Embarazada en la Gira. #1

Capitulo Quince: Perú y seguimos.

Sophie. (18+)

Estamos en Perú y estoy asombrada por tanta belleza y tanta cultura que puede haber en un país como este.

Al igual que en Chile las fans están por doquier en el aeropuerto, al igual que los periodistas, y también algunas personas que se acercan solo para ver que está pasando.

-Se siente como si estuviera viviendo un Déjá vu.-Le digo a Kathe que esta a mi lado.

-Es cierto, lo único diferente es que es otro país con una cultura diferente.-Dice ella emocionada y dando saltitos.-Al parecer será lo mismo que en Chile, tres días. El primero de descanso, el segundo es el concierto y al medio día del tercero nos vamos. Al menos compraremos muchas baratijas aquí.

-Tu lo que piensas es en que te podrás llevar en la maleta, es más creo que tendrás que comprar otra maleta o mandar lo que compres por correo a casa, no podremos llevar más de seis maletas con nosotros a todos lados y más si estás van aumentando de numero en cada país que vamos imagínate, todavía nos faltas más países.-Le digo burlonamente y ella me saca la lengua.

-Señoritas, espero que estén disfrutando de la gira.-Nos dice Blake mientras pasa sus brazos por nuestros hombros y le da un beso en la sien a Kathe.

-En realidad sí, la estamos disfrutando. Y creo que habrá que comprarle otra maleta a Kathe para que pueda meter todas las cosas que pueda comprar.-Le digo a Blake y él se carcajea mientras Kathe se sonroja.-Oh vamos, sabes que lo que te dijo es verdad.

-Si bueno, ya no lo digas en voz alta.-Me susurra, aunque no entiendo porque me susurra ya que Blake está aquí con nosotras.-Mira, vamos a comprar unos dulces ahí.-Me dice y después me jala del brazo de Blake y lo besa.

Mientras vamos caminando ella va como siempre hablándome de todo lo que siente por Blake y que está segura que él es su felices para siempre, mientras yo solo voy medio escuchándola medio viendo las vitrinas con los dulces que contienen. He de decir que este embarazo me a provocado antojos de dulces a más no poder, bueno más que todo en la gira.

Después de estar un momento en el establecimiento comprando de todo un poco en dulces, salimos y buscamos a los chicos los cuales están en un círculo de fans firmando autógrafos y déjenme decirles hay mil maneras de obtener un autógrafo por lo que veo. Puede ser en el brazo, muñeca, frente, mejilla, camisa (que es el más común), servilleta, gorras, gorros y hasta en los senos.

¡¡Oh por Dios!!

-Kathe.-Le digo asombrada.-¿Los chicos están firmando senos?.-Le preguntó porque no me lo creo.

Ella me observa confundida y después observa a los chicos y abre sus ojos asombrados. Veo como su mirada pasa de asombrada a enojada.

-Ah bueno, ese juego lo podemos jugar dos.-No sé a qué se refiere me toma de la mano y me jala hacía unos chicos que están cerca de el círculo y mira el destino está de nuestro lado, tiene una vista periférica en la cual los chicos nos pueden ver y nosotras a ellos.-Está vez espero que la reconciliación sea muy buena.-Murmura entre dientes.

-Oye Kathe ¿Que estas traman...-No termino la oración cuando ella ya está hablando con los chicos frente a nosotras.

-Hola, somos turistas y estamos algo pérdidas ¿Podrían decirnos dónde quedan las salidas?.-Dice ella en tono coqueto, yo solo puedo mirarla sorprendida. Ella nunca a usado ese todo, ni siquiera cuando estábamos en la secundaria.

Los muchachos parecen haber caído en su coqueteo ya que nos están hablando coquetamente, yo solo puedo asentir y forzar una sonrisa ya que no me está gustando mucho este juego.

-Hermosas señoritas me presento, soy Ernesto Blanco y mi amigo aquí se llama Enrique Brown.-Bien son muy amables y no parecen asesinos a sueldo, nos extienden sus manos para que las estrechemos y nosotras lo hacemos.-Déjennos y nosotros las acompañamos a la salida y si quieren a tomar y un taxi.

Cuando Kathe estaba a punto de responder siento una presencia detrás de mí y unos brazos agarrarme posesivamente, sé que es él ya que él es el único que puede abrazarme posesivamente y que se sienta bien.

Estaba a punto de decirle algo a Danny cuando escucho un grito. Me sobresaltó y veo a Kathe en el hombro de Blake peleando por bajarse y él solamente sonriéndole a las cámaras las cuales capturan el momento más gracioso que e presenciado.

-Al parecer querían ponernos celosos ¿verdad?.-Me dice Danny al oído y siento un escalofrío.-Veamos que te tocará a ti de castigo, ya que no te puedo cargar a lo cavernícola como Blake tiene a Kathe.

Y luego se da vuelta conmigo en brazos y se ríe, yo estoy tan sonrojada que siento mis orejas calientes y me río con él ya que la situación es graciosa.
 

Ya en el hotel y en nuestras respectivas habitaciones me dirijo al baño para poder ducharme.

Cuando ya estoy en la ducha siento el agua recorrer mi cuerpo y relajar mis músculos, acaricio mi abultado mi abultado estomago y me enjabono.

Estaba tan ensimismada en mi vientre que no me di cuenta que Danny se había metido conmigo en la ducha.



Betyo

Editado: 25.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar