Evelyn

La nueva Célula

No podía enamorarme de mi mejor amiga, eso parecía cliché de película adolescente; claro en casi todas esas historias, los protagonistas terminan enamorándose mutuamente y son felices por siempre, pero está es la vida real, y casi nunca es como en las películas.

Y aunque de verdad la amaba, decidí no hacer nada, y seguir con su amistad como hasta ahora, y además la semana anterior, había decidido nunca mas ir a célula y eso significaba no verla un dia, lo cual ayudaría a no enamorarme mas de ella.

No volvería aunque Eve o su familia me intentaran convencer nuevamente; no entrare en detalles para no verme como la familia que dirigía la célula, pero lo que ahí pasaba, no era correcto, eso estaba pensando mientras trabajaba con mi hermano en casa de un cliente, cuando sono mi teléfono

-Hola Eve, ¿Cómo estás?

- Muy bien Eder, ¿Y tu?

- Muy bien, aquí trabajando con mi hermano

- Que bien, oye estas ocupado? Tengo algo importante que contarte

- Si claro Dime

En ese momento comenzó a contarme a cerca de una platica que tuvo con uno de los coordinadores de la iglesia, y que la habían invitado a iniciar su propia célula de estudio en su casa, y que eso implicaría dejar la célula de Roberto, y que iniciaría la próxima semana, que hoy irían a célula solo a dar las gracias e invitarlos a la primera reunión en su casa.

Cuando termino de contarme eso me pregunto

- ¿Quieres estar en nuestra célula, o te quedas con Roberto?

- Obvio me quedare contigo, además de que hoy tenia planes de ahora si nunca regresar a ese lugar

- Esta bien, me gusta que te nos unas, pero tienes que acompañarnos hoy a esa célula por ultima vez

- Esta bien, pero solo por esta ocasión

Esa noche en célula, no nos fue muy bien que digamos, a nadie les gusto la idea de que nos separaríamos de ellos, pero les gustara o no, era una decisión que ya habíamos tomado. Al final nos desearon suerte y aceptaron la invitación para nuestra primera reunión en casa de Eve.

Durante esa semana, Eve y yo platicábamos a cerca de como llevaríamos la reunión, que invitaríamos a los hermanos que vivían cerca de su casa y a los vecinos, estábamos muy emocionados, por fin podríamos estar a gusto después de tanto tiempo de aguantar problemas.

Llego el día, teníamos todo preparado, llegaron los invitados y comenzamos como cada dia de célula, solo con la diferencia de que ahora Eve dirigía la clase, y entre su mama y yo, nos encargábamos de lo demas. Nada podía hacernos enojar, ni siquiera los comentarios negativos que Mónica y Roberto hicieron.

Terminamos la cena, los demas se fueron y me quede solo con la familia de Eve, ayude a levantar todo y entre Eve y yo lavamos los trastes, le comente a Eve lo feliz que estaba, y que esperaba que siguiéramos así, pero con mas gente.

Pasaron solamente unos meses y se nos unieron Miranda y Gina, hermanas de la iglesia, eran mama e hija, y pronto Gina se hizo novia del hermano de Eve, teníamos a dos vecinos, y una persona mas que no recuerdo; todo iba muy bien.

Con el tiempo, me fui dando cuenta que cuando a mi me tocaba dar la clase, Eve se sentaba frente a mi, y se perdía en mi mirada, lo cual comenzó a gustarme, y trataba de que la clase la diera yo con mayor frecuencia.

En esos momentos, mis papas tenían planes de ir a vivir a Querétaro, ya habían comprado la casa, y cada fin de semana iban a la nueva casa, pero llego un momento en que la Célula la cambio Eve para los días viernes, lo cual a mi se me complicaba por que varias veces al mes, acompañaba a mis papas a Querétaro, así que cuando se podía, la reunión la hacíamos los jueves o los miércoles.

Pero hubo un momento, en que cuando mi mama y mi hermana se mudaron a Querétaro, yo me quede un mes con ellas, por un par de clientes que me salieron en ese lugar.

- Hola Eder ¿cuando vas a volver?

- Hola Eve, la próxima semana, lo prometo, es mas, llego el jueves, te invito a comer, ¿que te parece?

- Me parece bien, sabes, te extraño, creo que no había pasado tanto tiempo sin verte, creo que cuando me fui a Veracruz o cuando te fuiste a las vegas ha sido el mayor tiempo, y solo fue semana y media

- Yo también te extraño , y si, creo que semana y media ha sido el mayor tiempo, pero el jueves te veo en el Chilis

- Salgo a las 5 de trabajar, ¿te parece que te vea a las 6?

Quedamos a las 6 y nos despedimos

El día de mi regreso a México, iba mandándole mensajes a Eve con las canciones que estaba escuchando, y ella hacia lo mismo, pero lo curioso de esto, es que hubo muchas canciones con las que coincidimos, y muchas de las que le envíe, estaban en su playlist y viceversa.

Platicamos acerca de nuestros gustos musicales, y de que era raro que después de 4 a;os de estar juntos, no habíamos compartido música, a pesar de que conocíamos nuestros gustos musicales, hasta los culposos así que tuve la idea de que creáramos

 



Not Loved Guy

Editado: 16.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar