En la Otra Vida

“Siempre se puede soñar aún cuando no hay oportunidad de hacerlo”

Era de mañana, Jason se levantó temprano y dijo: Allan, investigaré que podemos hacer para resolver tu problema… ¿vale? Yo solo di una sonrisa de agradecimiento, Jason nunca se ha rendido…y Alice… ya sabía que no era yo, el amor de su vida… pero me alegra haber estado con ella, aunque ella me olvide, yo siempre la recordaré... 

Jason llegó de la preparatoria y me dijo que averiguo algo…yo me emocioné y le dije: ¡¿Enserio?! Y ¿qué es? Él dijo: Para hablar con ella…necesitas poseer un cuerpo… yo le dije:  ¿Qué? ¿Si? Pero ¿Cómo?  Él dijo que había investigado en la biblioteca acerca de los muertos y me contó que también los muertos pueden poseer cuerpos… pero él no me dijo algo importante…que si poseo un cuerpo… sería posible que el cuerpo muriera o que el cuerpo sufriera cambios o que ninguna de las dos almas… usaría el cuerpo… yo en ese momento no sabía… y él no me comentó nada…así que acepte. Él me dijo todo lo que tenía que hacer…dijo: Allan, lo que hay que hacer es un poco complicado…yo tendré que prestarte mi cuerpo…no te preocupes… Yo solo pensé…estaba tan emocionado que no me preocupe por él… El continuó diciendo: Bien, primero necesitamos estos materiales…Velas…un manta de color rojo… Entre otras, después de los materiales él continuó: Bueno…creo que eso es todo, ¿Lo intentamos? Me pregunto, yo le respondí afirmadamente… en ese momento no pensé en las consecuencias… 
Planeamos durante varios días... cada vez que pasaba un día, sentía que estaba más cerca de cumplir mi sueño… o tal vez sea lo opuesto, aunque cada vez que algo pasa siento… algo raro en mi cuerpo…bueno…alma, hay veces que pierdo fuerzas, o me mareo, pero no le tomo importancia. Estábamos planeando como explicárselo a Alice, ya pues le iba a ser difícil asimilar algo así… o eso creíamos… 


Hoy es 20 de mayo, estamos listos para hacer el plan  “Muerto Viviente”, si se preguntan por qué ese nombre…pues…no se…pregúntenselo a Jason, ¿no se le pudo ocurrir algo mejor?...Ah…en fin…continuemos. Jason le dejó una nota anónima a Alice, para que así aceptara… por suerte ella aceptó. Estábamos esperándola a que llegara a la casa, después de varios minutos ella llegó, ella miró a Jason y le dijo: saludo: Oye, tu eres el del otro día... Lamento haberte golpeado... Bueno... Hola, Soy Alice…mucho gusto… Jason le respondió: Hola, emm…soy Jason, yo soy…digo…era amigo de Allan…y tengo que decirte algo…Ven, entra… Ella aceptó en pasar… yo la veía, no dejaba de mirarla… me siento tan feliz de tenerla cerca…Alice…Te quiero… Jason estaba preparando todo, Alice esperaba mientras en el salón. Después de unos minutos Jason dijo: Alice, ¿Cierto?... ¿Estas preparada? Alice estaba confundida, solo respondió un “si” pero inconforme… Jason apagó las luces de la casa…encendió velas, Alice empezó a sentirse incómoda,  Jason ya había preparado todo y dijo: Alice, veras…Allan, está aquí…él no se ha ido…sé que parece imposible de creer, pero tienes que creerme…por favor, Allan quiere hablar contigo… Alice estaba asustada, confundida… no sabía qué hacer, yo la veía triste…no le creía a Jason, yo entonces me acerqué a ella y le di un soplo al oído…ella se asombró, Jason dijo: Pues…aquí vamos…no te asustes… Yo entonces me paré frente a Jason, solo di un simple parpadeo y estaba en el cuerpo de Jason, di un vistazo a mí alrededor y dije: Alice, ¿en verdad eres tú?...Soy Allan…tú amigo… Alice puso una cara de enojo y dijo: ¡Jason! ¡¿Qué Haces?! Ya tengo suficiente de que este muerto…Allan… Ella empezó a llorar, yo fui inmediatamente hacia donde ella, le di un fuerte y cariñoso abrazo, ella entonces dijo: ¿Por qué me haces esto?…Jason… Yo sonreí y dije: No soy Jason…soy Allan…tu amigo que te conoció porque te estaba mirando el primer año en la preparatoria… Ella alzo la cabeza y dijo: ¿Qué? Yo continué hablando: Alice… ¿enserio vas a olvidar a tu mejor amigo? Yo sé que no- Alice solo se sorprendió y dijo: ¡Mentira! ¡No puede ser! ¡Él está muerto! Ella se fue corriendo hacia la salida y le grité: Ya olvidaste la carta que te deje…para ti… Ella se detuvo y dijo: ¿Cómo sabes de ella? No puede ser… ¿Allan? Ella empezó a creer y a confiar… me acerqué hacia ella y le dí un fuerte abrazo… sentí algo cálido y una paz…que lleno mi corazón…Alice…te amo tanto… ella estaba llorando inconsolablemente…al igual que yo… entonces le dije: Alice…no tengo mucho tiempo…este cuerpo no es mío…es de Jason... Entonces empezó a debilitarse el cuerpo de Jason cayendo en el suelo, mi alma salió del cuerpo de Jason…pero algo pasó… 
Alice regreso a su casa…Yo me quedé con Jason pero no despertaba, me empecé a preocupar, me dirigí a su habitación para buscar algo de ayuda… y me percaté de las consecuencias… tenía el ordenador encendido y allí decía todo. Yo me asusté,  fui corriendo hacia su cuerpo y grite: ¡Jason! ¡Jason!...No…tu tampoco…! !No! ¡No! ¡Levántate! ¡Por favor! Pasaron unos segundos y Jason dijo: ¿Qué paso?... El entró en pánico y gritó: ¡!Que!! Allan dime… ¡Yo también morí! Yo me le quedé mirando un rato y dije: ¡Eres tonto o que…! !Claro que no! El solo dio un suspiro y dijo: ¿Y bien? ¿Le pudiste decir?  Yo pensé: Ah…cierto… y dije tontamente: Emm…. Lo siento jeje... Se me acabó el tiempo, Él entonces grito: ¡Eres tonto o que!... Se la pasó toda la noche llamándome la atención… yo entonces pensé: Alice…espero que te sientas mejor… haré lo posible para estar junto a ti…Alice…espérame…  



Kieru

#22896 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, escolar, romance

Editado: 06.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar