Entre mi cielo y tu infierno

Capítulo 10

MI VERDADERO HOGAR
 


Antes de que pudiera responderme algo, corrí y lo abracé, no cabía duda alguna de que era él. Mi amigo, mi compañía, mi todo. Se siente tan bien abrazarlo, y finalmente mi dolor se fue, justo cómo él prometió.

El cielo.

Un lugar inimaginable, ni la mente más creativa hubiera podido describirlo. La paz que se siente es inexplicable y yo hago parte de él. 
Por ridículo que suene, no me siento digna de ser parte de todo esto, mucho menos de ser la líder de el círculo más cercano a Dios. ¿Cómo voy a liderar algo de esta magnitud cuando no pude ser la líder de mi grupo de amigos en la secundaría? Tan sólo eramos 3 y no pude. Emma tomó mi lugar.

-Nunca imaginé poder abrazarte, lo necesitaba desde hace mucho- Dije con lágrimas saliendo de mis ojos.

-Aunque no pudieras sentirlo, siempre que necesitaste un abrazo te lo di, cada charla, cada oración, siempre he estado a tu lado.

-Tengo tantas preguntas..

-Empieza por la que quieras.

-No entiendo nada de lo que está pasando, he tratado de mantener la calma, todo es tan irreal.

-¿Confías en mí?- Preguntó mi mejor amigo.

-Sé que tú eres el único que nunca me fallaría, confío en ti más que en nadie en el mundo.

-Lo sé hija.

-¿Qué me hace tan especial?

-Tu corazón es puro, no hay ningún rastro de maldad, incluso estando en la tierra te mantuviste a mi lado, confiando en mí.

-Pero yo he pecado cómo cualquier otra persona.

-También has hablado conmigo, cada decisión, cada paso, cada palabra, todo me lo encomiendas a mí, a pesar de no recibir una respuesta, nunca dudaste de mí.

-No puedo creerlo..siempre creí que estaría sola- Enuncié secándome la lágrimas que aún seguían deslizándose por mis mejillas.

-Entiendo que tu definición de la soledad es no estar rodeada de gente, pero tienes todo el cielo a tu disposición, me tienes a mí por encima de todos.

Nunca he tenido amigos de verdad. Cuando conoces a alguien le concedes confianza y cariño. Desearía tener el corazón de un niño, de ese niño que confía ciegamente en todas las personas, que no le da miedo dejar su juguete favorito en medio de un salón de juegos teniendo la certeza de que nadie lo va a tomar; era tan sencillo tener un amigo, sólo necesitaban tener una cosa en común y aún así no la tuvieran, bastaba con sonreír y de esa manera encontrabas a "tu mejor amigo por siempre."

A la vista de todo el mundo mi mejor amiga siempre fue Emma, en cambio para mis ojos ese título siempre le ha pertenecido a Dios. La pregunta de la mayoría es ¿Cómo puedes darle tanta importancia a alguien que no puedes ver? Se arrepentirían si supieran dónde y con quién estoy.

-Desde que volví de Roma mi pulsera se ha vuelto relevante para muchas personas ¿Por qué?

-La pulsera la creo tu padre un día antes de tu nacimiento. Un tiempo antes de que tus padres se conocieran, el Ángel al que le tenía más confianza y aprecio se reveló contra mí, juró que se haría semejante a mí, la tercera parte de los los Ángeles decidieron irse con él. La pulsera es la única que tiene el poder para que eso pase.

¿Mi padre? No le veo hace mucho, ¿Es un ángel o un serafín también? ¿Por qué me dejó? Son preguntas que haré en otro momento, a otra persona.

-¿Por qué le diste ese poder a una pulsera? Además hay otra cosa, hace un rato escuché a Lucifer diciendo que no servía.

-Que no funcionaba sin ti, y así es, la pulsera no es tan relevante sin ti.

-¿Y Kyle? Siempre está dónde yo estoy, y hasta dónde tengo entendido él es un híbrido ¿Cómo es posible? ¿Por qué puede entrar a tu reino siendo parte del infierno?

-Él no hace parte del infierno, sí es mitad demonio, pero puede entrar a mi reino en su periodo de prueba.

-¿Prueba? ¿Qué clase de prueba? ¿Por qué tendría que someterse a una prueba?

-Verás, al igual que tu naciste con un corazón puro sin algún rastro de maldad gracias a tus padres, con él fue al contrario, cómo sabrás él es hijo de Luzbel, pero su madre es un Ángel de corazón puro, ella me pidió que no lo condenara por los errores de su padre, por lo que le concedí un periodo de prueba, y así él podrá elegir a dónde quiere pertenecer.

-No me has dicho cuál es su prueba.

-Él es tu protector.

-¿Protector? ¿Cómo un Ángel custodio?

-Técnicamente sí, pero recuerda que él aún no ha elegido.

-¿Puedo verlo? Tengo un par de cosas que discutir con él.

-Claro.

-Una cosa más ¿Cuándo recuperaré la parte restante de mis recuerdos?

-Él te los devolverá.

No sé cómo llamarlo, es demasiado incomodo ¿Lo llamo Dios, Padre, Señor? Mi cabeza va a estallar, pero el no saber como decirle lo resolveré después, ahora me tengo que concentrar en recuperar mis recuerdos.

Mirando la preciosa fuente de agua cristalina en frente de mí me llegaron nuevos recuerdos. No, esos no pudieron ser recuerdos, era una época distinta, eso o era una fiesta de disfraces con una temática del siglo XX.

Violet entraba en ese recuerdo, llevabamos vestidos estilo flapper, eran lindos pero definitivamente jamás lo usaría. ¡Tenían plumas! Por Dios, las plumas sólo le quedan bien a las gallinas. 
Antes de que pudiera observar el lugar dónde me encontraba con precisión, me atacó otro recuerdo. Cada recuerdo parecía de una época cada vez más antigua.

Y pensar que no podía haber algo peor que las plumas. Me equivoqué, por lo menos los flapper esos eran sueltos, esta cosa está super ajustada. Si aún no adivinan a que me refiero es un bendito corset.
¡Eso debería ser ilegal! Corta la circulación ¿En qué estaban pensando, que podrían ahorrar aire? Bueno..ahora que lo pienso sí que es una gran idea. ¡Focus Alessa! Ay por Dios, esto no puede ser cierto, mi vida se está tornando en una película de fantasía, justo con lo que me ha pasado podría escribir una novela con secuela y todo.



Catalina Barajas

#23099 en Novela romántica
#10909 en Fantasía

En el texto hay: angelesydemonios, amor, amor peligroso

Editado: 25.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar