Eres MÍa Nena!!!!

CAPITULO 17

HOLA MIS QUERIDAS CHICAS BELLAS, ACA LES DEJO OTRO CAPITULO. ESPERO QUE LO DISFRUTEN. DEDICADO A CADA UNA DE USTEDES HERMOSAS CHICAS. POR FAVOR COMENTEN, QUIERO SABER QUE PIENSAN. ABRAZOS   

 

LIAM

Después de saborear sus ricos labios valió la pena recibir esa bofetada, no me importó, la sentí entre mis brazos, su aroma que siempre me enloquecía aún seguía ahí como la primera vez que la vi en el ferries camino a Puerto Rico.

Nunca voy a olvidar esa imagen cuando nos encontramos a la salida del barco, vestía uno short blanco y una blusa azul que se le ceñía a su bello cuerpo, aún mantiene su bella figura, aunque ahora lo tiene más formado, más mujer. Una vez caminando en la playa le dije que parecía modelo y era cierto.

Cuando yo la conocí nunca pensé que Danna se iba a convertir en lo más importante para mí, aquella chica risueña se metió en mi corazón para quedarse.

−Por favor, Nena, toma asiento –le dije en modo conciliador y frotando mi mejilla que me ardía.

−Te escuchare, pero no te acerques más a mí. –me dijo de mala gana

−Eso no te lo voy a prometer –le respondí con una media sonrisa en los labios, ella me miraba irritada y yo solo le respondía con risas a carcajadas para que se enojara más, se veía tan bella.

Tenía las mejillas rojas del enojo y yo disfrutaba ese momento.

−Después que te esperé en el aeropuerto por más de una hora, fui el último en abordar. Me sentía devastado, pensaba que no me querías que no habías llegado a nuestro encuentro porque no me querías confrontar y decidiste dejarme.

Prometí desde ese momento que te iba a olvidar y que no permitiría que nadie me hablara de ti.

Al día siguiente Thomas me llamó para saber si habíamos llegado bien, cuando le conté lo sucedido me prometió que iba a investigar a través de tu prima, pero le pedí que todo lo dejara como estaba, que ese tema estaba enterrado y olvidado.

Mi madre muchas veces quiso saber, pero también la corte.

Pensé tantas cosas, hasta me llegué muchas veces lleno de alcohol a culparme de que tú me habías olvidado por alejarme de ti, muchas veces llegué a casa borracho, otras Thomas tenía que rescatarme.

Alina una noche me llamo para que fuera a cenar con ellos con la intención de hablar de ti, luego de cenar fuimos a la sala a tomarnos un par de copas ella planteo en tema, pero la corté, le pedí que no quería saber nada de ti.

Hubo un tiempo que me aleje de ellos, los veía tan felices que no te voy a negar que me daba envidia porque yo quería estar así contigo.

Una noche bebí tanto que tuve un accidente y duré una semana en el hospital, ese fue el detonante para que cambiara mi rumbo. Mi madre se puso histérica porque veía a su hijo mayor destruirse, me hizo jurarle que no volvería a salir a bares a altas horas de la noche. – mientras le contaba las cosas que había vivido en esos cinco años vi la cara de sorpresa y al mismo tiempo de tristeza de Danna.       

−Danna te juro que nunca fue mi intención alejarme de ti, te amaba con el corazón como nunca pensé amar a ninguna mujer.

−Liam sé que las cosas no se dieron como planeamos, pero tú tienes tu vida aquí, una empresa y una novia –Puse una cara de sorpresa cuando ella mencionó que tengo novia, les juro que eso lo había olvidado.

−Sí, se llama Yennifer ¿Cómo lo supiste? –Tenía que saber si fue la pareja feliz que les hablo de ella.  

−Te vi con ella en una revista, se veían feliz, es muy bonita, espero que sean muy feliz y puedas tener la familia que has soñado. –me respondió con cierta ironía, vi tristeza en sus ojos.

−Danna te voy hacer una pregunta ¿eres feliz? –Levanto la mirada hacia mí, sus ojos estaban apagados, no mostraban ese brillo que siempre tenían cuando me miraban.   

−Si... ahí la llevo –Solo respondió –Sentí sinceridad en sus palabras, ella no era feliz, pero no respondió lo que yo en verdad quería saber.

−¿Y tú, eres feliz? –me preguntó con temor en sus palabras.

−Ahí la llevo –respondí con una amarga sonrisa porque, aunque Yennifer y yo teníamos dos años juntos nunca sentí la verdadera felicidad con ella, tampoco se la he puesto fácil. Cerré mi corazón y no sabía si volvería a confiar.

−Me da mucho gusto que podamos hablar, sincerarnos y espero que no haya más rencores entre los dos. Debemos pasar página y seguir nuestras vidas.

Es triste que una relación bonita como la que tuvimos se haya visto manchada por las circunstancias. –me dijo esas palabras con amargura y yo sentía que se estaba despidiendo, ahora que la volví a encontrar y que supe la verdad no quiero que se vuelva a ir.

Ahora voy a subir a descansar, estoy molida por el viaje.

−Nena, no quiero que te vuelvas a ir de mi vida. –le solté en un impulso. Ella abrió sus ojos sorprendida por mis palabras.

−Liam, fuiste muy importante en mi vida, pero ya las cosas no son iguales, tu tiene pareja y yo estoy viviendo en Chicago, dejemos todo como esta. 

Sin esperar mi respuesta a sus palabras se fue dejándome solo y con muchas preguntas que no se si serán respondidas.



Liam23

#22917 en Novela romántica

En el texto hay: pasion, amor, amor primero

Editado: 30.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar