Entre Ángeles Y Demonios - Las Sociedades Ocultas

Demonología

        Estaban todos saliendo de la clase de Rian cuando se toparon en la puerta con Liúmira.

        −Muy bien, − les dijo ella a la multitud − todos aquellos que no pretendan convertirse en Equilibradores y solo estén aquí para aprender a defenderse quiero que me encuentren a las tres y once en la fuente de agua para una clase particular.

        − ¿Pero por qué hacen eso? ¿Acaso ellos tienen privilegios? − Le preguntó Firiana medio ofendida.

        −La razón por la que se los separa de ustedes es que ellos no van a ser instruidos en las cuestiones del Reino Superior. − Le aclaró Liúmira.

        − ¿Por qué no? − Cuestionó Álmiro.

        −Los ángeles no representan una dificultad puesto que no tratan de matarnos... todavía. En cambio los demonios sí, y más a los Equilibradores de sangre como vos, Álmiro. Por eso solamente se les va a instruir en el Reino Inferior, o sea en Demonología, y seré yo quien los instruya.

        − ¿Y si quisiéramos aprender del Reino Superior? − Preguntó Jesica.

        −Bueno, sigan practicando para volverse un cazador o googlenlo, aunque no les vendrá información fehaciente como la que tienen nuestros libros. − Contestó Liúmira con una media sonrisa. − Ahora vayan a almorzar.

        Cuando estaban yendo rumbo al comedor Álmiro notó que Jesica estaba un poco extraña y durante el almuerzo habló lo justo y necesario, y solo si le dirigían la palabra a ella. Cuando, en un momento, desvió la vista de su amiga, vio que ingresaron al comedor Céfiro junto a su ayudante hablando por lo bajo y mirando "discretamente" para el tablón en donde él y sus amigos estaban sentados; eso le hizo recordar cuando Céfiro le dijo un secreto a Ciro mientras se retiraban del cuarto 243. Álmiro solo asintió con su cabeza en silencio como afirmando un pensamiento fugaz que pasó por su mente.

        Eran las tres y diez de la tarde cuando Álmiro, Leandro, Darío e Ignacio se encontraron con otros grupos de personas alrededor de la fuente. Vieron llegar solo a Sarah y a Clara; entonces Álmiro les preguntó al verlas:

        − ¿Y Jesica? ¿Viene más tarde?

        −En realidad no va a venir. − Contestó Sarah.

        −Sí, a último momento decidió que se va a quedar más tiempo acá para ver si puede soportar convertirse en una Equilibradora. − La secundó Clara.

        −Bueno, me alegro por ella. − Añadió Álmiro.

        −Sí, pero no la veo como tal. − Acotó Leandro.

        − ¡Muy bien! − Exclamó Liúmira al llegar a la fuente. − Quiero que me sigan.

        Caminaron hasta una puerta con un cartel que decía "Habitación 653: Demonología" al ingresar se encontraron dentro de un salón bastante grande con no más de treinta sillas de las cuales sobraban quince porque solo quince eran las personas que estaban en esa clase.

        −Como sabrán, − comenzó diciendo Liúmira, − el infinito Mundo Espiritual fue creado por la gran Energía Positiva.

        −No, − acotó un chico de ojos negros y cabello revuelto − Rian dijo que fue creado por la contracción y la expansión a la inversa de la nada que se encontraba dentro de un espacio infinito.

        −No. El mundo Espiritual fue creado por la Energía Positiva cuando ganó la batalla contra la Energía Negativa. Lo que se creó con la contracción y expansión a la inversa de la nada fueron ambas energías igualmente opuestas, o sea, la Energía Positiva y la Negativa. Lo que pasa es que cuando la Energía Positiva creó un mundo para situarse, éste era tan inmenso que contenía lo poco que quedaba de la Energía Negativa y así ese inmenso e infinito mundo termino siendo dividido en dos reinos... bueno tres, teniendo en cuenta el Reino Medio que el propio Mundo Espiritual se vio obligado a crear para no ser destruido por los conflictos de los otros reinos. − Explicó ella.

        −Si el mundo Espiritual es inmenso e infinito quiere decir que ocupa todo ese universo que se creó con la expansión a la inversa de la nada ¿cómo es posible que haya lugar para nuestro planeta entonces? − Cuestionó otra chica.

        −Primero: el universo en que se encuentra el Mundo Espiritual ya existía y era infinito, era el lugar en donde esa nada se contraía y expandía. Y Segundo: hay lugar para nuestro planeta porque nosotros nos encontramos en otro universo, − le contestó Álmiro − el universo creado por Di... por la Energía Positiva para proteger a su creación de esos conflictos con el otro reino.



Demian Rasuli

#11019 en Fantasía
#1611 en Paranormal

En el texto hay: demonios, angeles, cazadores

Editado: 04.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar