Ella pertenece a mi mundo

Capítulo VI

Nos sentamos en la isla de la cocina a elección mia, la veía mas acogedora, estuvimos hablando un poco de nosotros, se que tiene a sus padres y a sus abuelos, también tiene una hermana de veinte años, sobre dos años mayor que yo, él quería ser abogado, se sabe muchísimos libros ya que le encanta la lectura y durante un tiempo los de leyes y derechos fue lo que prácticamente devoraba, hasta que su padre le dijo que heredaría su empresa por lo que lo metió en el mundo me las finanzas y le acabó gustando y tomo el puesto de susesor de su padre, era muy inteligente por lo que ya llevaba dos años graduado, el puesto de CEO fue lo que su padre le regaló en su graduación.

Más personal se que su raza de perros que más le gusta son los husky por eso adoptó uno hace 2 meses. Le encanta el color negro y e de decir que le sienta fenomenal.

Protegería a su hermana con su vida, y nunca fue un chico de salir de fiesta, por el apellido de su padre.

Me a contado que de los edificios que tiene su nombre, el de New York es el que parece más importante por lo que instalaron en el la SEDE y sus estudios los hizo allí junto a su padre y su mejor amigo es americano ya que lo conoció en la universidad y lleva las oficinas allí.

Yo le conté que mi abuelo ya no estaba y lo que le está pasando a mi abuela. Le dije que también tenía un afán por la lectura aunque no a esos niveles, como dato le mencioné que mi color favorito era el azul . Además que tenía una gran relación con mi hermano, creo que era en quien más confiaba y que con mis padres no es que me llevase perfectamente.

-debo avisarte de que quiero llevarte a comprar ropa de todo tipo mañana. Solo por si surge la ocasión. Y además mañana también llega una tarjeta de crédito de una de mis cuentas para que puedas utilizarla además del dinero que claramente te dare, pero prefiero dártelo vía Banco, creo que me entiendes.

-perfectamente, pero para que voy a necesitar ropa si ya tengo.

-nose, puede que sea un capricho mío.- empezó a recoger los platos sucios - o talvez por qué quiero que mañana pasemos el día juntos y eso sirva de excusa- ese comentario me hizo reír.

Nos despedimos de Max y fuimos a por el coche para que me lleve devuelta a casa.

No pude ver a Gabriel en casa por lo que supuse que ya estaria con la abuela. Le mandé un mensaje de texto informándole de que mañana iría con Alberto a comprar y que la noche no a estado mal que mañana le informaría.

No hablariamos por telefono hoy asi que solo me fui a dormir.

•~•~•~•~•~•~•~••~••~•~••~•~•~•~•~•~•~••~•

Ya había venido a recogerme, dije la verdad que iría a comprar ropa, y que un compañero del trabajo iría conmigo. Mi padre desconfío pero mi madre accedió rápidamente.

Fuimos a un centro comercial, parece que allí frecuenciaba ya que dijo que primero nos pasaríamos por una tienda para recoger un traje que había encargado y al entrar nos recibieron normales. Si note que la dependienta que había alejada me miraba con rencor, pero no me importaba.

Visitamos varias tiendas, en la primera elegimos unos 3 vestidos elegantes, me los probé y me quedaban geniales, no tenía un cuerpo de modelo, tenía mis curvas pero no en exceso, digamos lo suficiente. Y aquellos vestidos parecían hechos para mí. Me dio un poco de corte que me hiciese enseñárselos cuando me los probaba, pero no nada del otro mundo, la dependienta también los veía y opinaba

Después pasamos a comprar en la misma tienda unos vaqueros, como eran todos de la misma marca y las tallas no variaban, al probame uno y ver cómo me quedaban cogí un par, unos en blanco y otros en negro, pero el señor quería que cogiese más y terminé por llevarme unos básicos otros en gris y otros estilo cuero que según él me realzaba la figura.

Salimos y fuimos a otra tienda, en esta quería sentarse más en la parte de arriba y metió en una cesta, sin exagerar casi 30 chalecos, sudaderas, tops, camisas, yo también cogí algunos pero el parece que vio mi estilo y también cogió otros más atrevidos pero que me gustaban.

En un atienda más de verano vi un conjunto de barqueros cortos y un top por lo que decidimos entrar, eleji los vaqueros y el top y además añadió varios pantalones cortos más y alguna que otra falda, a mi no me gustaban pero al decírselo hizo caso omiso y me ignoro.

Yo pensaba que buscaríamos zapatos y nos iríamos ya, que prácticamente llevábamos unas 3 horas comprando y realmente no soy de las que le gustan las compras, pero entonces lo vi que nos acercaba a una tienda de ropa interior y supe que no habíamos terminado.

- hola señor y señora, puedo ayudarles en algo?

- en si, estamos renovando armario y veníamos para coger varios conjuntos.

-estupendo, si no saben por donde empezar qué tal si me dice lo que suele usar?

-lo normal, bragas y sujetadores normales.

-que tal si nos enseña varios conjuntos y ya le decimos lo que preferimos.

-mejor.

-enserio ropa interior también...
- bonita, te dije todo tipo de ropa. Coje lo que quiera pero yo también escogeré.

-okey. Si cogí varios conjuntos que acostumbraba y luego me tomaron medidas para la demás. Esta vez no me hizo mostrársela aunque si estaba la dependienta pera decirme su opinión.

Iba a tomar algún sujetador deportivo pero dijo que eso luego de almorzar iriamos.

Nos atendieron en un restaurante que parecía especializarse en pizzas por lo que pedimos una para lls dos y realmente estuvo muy buena y me harté.

Como bien había dicho Alberto, después fuimos a una tienda de deportes donde me compro de nuevo varios conjuntos de chándal, creo q ya os aveis dado cuenta de que varios es como 15. Y algunos trajes de baño además de los sujetadores deportivos. En la tienda de zapatos compramos de todas clases. Y por fin ya habíamos acabado. Dijo que volveríamos pero ya cuando hiciera falta.



unarmymas

Editado: 05.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar