Eres MÍa Nena!!!!

CAPITULO 24

HOLA MIS QUERIDAS CHICAS BELLAS. ACA LES DEJO OTRO CAPITULO QUE ESPERO QUE DISFRUTEN. ME GUSTARIA MUCHO QUE COMENTARAN PARA YO SABER SI LES GUSTA MI HISTORIA. CON LAS CRITICAS SE CRECE.  

 

DANNA

Los siguientes días pasaron de prisa. Me volví loca comprando ropa y cosas lindas para ponérmelas los días que voy a estar en Seattle, quería que Liam me viera hermosa, aunque los dolores de cabeza seguían molestándome, a veces cuando me despierto siento que el techo me va a caer encima, después de la boda iré a donde mi doctor, dejare de ser masoquista de mis dolores de cabeza y seré fuerte.

Creo que había adelgazado porque me sentía más ligera y no estaba comiendo como debería, espero que el vestido me quede tan bien como cuando me lo medí porque Alina no me perdonaría que me viera mal.

Llegando al aeropuerto mi pri−cuñado Thomas fue a recogerme, después de un efusivo abrazo y un par de chistes malos como era su costumbre nos encaminamos a la residencia de los casi casados.

−Danna ¿te molestas si te hago una pregunta? –Me resulto extraño que Thomas me dijera eso.

−Claro que no…. Me puedes preguntar lo que desees –Lo miré muy atenta esperando la pregunta bomba que me iba hacer.

−¿Qué pasó entre tú y Liam? –Mi corazón se detuvo cuando escuche su nombre. Mis ojos se abrieron más de lo que de costumbre. Respire hondo varias veces.

−¿A qué te refieres? Porque pienso que entre nosotros aún no está pasando nada.

−Sabes que Liam y yo somos como hermanos y también sabes que cualquier cosa que pase con él me importa.

−Si, lo se… pero a qué viene tu pregunta.

−Hace creo como dos meses Liam estaba desesperado por verte, me insistió para que le diera tu dirección, pero Alina me prohibió dársela. Me pidió que no nos metiéramos entre ustedes dos. Él te envió un arreglo de rosas porque yo le di la dirección de tu consultorio.

−Si… lo recibí y también mi prima me comento lo que hiciste. No te voy a reprochar lo que hiciste, descuida.

−Danna, él te ama con locura. Yo pensé que se iban arreglar, pero ahora Liam esta diferente, no quiere que mencione tu nombre. Tuve que convencerlo por un buen rato que no desertara de ser mi padrino porque no quiere estar a tu lado. Le pregunte varias veces ¿Por qué su cambio? Pero no dice nada. Sé que está sufriendo y está bebiendo mucho otra vez. 

Sus palabras me quemaban lentamente, pensar que el hombre que amo con locura está mal por mi culpa me duele, no entiendo que pudo pasar para que Liam cambiara.

−Thomas, supe que Liam estuvo en Chicago. Fue a buscarme, pero ese fin de semanas yo estuve fuera y no me consiguió, cuando lo supe lo llamé de inmediato, te juro que lo llame muchas veces, pero nunca lo tomó. ¿yo no sé porque actúa de esa forma? –Thomas me miro con miles de preguntas atragantadas en su garganta que nunca hizo. Hubo un gran silencio el resto del camino hasta que llegamos a casa.

Me recibió Mike, mi sobrino favorito, lleno de algarabía por verme, estaba enorme y muy energético. Era un niño tan hermoso.

La novia estaba de un lado para el otro con el teléfono en las manos dando instrucciones. Me dio un abrazo fugas y se desapareció en las escaleras, hizo que llegara súper temprano porque quería que fuéramos de compras como si le faltara algo, una mujer que es una compradora compulsiva y tenía un esposo que la consentía en todo. 

No dejaba de pensar en las cosas que Thomas me contó.

Subí a tomar una ducha. Minutos después bajé a buscar algo de comer, me moría de hambre y me encontré a mi prima como loca.

−Alina vas acabar vieja y arrugada antes de la ceremonia –Reí por mi mal chiste, pero estaba muy estresada.

−Es que las cosas no están saliendo como lo esperaba.

−A ver... ¿Qué te pasa? –pregunt;e mientras la guiaba al sofá.

−Me siento agobiada, pienso que no tendré en mi boda el resultado de lo que deseo. La planeadora que contratamos no me entiende, si le digo rojo ella me da rosado o algo parecido ¿no sé qué hacer?  −En respuesta a su frustrada situación bajo la cabeza colocando sus manos para taparse la cara.

−Te voy ayudar –Cuando escucho mis palabras cambio su expresión y me regalo una sonrisa. –Pídele que venga a la casa y así hablare con ella, pero primero dime con lujos de detalle en verdad ¿Qué quieres?

Estuvimos parte del día sentadas en el sofá con copas de vino descifrando lo que Alina en verdad quería para su día especial y que nunca olvidaría.

Luego que cenamos Thomas, Alina y yo estuvimos planeando hacer una pequeña reunión como despedida para ambos, juntos sin mujeres que bailaran o hombres. Queríamos volver a revivir la noche cuando ellos se conocieron en una disco en Puerto Rico.

Al día siguiente hablé con Margaret la planeadora, le expliqué con lujos de detalles que deseaba mi prima y le sugerí hacer varios cambios que la hicieran feliz. Cuadramos hasta el más mínimo detalle. Desde las flores de la capilla hasta la música de la recepción. La ceremonia comenzaba a las diez de la mañana, el almuerzo se serviría a la una en punto y luego seguiría la recepción disfrutando de bebidas y buena música.



Liam23

#23018 en Novela romántica

En el texto hay: pasion, amor, amor primero

Editado: 30.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar