El secreto de mi secretaria

3

                                Ethan Black

 

__ ¡MADRE! ,  te juro que no es lo que parece -- dije a un con Michelle sobre mí.


 

Me madre es una mujer de 55 años, muy bonita, cabello negro como el mío pero de ojos grises, media 1,60.,  Es una mujer muy amable pero cuando se enojaba daba miedo.


 

__ Como que no es lo que parece Ethan James Black , ¿acaso crees que estoy ciega? -- dijo irritada -- por dios señorita, ¿puede vestirse? -- le dijo a Michelle, que se había levantado de mi regazo y estaba roja como un tomate mirando a mi madre


 

Michelle empezó a vestirse a toda prisa, y cuando terminó se acercó a mi para besarme pero le di vuelta la cara y se fue del despacho humillada por mí desprecio, no sin antes empujar a Alaska con el hombro al pasar.


 

Cuando se cerró la puerta de mi despacho, Alaska me miro a los ojos y en ellos vi decepción, no se porqué pero me afecto que me viera de esa forma


 

__ Señor lo dejo a solas con su madre -- se dió la vuelta para salir


 

__ Alaska -- la llame, miró a todos lados menos a mí, su desprecio era como un hierro caliente contra mí piel -- no nada, que nadie nos moleste por favor


 

__ Si señor -- y se fue dejándome con mi madre


 

__ Más te vale que tengas una explicación para lo que acabo de ver Ethan -- dijo mi madre


 

__ Madre soy un adulto de 32 años no tengo que darte explicaciones


 

__ Ha, eres un adulto ¿no? -- dijo sarcásticamente -- a mí no me lo parece, para ser un adulto tienes que comportarte como uno cariño, y hasta que dejes de comportarte como un adolescente con las hormonas alborotadas y traigas a una mujer decente a cenar a casa, vas a tener que seguir dandome explicaciones -- dijo tercamente, cuando se ponía así no había quién pudiera con ella -- así que hijo explícame, ¿que hacía una mujer desnuda en tu despacho a mediodía?


 

__ Bueno, pues yo estaba trabajando en mi despacho esperando que Alaska me traiga mi almuerzo y ella se apareció, se desnudo y ... -- no pude terminar de explicar ya que me interrumpió


 

__ Ya está, no necesito más explicaciones, dejémoslo así -- dijo con el rostro rojo intuyendo lo que iba a decir


 

__ Bueno si tu insistes -- dije riéndome -- que necesitabas mamá -- dije extrañado pero divertido 


 

__ Ha sí, cariño mañana voy a dar una cena en casa, más te vale que estés ahí -- iba a interrumpirla pero nego con la mano -- no cariño, no quiero excusas, mañana a las 8, adiós -- se despidió con la mano y se fue tan rápido como llegó


 

 Después de comer el almuerzo que Alaska dejo en mi escritorio me puse a trabajar un par de horas, hasta que escuché a una mujer gritando fuera de mi oficina:


 

__ ¡ EL ME VA A RECIBIR ESTÚPIDA! 


 

Salí para ver qué eran esos gritos, y ví a una mujer alta de cabello castaño gritando la Alaska, que estaba parada detrás de su escritorio mirando a la mujer con indiferencia


 

__ Que, ¿lo quieres para tí? -- dijo la mujer a mirando de arriba a abajo a Alaska -- no, jamás lo vas a tener, mírate, eres horrible, me da hasta asco mirarte, ¿enserio crees que un hombre como el se fijará en alguien como tú? -- dijo con una sonrisa de superioridad sin notarme  parado en la puerta mirandola -- no me hagas reír, así que has tu trabajo y dile que Martina Kapelus está aquí


 

Ahora que escuchó su nombre la recuerdo, Martina Kapelus es la dueña de una marca de cosméticos con la que trabajamos hace aproximadamente 6 meses, tiempo en el que Alaska aún no trabajaba conmigo., tuvimos sexo una o 2 veces, pero no volvimos a vernos una vez que finalizó su contrato con la empresa., Y ahora la veo fuera de mi oficina gritando e insultando a Alaska, y eso si que no se lo iba a permitir


 

Desde el lugar donde estaba parado le dije: 


 

__ ¿ Quien diablos te crees para venir a mi oficina, armar un escándalo e insultar a mi secretaria? -- dije echando humo por los oídos


 

La mujer se giró a mirarme asustada, y cuando me reconoció se deshizo en sonrisas


 

__ Ethan, ¿como has estado cariño? Te he extra... -- la corte 


 

__ Soy en señor Black para usted, no tiene ningún derecho a hablarme de tú -- dije más que irritado con esta mujer 


 

Aún sonriendo dijo:


 

__ Claro señor Black, yo quería hablar con usted a solas , pero ella -- dijo echándole una mirada furiosa a Alaska que seguía sin decir una palabra detrás de su escritorio -- no me dejaba


 

Ante esas palabras Alaska me miro y dijo: 


 

__ Le dije a la señorita que para hablar con usted tenía que tener una cita, pero insistió en que usted querría recibirla -- dijo algo cansada


 

Miré la mujer y le dije:


 

__ Pues no, no quiero recibirla, usted no debió hacer un escándalo en mi edificio y mucho menos gritar e insultar a mi secretaria, así que hagame el favor de irse de la empresa antes de que los guardias de seguridad la saquen
 


 

__ Pero ... -- quiso decir más pero la interrumpí antes de que pudiera seguir


 

__ Pero nada, tiene exactamente 10 segundos para salir de aquí o llamaré a seguridad


 

Me miro ofuscada pero finalmente se dió la vuelta y se fue 


 

Luego de eso mire a Alaska y le pregunté:


 

__ ¿Estas bien?


 

__ Si señor, estoy bien -- respondió mirándome agradecida 


 

__ De acuerdo -- dije volviendo a mi despacho, pero me volví cuando escuché un suave: 


 

__ Señor Black -- mire hacia Alaska -- gracias -- dijo, y luego me sonrió


 

Juro que mi puto corazón dio un salto, nunca había visto tanta belleza en una sonrisa



Misolecito

#17318 en Novela romántica

En el texto hay: amorjefesecretaria

Editado: 24.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar