Entre el amor y el odio

Capitulo 49:Santiago Rincon

Andrea - Tu? -me quedé totalmente paralizada. Esto tenía que ser un sueño.

Tenía que ser una alucinación no podía ser.

- Y Qué?, te quedarás ahí como si nada Andrea San Román- dijo con su similar voz.

Andrea: Que haces aquí Santiago Rincón? -fui y lo abrace no me imaginaba que algún día me visitaría.

Santiago- Tu que crees?, vine a visitarte Andrea San Román, lo que prometo lo cumplo - dijo y aspiro mi aroma- Woo Hueles delicioso.

Me alejé.

Andrea: Mmm que atrevido, veo que no has cambiado Santi- soltó una carcajada él había sido mi mejor compañia en aquel lugar hace años.

Ambos tenemos pasados duros, pero a pesar de todo aquí estamos sobreviviendo y sabiendo sobrellevar el dolor.

Santiago- Y tú-me miro de arriba a bajo llevaba puesto un vestido color crema un poco ajustado - te has puesto mucho más hermosa.

Andrea- Gracias-sonreí- Pero que mal educada soy gusta en sentarse señor Rincón- él Rodo los ojos.

Santiago- Para ti Soy Santi -dijo acercandose más a mi.

Secretaria- Disculpe señorita Pero en la Sala de espera esta el señor George Rossi- dijo apenada.
Andrea - Esta bien Dani, dile que en diez minutos lo atiendo-dijo y se fue, mire a Santi.

Santiago- Y quién es ese George? - dijo mirándome fijamente.

Andrea- Deja lo payaso, es un cliente,mejor Cuentame y que ha sido de tu vida en estos años?.

Increíble, Ya era tardisimo y Miguel estaba de lo más relajado alistando a Arturito.

Ya habían pasado 30 minutos desde que debi haber llegado a la empresa.

Ya habíamos desayunado. Me maquille.

Paula- Miguel ya es tarde -dije tomando mi bolso y el de arturito- Tal vez ni nos reciban a arturito en su escuela.

El sonrió se acercó con mi hijo en sus brazos.

Miguel- Tranquila Mi amor, Si no lo aceptan no los llevamos a la Oficina, y ya relájate por un día que vayamos tarde no pasa nada-dije como si nada guiñandome el ojo.

Paula- Que relajado eres, además recuerda que tengo un jefe muy exigente.

Miguel se acercó más a mi sentí su aliento en mi oído me estremeci, solo él me hacia sentir asi- El jefe no se pondrá de malas con tal de que lo tengas muy complacido no habrá problemas- dijo roncamente.

Sentí mis mejillas arder por su comentario, le dio un golpe en el pecho- Eres un pervertido- dije seria.

Miguel- Y a mi me encanta verte sonrojada- susurro en mi oído sentí algo en la parte baja de mi vientre.

Habíamos dejado a arturito en su escuela, aunque ya había pasado la hora de entrada Miguel convenció a la maestra, usando sus armas de coquetería.

Paula- No puedo creer lo que hiciste eres un golfo- dije fingiendo enojo.

Él sonrió.

Miguel - Lo siento preciosa tuve que hacerlo por mi cachorro, tenía que entrar a su colegio - dijo y me pegó a su cuerpo- Por cierto hoy estas más preciosa que nunca- besé sus labios no me cansaría de hacerlo.

Paula- Miguel-dije tratando de alejarlo estábamos en su Oficina y de verdad tenía que trabajar, pero no él estaba concentrado en besar mi cuello- Amor debemos trabajar - dije y él sonrió me miro diferente.

Miguel- Esta bien, tienes razón por cierto mira esto- se levantó y y me dio un sobre-lo miré extrañada y lo abrí una sonrisa se deslizó por mis labios.

Era la nueva acta de nacimiento de mi hijo, ahora tenía su apellido legalmente.

Paula- No era necesario amor - él negó.

Miguel- Si era necesario mi reina ahora nuestro hijo lleva mi apellido es todo un Cano- dije felíz esta mujer lo habia logrado- Si tan solo mi padre estuviera aquí adoraria a nuestro hijo.

Paula- Cuentame de tu padre Miguel- lo miré interesada.

Miguel- Él no era perfecto pero para mi hermana y para mi lo era todo-trague saliva se me dificultaba abrirme pero Paula me hacia tener el valor para hacerlo- Mi madre murió cuando yo tenía 19 años en un accidente de tránsito, teníamos dinero mi padre invertía y ganaba pero un día lo encontramos muerto en su despacho- Fue inevitable derramar lágrimas sentía un nudo en mi garganta- Desde entonces todo cambió de la noche a la mañana perdimos nuestra fortuna, con un fideicomiso que mi madre dejó para nosotros empezamos a sostenernos yo fui a la Universidad y mi hermana Bárbara empezó su carrera de modelo le iba bien, pero ella nunca volvió hacer la misma - Paula colocó su mano en mi hombre la veía asombrada- Ella sigue convencida de que papá no se suicidó y que alguién más lo llevó a esto y por eso le guarda un gran rencor a esa familia, ella cree que los culpables de nuestra ruina fueron los ferrer-vi como sus ojos se abrieron como plato.

Una semana mi papá nos habia Mandado a Acomodar una habitación para que Gabriel y yo durmieramos juntos. Era un sueño.

Debíamos guardar reposo pero ya con solo tenerlo me sentía completa y feliz.

Gabriel- Dios eres lo más hermoso de mi vida bella esposa- dije pegándola a mi.

Ella sonrió.

Estefanía- Y tu mi complemento mi rey- Uni mis labios con los suyos no me cansaría de hacerlo.



Flor Sanchez

Editado: 23.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar