El secreto de Apolo

VII

Apolo

Me quedo viendo como un estúpido la pantalla del teléfono, pero que mierda es lo que ha pasado, cuando tenga a Athan y a Neo en frente se van a enterar.

― ¿Qué han dicho los niños que te han dejado con esa cara de culo? ― hace la pregunta estúpida Basha saliendo del baño con una toalla alrededor de la cintura.

Le lanzo una mirada de odio, no pueden entender ninguno de mis estúpidos hermanos que estoy hasta el tope de problemas.

―Han dicho que están visitando una amiga, a la que han seguido en Instagram, ¿Cuándo entenderán ese par que no deben confiar en las personas? ― Basha se encoje de hombros y camina hasta la mesa donde se encuentra su teléfono.

Enarca las cejas y me muestra la foto de una mujer, de cabello castaño, y unos ojos verdes impresionantes, guapa es quedarse estúpidamente corto, es hermosa.

―Está, hermano mío, es la amiga de los más pequeños ― lo miro como si me hubiera dicho que las vacas vuelan, le quito el teléfono de las manos, no es posible.

―Joder...

―Tú lo has dicho, no sé dónde es que la han conocido pero mira tú, los pequeños nos están dejando como un par de idiotas.

No solo es estúpidamente atractiva, tiene un carácter que me ha dejado helado, y aunque me revienta que me hablen de esa manera, no puedo negar que me ha gustado.

― ¡Dios Santo, es el apocalipsis! ― dice señalándome ― ¡jodida mierda, has sonreído!

―Cierra esa maldita boca tuya, te recuerdo que es amiga de los niños, joder esto es estúpido.

Basha se encoge de hombros.

―La vida es una jodida mierda, los pequeños aun no la ven, porque siempre los hemos protegido, pero llegará el momento en que no estemos.

Se mete en su habitación, dejándome en el salón con esos sexys ojos verdes, que se me asoman cada que cierro los ojos.

Estoy leyendo el nuevo contrato con la disquera, pronto debemos decidir si seguimos como estábamos o buscamos una nueva disquera, como siempre soy yo el que arregla eso para mis hermanos, debo contemplar las opciones con cuidado. Mi teléfono vibra encima de la mesa, junto a la taza de café cargado que humea llamándome con su olor.

Lo tomo sintiéndome cansado, es una alerta de Athan, no me sorprende, siempre sucede cuando hacen alguna cosa en redes sociales.

Athan y Neo Lux, ¿podrá una mujer, separar a los hermanos?

Esta tarde los hermanos Lux, fueron vistos en el restaurante Tailandes Prik Pao, uno de los más famosos y exclusivos, haciendo un pedido para llevar, lo que sorprende es que en vez de dirigirse a su domicilio en Malibu, tomaron camino hacia un barrio residencial de Beverly Hills. Unas horas más tarde en las cuentas de los artistas apareció una guapa morena de la cual se desconoce su origen. Sin embargo medios extra oficiales, dicen que se trata de la novia de Athan, aún estamos a la espera de noticias, por parte del representante de la banda, pero ¿Qué opinarán las Luxies de esta nueva pareja?

Mierda, mierda y más mierda, justamente era esto lo que quería evitar. Ahora Athan va a tener que escucharme, lo quiera o no.

Marco su número, una y otra vez, no responde. Opto por llamar a Neo y ocurre lo mismo, joder, ¿Dónde mierda están metidos estos dos? Como última opción decido llamar a Tyler, el guardaespaldas.

―Dígame señor Lux ― responde serio y profesional.

―Tyler, necesito que en este momento me digas donde están metidos Athan y Neo.

Hay un silencio que amenaza con volverme loco.

―Estamos en Sunset Strip, señor. En la casa de la señorita Phoebe Cleverland. No han salido de ahí desde que llegamos.

Ese nombre, joder, ¿de dónde conozco ese nombre?

―Evita que salgan de ahí, voy en camino, es posible que la prensa este merodeando necesito que lo controlen por favor.

―Como usted diga señor.

Cuelgo y me levanto como alma que lleva el diablo, toco la puerta de Basha, para avisarle que voy a tomar su auto. Me paro en seco en medio del salón mirando las llaves del auto, joder, joder, no puede ser. Los voy a matar.

No logro entender cómo es que las cosas han resultado así, pero tengo que encontrar una solución antes de llegar a la casa de esa mujer, tengo que proteger a mis hermanos de lo que sea que esté planeando esa mujer. Entro en el puesto del piloto, enciendo el auto y salgo en camino a Sunset.

¿Qué clase de mujer es esa?, fingir que no quiere mi ayuda, y engatusa a mis hermanos pequeños, para conseguir fama, para que la prensa este encima de ella, pues no sabe que se metió con la familia equivocada.

Va a saber quién es Apolo Lux.



Kath B. Carlton

#23250 en Novela romántica
#8702 en Joven Adulto

En el texto hay: musica rock, famosos, bandas

Editado: 05.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar