El talismán.

Capítulo 7.

  ─Esto no se ve muy bien─Leyla miró hacia todos lados con una mueca en el rostro mientras retrocedía un poco─, Alissa, sí tienes un plan, es ahora cuando debemos decírnoslo.

  ─Estoy abierta a sugerencias.

Connor, Leyla y Alissa estaban rodeados por Awwim, habían pasado dos días desde el último ataque y, esta vez, eran muchísimos más Awwim.

  ─¿Dónde está Kyle?─Connor se puso frente a las chicas intentando protegerlas con su cuerpo.

  ─Fue a ver a los Ledgar para traer refuerzos y a poner a los niños a salvo─le dio una mirada rápida a Leyla─, incluyendo la casa donde está tu hermana.

  ─Gracias.

  ─¿Dónde está la chica Saintcox?─Nathaniel salió de la multitud y miró a Alissa─, oh, ahí estás, me alegra saber que no te escondes de tus enemigos.

  ─No tengo porqué esconderme, ¿no tenían ya lo que querían?, ¿por qué no me dejan en paz?.

  ─No tienes que seguir fingiendo, sabemos que lograste engañarnos la última vez, así que queremos el talismán.

  ─¿Por qué se los daría?.

  ─Porque podemos volar todo éste maldito lugar si quisiéramos─Cora se posicionó a un lado de Nathaniel.

  ─Pero no queremos llegar a eso, ¿o si?─un escalofrío le recorrió todo el cuerpo.

Alissa escuchó pasos detrás de ella, así que se volteó para descubrir a Kyle siendo acompañado por casi todo el pueblo, incluso el señor Ledgar, a quién no había vuelto a ver desde el día en que lo conoció en el centro de entrenamiento, estaba con él.

  ─Por lo que veo, quieres hacerlo de la forma difícil─sonrió─, no tienen que luchar, nadie quiere derramar más sangre─elevó la voz─, el que quiera unirse, es bienvenido.

Nadie se movió.

  ─Elena─un susurro salió de entre los Awwim─Elena, ven aquí.

La mencionada se acercó a su madre, que era la que había estado hablándole, no sin antes darle una mirada a Alissa.

  ─¿Nadie más?─Nathaniel hizo una mueca─, una lástima tener que matar a tantos Kayrells con potencial.

Alissa no logró ver de que lado salió el primer ataque, sólo le dio tiempo de reaccionar antes de que un haz de luz azul le diera en el pecho.

Miró rápidamente a su alrededor, viendo como todos sus conocidos luchaban por mantenerse con vida.

Lanzó varías bolas de energía, logrando que algunos Awwim desprevenidos cayeran al suelo, incluso lanzó algunas flamas moradas que hacían desaparecer a un par de ellos a la vez, pero dejó de hacerlo al notar que habían demasiados Kayrells que podían sufrir el mismo destino.

Vio a Leyla y su corazón se estrujó al notar que la chica estaba debilitándose.

Corrió hasta ella y a penas llegó a tiempo para hacer un campo de fuerza sobre la muchacha impidiendo que la lastimaran.

  ─Son demasiados─dijo Leyla al notarla a su lado─, aquí no hay tanta naturaleza de la que pueda aprovecharme.

  ─Está bien, está bien, sólo quedate junto a mi, ¿de acuerdo?.

Leyla iba a lanzar un hechizo, pero se detuvo cuando la Awwim a la que iba a lastimar la miró.

  ─¿Evana?─la chica las miró durante un segundo antes de correr para alejarse de ellas─, ¿por qué no me lo dijiste?─miró a su amiga.

Alissa tomó del brazo a Leyla y se tiraron al suelo antes de que una flecha de fuego las impactara.

  ─No es que ahora importe mucho, pero estabas muy feliz en tu cita con Connor que Luca y  yo decidimos que era mejor no decir nada.

  ─Alissa, Alissa─Kyle apareció en su campo de visión─, Connor ha descifrado lo que debemos hacer para acabar con todo esto─formó una burbuja roja que los aisló de la batalla─, necesitas destruir el talismán.

  ─No podemos hacerlo, es nuestro único seguro para quedar con vida de esto.

  ─No lo entiendes, sí destruyes el talismán, ellos también desaparecerán.

  ─¿Cómo están tan seguros?─la burbuja comenzó a encogerse.

  ─Es Connor quien lo dice, usualmente sabe de lo que habla.

Cuando la burbuja finalmente se reventó, Kyle se alejó para ayudar a alguien que estaba en problemas.

  ─Entonces, ¿qué se supone que haremos?─Leyla esquivó una bola de energía y lanzó una especie de daga que se enterró en la garganta de un Awwim─, ¿de verdad hay una forma de destruirlo?.

  ─Sí, pero no es tan sencillo─aventó una flama azul que carbonizó al instante al chico que estaba atacándola─, creo que vamos a necesitar ayuda, pero va a ser difícil obtenerla.

  ─¿Por qué?, ¿ayuda de quién?.

  ─Necesitamos encontrar a Evana.

°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°•°

Alissa avanzó intentando abrirse paso entre las personas que aún seguían peleando.



AM

#70 en Ciencia ficción
#983 en Fantasía
#145 en Magia

Editado: 31.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar