Entre un Angel y un Demonio

Parte 10

Narra Elizeo: 

Era obvio que el cielo era una meirda. Lo peor que mis ojos podian ver en millones de años, si mi padre estuviera aqui se morira del miedo y ya hubiera incendiado todo este lugar, todos estarian muertos si fuera por el. Los chicos se fueron a sus habitacion a dormir, ellos no estaban muy conformes con lo que pasaba aqui, con venir a este lugar pero ya saben la razon por la que acepte la invitacion. Ya era de noche, yo me quede apoyado en la ventana de mi habitacion mientras todos dormian, observando el enorme cielo azul alrededor mio. Estaba aburrido, y no tenia mucho sueño, la verdad. Me puse la campera de cuero y sali de la habitacion. Todo estaba en silencio, siempre me quedo despierto, en el infierno tambien lo hice varias veces, es el mejor momento ya que solo escuchas el hermoso silencio de la noche. Estaba afuera cuando vi que algo se movia a lo lejos. ¿Que rayos es eso?

Narra Milena:

Termine de hablar con las chicas y estaba por irme acostar a mi habitacion, para eso tenia que cruzar el pasillo asi que me asegure que no haya nada ni nadie y sali casi corriendo pero me detuvo una sombra que vi pasar rapidamente cerca de donde yo estaba, inmediatamente me quede quieta y pude ver que era Elizeo quien habia salido de su habitacion. ¿Como va a salir con los angeles malvados afuera?¿Que hago? Estaba a un paso de meterme a mi habitacion. La directora estaba durmiendo, no iba a despertarla ahora, salvo que algo pase, tengo que hacer algo ahora.

-Piensa, Milena-Susurre-

Mire a mi alrededor y no queria moverme, podia salir lastimada por los angeles oscuros. ¿Que clase de locura estoy pensando? Jamas habia salido de mi habitacion tan tarde, es como romper miles de reglas, pero no iba a dejarlo ahi en el medio de la noche, por mas que era un demonio, los angeles negros van a destrozarlo. Suspire.

-Estoy loca -Sali- 

Sali lentamente, mirando para todos lados, siendo un poco cuidadosa en donde piso y para donde voy. Los angeles parecen que no estan y todo esta en silencio, esto me da mucho escalofrios.

-Elizeo... Elizeo... -Susurre- 

Vi a uno de los angeles que caminaba lentamente por el parque. Me frene, quede paralizada, creo que me acaba de ver, estoy aterrada. ¿Que hago? Tengo que volver a la luz. Comence a retroceder, pero me detuve ya que senti unos pasos detras de mi. Era otro angel, y este si me estaba buscando. Fue en ese momento cuando me iba a poner a llorar del miedo, una mano tomo mi brazo y me metio detras de una enorme columna. Su olor era bastante peculiar, nunca habia sentdio ese olor y mucho menos razado ese tipo de piel, tan suave como si fuera la de un angel, pero cuando levante la vista, no podia creer quien era.

-Sh, solo quedate pegada a mi cuerpo. -Dijo mirandome-

-Elizeo..-Dije un poco agitada-

-Sh, dije, si te separas te van a descubrir. Ellos huelen mi olor a muerte y no me hacen nada, pero contigo no..

-Estas.. calido

No sabia por que habia dicho eso, el me quedo mirando de nuevo y sonrio. Sabia que estaba sonrojada, podia sentir mis mejillas arder como nunca. Me hacia sentir un cosquilleo en la punta de los pies, ¿Que es esto? ¿Que hago? El.. el.. me esta cuidando de ellos.

-Solo.. quedate ahi -Dijo-

 

 



Sirens1239

#11282 en Fantasía
#23079 en Novela romántica

En el texto hay: amor

Editado: 03.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar