron de moverse cuando kris por fin levanto la vista hacia el rey, el cual aun permanecia de pie a mitad de la escalera. El rey estaba claramente perturbado, trago saliva y temblo un poco antes de hablar – kris?.... – pregunto en tono bajo, su voz sono quebradiza

Kristofer no dijo nada, se giro y camino hacia afuera del palacio. El rey se apresuro a bajar las escaleras y grito - kristofer! – tan fuerte que todos en el salón lo escucharon. Kris se detuvo y se giro a mirarlo, sus ojos eran ahora casi tan negros como su cabello

-tengo que ir a traer a la princesa de regreso – dijo con voz fría

-no as olvidado el acuerdo, verdad? – pregunto el rey casi con miedo

Los oscuros ojos de kristofer brillaron con lo que parecia ser tristeza por un segundo, luego se mostro tan frio como antes – mi deber es proteger a la princesa. Y eso are. La traeré de regreso o moriré en el intento – dio unos pasos pero luego se detuvo, miro la espada en el suelo – si pierdo el control… por favor, máteme – dijo sin voltearse antes de correr hacia donde se habian llevado a sara

El rey sintio que algo se anudaba en su pecho, kristofer podría ser la persona mas temida por todos en esos momento, pero para el, se veía como un niño perdido. Trago saliva y oro en silencio a su antiguo amigo Uriel.

-señor… - las palabras del general interrumpieron sus pensamientos y lo trajeron de nuevo a la realidad. Los soldados habian regresado a la lucha cuando kris se habia marchado

-ahora que sabemos quien es el enemigo, hay que preparar todo para el contra ataque – dijo mientras miraba a los soldados que peleaban con su gente, reconocería la insignia real que mostraban las armaduras en cualquier lugar y apretó los dientes con furia – manda una nota a cada uno de los otros reyes – dijo antes de girarse y tomar una espada del suelo – diles lo que pasa y pideles que manden apoyo. – respiro profundo – si no estan con migo, estan contra mi – dijo antes de ir hacia donde varios hombres peleaban y comenzaba a formar parte de la lucha



Nereyda Mendoza

#8934 en Fantasía
#12001 en Otros
#1746 en Aventura

En el texto hay: traiciones, engaño, promesas

Editado: 18.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar