Expreso Divino

#7 CONSTELACIÓN "POLARIS"

  • - ¿Que es eso, la constelación esa?
  • - ¿Nunca escuchaste hablar de ella? Es la constelación más famosa del Wakou y solo se puede ver desde esta parte del mundo y durante unos pocos días del mes de octubre. Solo puede verse una una vez cada setenta años, fecha exacta cuando el tren aparece para llevar a la gente a verla. O al menos eso dice el mito y lo que el Capitán Roger nos contó.

 

  • - Si. Escuché algo sobre la frecuencia de aparición de esta locomotora. Unas personas me lo contaron. Oye... ¿No tienes miedo?

 

Entonces, Jack respondió firme: 

  • - Para nada. El señor Roger y su extraño hermano me transmiten confianza, creo en ellos y en el destino de este tren. Por cierto, soy de Inglaterra, ¿Tú?

 

  • - Canadá, Otawa.

 

Derrepente, unos gritos retumbaron por todo el vagón y llamó la atención de algunos jóvenes.

  • - ¡SAM!
  • - ¿Ustedes también?
  • Jimmy, el chico de pelo naranja canadiense y Miki, su amiga peliazul japonesa saltaron de sus asientos al ver a Samuel.

 

  • - ¡Por fin te encuentro! Le estuvimos dando indicaciones a los capitanes para encontrarte desde anoche, cuando subimos.

 

  • - Si... ese hombre me dijo algo de que mis amigos le dijeron que yo subiría. También habló sobre algo del destino que no acabé de entender.
  • Mientras hablaba, la puerta del vagón de adelante se abrió. Era Stully, el otro capitán.

 

  • - Joven Samuel, tengo tu boleto - viéndolo fijamente -.
  • Camino unos pasos mientras los otros pasajeros lo observaban callados, con respeto.

 

  • - Disculpe señor... - interrumpió agresivamente Samuel -¿Podría decirme que es todo esto? ¿Que demonios es ese boleto? ¿A dónde se dirige este tren? ¿Que es eso de la Constelación Polaris? ¿Donde está Emily?

 

  • Con cara de decepcion y tristeza, el segundo cápitan contempló la cara de Samuel durante unos instantes.

 

  • - ¿No piensa respónderme? ¿Si sabe que esto es un secuestro, cierto? Exijo hablar con el capitán Roger.

 

  • - Niño... - comenzó a hablar con su grave e intensa voz - si así lo quieres... ¡Elije! ¿Respuestas o llegar al final?
  • Sin dudarlo Samuel, ya bastante enojado y algo temeroso, gritó :
  • - ¡RESPUESTAS, MALDITA SEA!

Stully frunció un poco el seño demostrando tristeza y lamentandose. 

  • - Que triste, Samuel Konan. Creímos que serías digno... Por favor, sígueme por aquí...
  •  

 

 

  •  
  •  



Karu

#11301 en Otros
#1694 en Aventura
#8295 en Fantasía

En el texto hay: viajes aventura amor, psicologia, fantasia

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar