En busca del asesino

Capitulo 5

Volvimos junto a Bryan a la estacion de policías, baje del auto tan rapido como pude y fui corriendo hacia la morgue para ver si Olivia estaba bien, al llegar veo que no esta ahi,- Ella siempre esta aqui me dije a mi misma.En eso llega Mike el ayudante de Olivia, siempre andan juntos asi que el tendria que saber donde estaba.

-Mike

-¿Si detective?

-¿Has visto a Olivia?

-No, pense que estaria con usted, no la he visto desde que estuvimos en la escena, la estaba esperando para revisar el cuerpo de la victima

-¿Pero no volvieron juntos?- Dije con la voz temblorosa

-No, la doctora me dijo que volviera primero solo eso

-Ok, gracias- Mike salió dejandome sola en esa fria habitacion, tantos malos recuerdos en estas cuatro paredes, tantas vidas que habian terminado siendo examinadas aqui por diferentes situaciones, en eso me empiezo a desesperar, a pensar todo lo malo que le podria haber pasado a la mujer que mas quiero en esta vida y en eso sin darme cuenta comienzo a llorar, las lagrimas caian, no podia controlarlas, que pasaria si ese hijo de puta la tuviese pense en ese momento, y en eso escucho como se abre la puerta y una silueta conocida aparece bajo la luz que hay sobre la entrada, era Olivia, la quede mirando con ojos como platos mientras ella me miraba con una cara extrañada, corri hacia ella tan rapido que casi caigo al chocar con una de las mesas, la abrace tan fuerte que apenas la dejaba respirar.

-¿Rose? ¿Que pasa?-me dijo ella con preocupacion, yo no pude articular palabras, solo me quede abrazandola por un largo rato

-Rose querida dime ¿que esta pasando?

-.......llego otra amenaza- dije aun con la voz temblorosa 

-¿Que? ese idiota ¿te pidio que hicieras algo? ¿amenazo con hacerte algo?

-No a mi....- dije ya mas calmadamente pero sin poder verla a los ojos

-¿A quien?, vamos Rose me estas asustando

Le mostre el mensaje y la foto que habian lanzado por la ventana, Olivia no decia nada, no podia deducir que estaba pensando, solo nos quedamos en silencio por un rato hasta que ella por fin emitio sonido

-¿Se supone que deberia tener miedo con esto?- Me pregunto ella sin ningun deje de desesperacion en su voz

-Olivia....

-Rose no voy a temer a las amenazas de un enfermo, y tu tampoco deberias

-Es dificil cuando amenazan a tu familia- le dije mientras me sostenia la cabeza con la mano 

-Ambas sabemos como protegernos, tu me enseñaste o ¿lo olvidaste?

-¿Como podria?- le dije con una voz ya mas calmada 

La verdad es que nunca podria olvidarlo, era como nos habiamos conocido. Yo estaba en el gimnasio de la estacion de policias entrenando y dando algunos  golpes a los sacos de boxeo cuando a la distancia veo a una mujer alta delgada muy guapa por lo que podia apreciar desde tan lejos, que estaba golpeando el saco de boxeo como si fuese la primera vez que veia uno, su posicion de pies era terrible al igual que la de sus manos, me acerque a ella y le toque el hombro para que supiese que estaba ahi, pero todo salio mal, ella se asusto y por acto reflejo me golpeo en el estomago provocando que cayera al suelo, suerte que no golpeaba bien o podria haber sido mucho peor.

-Oh por dios!, lo siento lo siento mucho!- Me dijo ella desesperadamente mientras me ayudaba a levantarme

-...........-No pude hablar por unos segundos, me habia dejado sin aire con ese golpe 

-¿Estas bien? -Me pregunto con los ojos casi llorosos, se notaba que no era su intencion haberme golpeado

-Estoy.. bien, suerte que no golpeas adecuadamente- Le dije con una sonrisa semicurva mientras me agarraba el estomago

-¿Que dices?- Su voz cambio completamente, ya no estaba asustada, mas bien parecia enojada

-Emm, tus pies y.... tus manos no estan en la posicion correcta, puedes lesionarte, eso es lo que te venia a decir

-Que ¿eres experta?- me dijo mientras cruzaba sus brazos

-No, pero se lo basico del boxeo, no te ofendas solo venia a decirtelo para que no te lastimaras, si queires te puedo enseñar

-No necesito tu ayuda- me dijo mientras se daba media vuelta y seguia con su "entrenamiento", la deje sola y continue en lo que estaba hasta que escuche un grito que venia de la otra esquina voltee a mirar y vi a esta hermosa mujer tirada en el piso agarrandose la mano derecha con fuerza, corri hacia ella para ver que habia pasado.

-¿Estas bien?-le pregunte cautelosamente

-¿Tu que crees?- me dijo mientras seguia en el suelo agarrandose la muñeca

-Vamos levantate te llevare a la enfermeria

-No nesecito ir a la enfermeria soy doctora, se que es lo que tengo que hacer, y no nesecito tu ayuda- me dijo con una mirada muy enojada

-Dices que no nesecitas mi ayuda pero si hubieses aceptado antes no te habrias lesionado- le dije con una sonrisa picara

-.......- ella solo se quedo en silencio

-¿Y bien?, ¿puedo llevarte a la enfermeria?

-Bien- me dijo mientras fruncia el ceño

Mientras ibamos camino a la enfermeria fuimos hablando del entrenamiento adecuado, ella se intereso mucho en la defensa personal asi que me ofreci a enseñarle todo lo que sabia.

-Bueno ya sabes, si necesitas entrenar con alguien llamame- le dije mientras me sentaba en una de las sillas que habian dentro de la habitacion

-Llamame dices, si no me has dado tu numero, y tampoco tu nombre

-Rose, detective Rose Brown- le dije con seriedad

-Olvia, medico forense Olivia Miller - me dijo mientras intentaba mantener su seriedad

-¿Te estas burlando de mi Miller ?- le dije haciendome la ofendida

-Por su puesto que no, nunca me burlaria de alguien que lleva un arma encima- me dijo con un deje de diversion en sus ojos

 

 

 

 

 



Francis.A.C.L

#1345 en Detective
#466 en Novela policíaca

En el texto hay: detectives, crimen, policia

Editado: 02.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar