El Libro de las Especies

21-El Alma en el Grimonio

Considerando que fue a ella a quien le cayó un librero encima, Aredia se sintió un poco incongruente cuando le pregunto a Malquiur si estaba bien, nunca le había visto así de desconsolado, parecía que se le había muerto alguien y en cierto modo así fue, acababa de ver destruirse al mundo tal y como lo conocía.

 

-Oiga… ¿me ayuda a levantarme?

-¿Cómo?-la miro allí, desvalida, y comenzó a reaccionar-¡Cielos, si!, ¿estás herida?

-No pero aun no me recupero y mi muleta quedo allá arriba-se lo señalo, estaba incrustado en el techo.

-¿Cómo termino ahí?

-Otoño.

-Oooh, déjame ayudarte.

 

Despejo un sillón y la ayudo a sentarse en este, Mirrors salto sobre su regazo, como que le gustaba estar allí.

 

-Su gata es adorable.

-No es mía, es de… ¡Almantt!-miro a su alrededor-¿Dónde está?

-¿Quién es Almantt?

-Es…un viejo amigo, siempre ha estado aquí pero…

 

Si Smoff y Mirrors eran reales entonces él también, ¿Dónde estaba?, ¿arriba?, Aredia trato de quitarse el brazalete mientras le observaba con preocupación y entonces se dio cuenta de que no podía sacárselo, le había entrado con facilidad y luego se había ajustado en su muñeca, como un grillete.

 

-¿Señor Malcon?-le mostro-no quiere salir.

-Déjame intentar-lo empujo sin éxito-tranquila, debe tener un seguro o algo-no, era liso salvo por las joyas-quizás se necesite una palabra mágica ya…pues eso, debe haber algo en el grimonio, lo deje arriba.

-¿El grimonio?, ¿lo tiene?

-Sí, mi padre…-una sensación insólita comenzaba a desgranarse en su interior, finalmente estaba sintiendo su pérdida-creo que Meier lo mato, igual que a Jess Cleaver-usaba ese ejemplo porque conservaba la cabeza-me dejo el libro y una carta explicándome todo, pidiéndome que no lo abriera y yo…

-Lo abrió.

-Y esto paso-concluyo, mirando el estudio deshecho-espera aquí, iré por el libro.

 

Subió y al asomarse a su oficina lo hizo con sumo cuidado, como temiendo que el dichoso libro se hubiera convertido en una bestia furibunda, pero seguía siendo un libro, un libro de tapa azul con el aspecto impersonal y pesado de una enciclopedia, recordó que lo había abierto y había sido lanzado por los aires por este pero ahora estaba cerrado, se acerco despacio, se agacho debajo del escritorio y a tientas lo volvió a abrir esperando que el efecto no se repitiera, no paso nada, tanteo las paginas a ciegas.

 

-“¿Qué crees que estás haciendo?”

-¿Almantt?-se levanto, ¡Allí estaba!, como una ilustración viviente en las páginas del libro.

-“¡Malquiur!, comenzaba a angustiarme”

-¿Qué haces allí?

-“Aquí es donde pertenezco”-le dijo-“lo recuerdo ahora, soy parte del libro, yo guio al usuario a través de este”

-Asique a eso se refería mi padre cuando dijo que había dejado a alguien que me orientara.

-“Así parece, la verdad sigo un poco confundido, espero que mi memoria se despeje por completo cuando me haya terminado de acoplar al grimonio”

-Tu gato y tu cuervo siguen fuera-Smoff le miraba desde la silla.

-“Ellos también son parte del libro, son conjuros para protegerlo, Smoff es un vigía y Mirrors detecta la magia tenebrosa”

-Vas a tener que explicarme todo, absolutamente todo.

-“¿Crees ahora?”

-¿Cómo decirlo?-se froto entre los ojos-vi las vías y decidí que no existía un tren, después el tren me golpeo de lleno y se descarrilo, y ahora…

-“¿Y ahora?”

-Ahora debo hacerme cargo-como que se rio para no llorar-ay, cielos, tengo que hacerme cargo, ¿en qué lio me metí?, fui tan estúpido.

-“Fuiste obstinado hasta el final, te conozco y lo comprendo, pero me alegra que estés dispuesto a usar esa obstinación para hacer lo correcto, puedes convertirte en un gran hechicero”-Malquiur se echo a reír.



Dama GT

#11022 en Fantasía
#2284 en Magia
#1668 en Detective

En el texto hay: magia, detective, especies sobrenaturales

Editado: 18.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar