El secreto del Alfa

Capítulo XXVII De bromas y acciones desesperadas

Richard y Liam llegaron primero que nosotros a Cuxem, de hecho en cuanto llegue mis amigas, Emma y Edward me esperaban en la puerta, todos me abrazaron y supongo que mi mate les conto lo que había pasado en Drimelux.

–Mi niña– había dicho en su momento Emma, me abrazo fuertemente y trate de no llorar aunque fue bastante difícil– Ven vamos, debes estar cansada.

Por parte de Edward me saludo aunque también se veía afligido, lo que me gusta de él es que siempre me da mi espacio, en cambio Emma siempre me saca información a como dé lugar y no es que yo ponga demasiada resistencia.

– ¿Dónde está mi hermano?– les pregunte mientras me acompañaban a mi habitación– ¿y mis padres?

–Acabamos de salir de nuestro encierro– intervino Farah, mi mejor amiga– Y no es que nos tengan mucha confianza en este sitio.

–Nos ven como forasteros– añadió Margot.

–Somos simples humanas. – Dijo Jaqueline despectivamente– Amiga el sitio está muy lindo y tu pareja es muy guapo pero nos tratan como si fuéramos unos intrusos cuando ellos nos secuestraron son unos hijos de…

–Jaqueline controla tus palabras. – Dijo Emma con paciencia– Por lo que pude escuchar enviaron a Milo, Sara y Henry al consejo por la ausencia de Liam y de tus padres no hemos sabido nada.

–Necesitamos hablar, cariño– dijo mi padre– Sin Richard, aquí hay algo que no me gusta.

Llegamos a mi habitación y entramos todos, mis amigas se desparramaron sobre mi cama mientras que Emma y Edward se sentaron en un sillón de dos personas que está en un rincón de la habitación. En tanto yo cerré la puerta con seguro y me dirigí hacia mi escritorio para sacar mi libro de hechizos…

–Estúpido Richard– susurre con enojo.

– ¿Qué sucede?– pregunto Edward al escuchar mi enojo.

–mi libro de hechizos me lo quito Richard el día del juicio y no sé dónde lo puso. – di un suspiro frustrada y me posicione frente a mis familiares.

–tal vez ya no lo vuelvas a ver. – dijo Margot con lastima– el juicio fue algo aterrador, en realidad no sé porque sigues con él después de lo que te hizo.

–Son las normas de Cuxem Margot, además de que es mi pareja no es que tenga mucha opción de dejarlo.

–Hay que empezar con esto, Edward– añadió Emma nerviosa– en cualquier momento puede venir alguien y nos pueden escuchar.

–Como bien sabes estuvimos encerrados en la torre del ala oeste, normalmente nunca la usan a menos en casos extremos. – Comenzó Edward viéndome fijamente, se notaba algo inseguro al tocar el tema– Había alguien además de nosotros, un vampiro, parece que lleva varios meses encerrado.

En lo único que puedo pensar en el vasallo de Erick antes de que lo sacáramos de su prisión, que extraño que lleve tanto tiempo encerrado.

–Edward compartía celda con el vampiro por lo que pudo tener algunas charlas con él.

–El vampiro me dijo que hay un espía, la amante de Derian es una licantropa muy allegada y le pasa información importante a Derian por lo que él siempre va un paso adelante que su hermano.

–No se me ocurre quien pueda ser– conteste confundida.

–Además dice que todas las cortes buscan algo de ti, por lo que tienes que tener cuidado en quien cofias. – Mi padre dio un suspiro y me miro con preocupación– me comento que no te confiaras de la líder de las hadas, menciono que es muy traicionera y es capaz de todo por lograr su cometido.

–sigo sin entender ¿Qué esperan de mí?

–Me ofende que digas eso, cariño– dijo Emma tomándome de la mano– Los Dioses te nombraron el águila con la visión, tanto tu como tus descendientes portaran innumerables dones, eres quien puede traer la paz o la destrucción.

–y temo decirte que como en cualquier historia cliché siempre hay dos bandos que quieren utilizar a la protagonista– añadió Jaqueline con sarcasmo– Yo creo que lo mejor es que pulas todos esos dones, que considero que no has tomado en cuenta, y les des una pata en el culo a todos.

–Y después retomas tu vida aburrida en el mundo humano– dijo Margot con ilusión aunque todos sabemos que mi lugar siempre ha sido estar al lado de Richard, en Cuxem.

 

 

–es muy conmovedor todo lo que haces.­– Sus ojos rojos me observaban con burla, di dos pasos hacia atrás pero él me siguió– pobre pajarito, manipulada por el desagraciado de mi hermano y lo peor del caso: viviendo en una realidad alterna a la suya.

– ¿Derian? – Pregunte confundida al saber que el vampiro podía invadir mis sueños, como su hermano– ¿Qué haces aquí?

–Cariño, Vladimir no es el único vampiro que puede meterse en tus sueños– el vampiro deja salir una carcajada– esa retorcida historia sobre una conexión no es verdad, pobre pajarito manipulada por el murciélago y enamorada del lobo.

–cariño, me estás hablando en chino. – Me acerque a él con todo y mis nervios– deja de atormentarme y si tienes tantos huevos ven a Cuxem y hablemos.



Imogene_2019

Editado: 22.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar