En la Otra Vida

“¿Porqué el cuerpo decide rendirse, aún cuando el alma persiste? ”

Veo a Alice triste y deprimida, no saben cómo me duele en el corazón…quiero estar con ella… aunque fueran unos minutos para decirle cuanto la amo… ¿Por qué me pasa esto a mi…? ¿Qué hice mal…? Aun así…me esforzaré para cumplir mi más preciado tesoro… 


Era de mañana y Jason iba a clases mientras yo me quedaba en casa… mientras pensaba: Jason es el único que me ve… ¿qué puedo hacer…? yo decidí salir un rato, entonces al salir, me encuentro con una persona muy misteriosa, solo me miró y se retiró, yo le seguí y me llevo a un metro-subterráneo desolado, yo le pregunte: Disculpe, ¿Quién es usted?  Él dijo: Yo no soy un alma… pero veo que necesitas de mi ayuda… Me llaman Guardián. ¿Qué te sucedió, Allan? Yo asombrado pregunté: ¿Cómo es que sabes mi nombre? El solo insistió en que le contara que me sucedió, Yo pensé si debería contarle lo que estaba sucedió conmigo, pero no lo hice. Él entonces hizo algo muy extraño, pudo tomar una lata del suelo con su mano, yo pensé ¿Cómo es que…? El entonces me dijo: ¿Quieres saber cómo pude hacer esto? Aunque estemos muertos no significa que no seamos parte de este mundo jovencito. Almas como tú, tienen 2 partes de sus almas entre los mundos de la vida y la muerte. Yo quedé meditando en las palabras que me había dicho y respondí que sí, quería aprender esa “habilidad” no sé si llamarla así, él me dijo que tenía que concentrarme al dicho objeto e imaginarme cuando lo hacía con mi cuerpo, usando la cabeza…yo pensé: Si hago esto… ¿Podré comunicarme con Alice?...No sé pero lo intentaré…haré  hasta lo imposible… Yo al ponerlo en práctica en ese momento me funcionó, estaba asombrado, aquel hombre solo dijo: Espero que puedas cumplir tu sueño, decirle a tu amada que la amas… Yo pensé un momento y dije: ¿Cómo es que sabe que mi sue-? Y al alzar la mirada ya no estaba aquella persona… yo estaba confundido pero alegre por haber aprendido… ¿un truco? No lo sé… Regresé a casa de Jason, al llegar estaba él en casa, me pregunto dónde estaba pero yo no le quise decir, yo practicaba cada vez que podía, hasta que decidí mostrárselo a Jason, Yo le dije que aprendí a mover cosas aun sin mi cuerpo, él no me creía ya pues para él era prácticamente imposible, yo entonces lo invité a que mirara y el acepto… Él dijo: Bueno… trata de alzar ese lápiz de ahí… Yo acepté, entonces yo me concentré … suspiré por un momento y suavemente acerqué mi brazo hacia el lápiz, al tomarlo pude levantarlo, Jason estaba impresionado… estaba con la boca abierta, me pregunto dónde había aprendido a hacer eso pero no lo respondí… Él me dijo que había investigado algo: Allan, he estado investigando un poco sobre los muertos y esas cosas, hay algunos muertos que se pueden presentar a los vivos, mientras que otros pueden mover objetos… al parecer mueves objetos… o tal vez si logras presentarte ha Alice como un ente o algo parecido podrás decirle ¿No lo crees? Yo estuve pensando tras lo dicho por él, ya pues casi no tenía sentido pero acepte su idea, él dijo que habían espíritus que podían manifestarse mediante la luna llena o a las 3:00 am, hay varias ideas... yo acepté, quería probarlas todas para ver si funcionaban… Elegimos la idea de las 3:00 am… 


Pasaron varias horas y eran las 2:59 am, faltaba poco… Jason estaba conmigo para ver si funcionaba, decidimos salir por la calle para ver si alguien se percataba de mí, pasamos por parques, tiendas pero nadie me veía, Jason se deprimió y dijo que iría a comprar algo para beber para él, yo entonces fui a caminar un rato, pasé por un parque y al prestar atención había una persona sentada en un banco, al acercarme me percaté que era Alice… Ella estaba llorando desconsoladamente, yo como había aprendido algo nuevo traté de hacerlo con ella, le di un soplo en el oído derecho, ella se asustó y se sorprendió al ver que no era nadie, no saben cuánto me dolió verla así… La dejé  sola para que se calmara… Al cabo de minutos llegó Jason y regresamos a nuestros hogares desilusionados pero no nos rendimos… Era el día siguiente, Jason se fue a la preparatoria, yo tenía tiempo que no asistía… decidí ir a ver cómo iban las cosas, estaba muy preocupado por Alice, al dirigirme al salón estaba deprimida, algunas estudiantes se acercaban a ella para que fueran sus amigas, pero ella las rechazaba, sus compañeros y profesores estaban preocupados por ella, ya pues podría afectar su sociedad y estudios. Yo entonces pensé: Por mi culpa, si no estuviera enamorado de ella… nada de esto fuera pasado…Alice…Perdóname… Se me salieron las lágrimas, por mi insolencia Alice esta sufriendo… 


Me regresé a casa y estaba esperando a Jason a que llegara, mientras tanto estaba leyendo un libro de leyendas e historia, lento pero iba leyendo, al final de una página había una frase que decía: “La razón por la que estoy aquí es para hacerte sentir mejor, no para lastimarte” entonces le dije a Jason que la escribiera, para que se la enviara a Alice anónimamente, yo quería ver a Alice sonreír, así que me comprometí a hacerlo con ayuda de Jason. Salimos de casa a buscarla, encontramos a Alice sentada en una banca cerca del centro de la ciudad, entonces Jason se acercó a ella y le dijo: Léelo, te sentirás mejor… Jason se fue de una vez, él tenía una capucha para que cubriera su rostro, espero que funcione y que te sientas mejor Alice… Te extraño.  


Ya había pasado 1 mes desde que morí, Alice seguía deprimida… no sé qué hacer para verla sonreír, cada día  que pasa… mis días se vuelen amargos al verla así… Jason me veía cada vez más desanimado… Yo al ver a Alice desde lejos sentí un vacío en mi pecho, no sé qué es pero siento un dolor… Jason se acercó a mí y me dijo: Allan, ¿Qué Hacemos? Lo dijo de una forma apagada, se nos agotaron las ideas, seguimos investigando en cuanto a pactos y cosas así… pero nada funcionaba, cada día perdía más fe… Empecé a fortalecer mi “truco” de mover objetos a ver si podría hacer algo por ella, yo la ayudo constantemente a sentirse más  alegre, ya no sé que hacer , Odio haber muerto, Quiero vivir… ¡Quiero vivir! Me alteré y salí corriendo hacia el puente de mi accidente, pensé en cuanto a mi destino, se me salían las lágrimas poco a poco… mi corazón se tornaba en dolor y amargura… Dios… como la extraño… pasé por mi casa; mi madre, mi hermano, padre y familiares iban a consolar a mis padres, al verlos así…¡ah! …como me duele… no sabía que era importante. Los días cada vez están más confusos y sin color, siento que cada día estoy desapareciendo… seguramente se preguntaran qué día morí… mi muerte fue el 12 de Enero… se supone que tengo un año para cumplir mi sueño pero no sé qué hacer… Ayúdenme…  



Kieru

#22780 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, escolar, romance

Editado: 06.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar