Fate/progressive

CAPÍTULO 3:

-¿No estarás hablando en serio? Midas

- ¡Vamos es un buen plan! –eso es lo que él, decía pero ver la parte de carbón en su ropa y los pequeños raspones me daban mala espina

–Ya llevo mucho tiempo viendo las rutinas del Profesor y Gray, estarán fuera del castillo por tres días pero no fuera por así decirlo, estarán aun en Londres haciendo unos cuantos mandados

Por más que este me explicaba su plan yo lo veía muy descabellado aunque yo sea el que le guste romper las reglas, eso de robarle a El-Melloi, es muy peligroso aunque le debo el favor de la pieza de invocación de Ozymandias

-suspire cediendo a su petición –Bien, le quitaremos la pieza al profesor, Midas.
Eso era en teoría… pero en realidad iba a ser un infierno

--

Estabas caminando hacia la sala de investigación del profesor El-Melloi, me quedaba viendo a todos lados esperando algo sorpresa no sé si Alexander sabia de las trampas de la torre del reloj porque caminaba como si lo fuera resuelto, o eso pensé yo.

-Alexander… ¿Acaso estas consiente de que esto es algo peligroso?

-¡Tranquilo, Reymond! ¿Qué es lo peor que puede pasar? –esas palabras fueron el comienzo del desastre, Midas, iba a pisar una fácil trampa caza bobo, lo cual empuje antes de que la activara, pero termine pisándola yo

-(Esta reliquia me va salir cara…)

fue lo que pensé al ver la “Fácil trampa” detrás de nosotros, unas figuras de piedra tomaron vida detrás de nosotros, eran dos caballeros, a lo cual no pensé que fueran tan rápidas, solo cerré mis ojos en el momento, después solo escuche como caí la piedra al suelo, cuando abrí los ojos, a vi a Midas emocionado

—¿Que… rayos… hiciste? Midas

-¡Eres una nenita! Solo hay que ser valien… -este no pudo seguir hablando ya que su valentía lo hizo pisar una trampa electrochoque, que lo electrocuto pero lo dejo vivo, yo solo le mire algo serio

-Si… que valiente… yo iré a buscar eso, te vuelve a la biblioteca… tu suerte solo me dejara rostizado o como pincho en unas estacas –este solo asintió ya que no podía hablar y me fui caminando por el pasillo con sumo cuidado, pero era más difícil de lo que pensé…

No estaba por la mitad del lugar y ya había caído en 15 trampas, pero eran unas tras otras que ocurrían, perros de invocación, caídas, paredes que te aplastan y la reciente de la que corría era una bola de acero gigante ¿Dónde rayos esta gente saca tantas cosas?

-¡MIDAS! ¡TE JURO QUE TE VOY A GINDAR DE LAS PIERNAS SOBRE UN TANQUE DE ACIDO, SI SALGO VIVO DE ESTO!

Seguí corriendo hasta quedar cerca de un camino en cruz, tomando el camino de la izquierda saliendo del camino de la bola de acero, estando tomando el aire y buscando que no hubiera pisado otra trampa

-¡REYMOND! –grito una voz que parecía ser el fin de mi tranquilidad… de nuevo. Gire lentamente mi cabeza y vi a Midas corriendo hacia mi muy tranquilo, por un momento vi como 7 trampas activadas y las que me iban a matar

-te dije que fueras a la biblioteca…

-¿qué? Naa, solo note algo, si activabas todas las trampas de un pasillo estando dos personas no se activan la del pasillo en la que estas, si en otro pasillo

-Que… ¿QUE ACABAS DE DECIR? MIDAS –aunque le pregunte con una leve sonrisa, se podía notar mi furia

-Que si activa…

-¡Con razón estuve casi muerto! ¡¿Sabes cuantas trampas me lanzaste?! –estaba molesto pero Reymond parecía más asustado por otra cosa, hasta que sentí la dos manos en mi hombro, voltee y mire de reojo, era nada más Lord El-Melloi, y su asistente

-Con que ustedes fueron las personas que estaban haciendo carreritas en los pasillos de la torre ¿No? –dijo un tanto serio, pero se podía notar un tono de autoridad en sus palabras

-¿Qué? No, no, no, Midas y yo… -cuando iba señalarle, la pequeña sabandija si era un mago, porque desapareció en el acto –Digo… Yo… yo… ¿Me perdí?

-. . . –este se quedó pensando viendo mi rostro de cerca después se alejó –está bien, pero tendrás ayudar a Gray en el laboratorio por activar las trampas –me quede viendo al Lord resignado… (Claro, si fuera encontrado a Alexander le dan 3 millones de Euro)

Habíamos llegado al laboratorio del profesor, la famosa ayuda era limpiar el pequeño laboratorio del tamaño de una biblioteca, estaba con una escoba barriendo el polvo de una parte en particular era como la zona de investigación del Santo Grial, no le prestaba atención hasta ver a lo lejos un bote de basura moverse hacia la entrada del laboratorio

-(¿Acaso todo en este lugar tiene magia? No sé porque tiene un bote… espera… ¡¿MIDAS?!) –abrí los ojos como un plato de lo sorprendido, como rayos había tomado eso por lo menos debía a haber tenido una protección, me hice el que no lo vi para que saliera rápido de ese lugar

-¿Pasa algo? –Pregunto la chica viéndome seria, la cual negué un poco nervioso y volviendo rápido al trabajo

Pasaron casi 4 horas hasta que volví todo exhausto a la biblioteca donde supuse que estaría Midas, efectivamente allí estaba, viendo feliz un montón de libros al cual me acerque yo y le di una pequeña palmada de amistad en su espalda estrellando su cabeza contra los libros

-¡Reymond! ¿Por qué…? –este se limitó a decir otra cosa al sentir el aura asesina que tenía con solo verlo solo se disculpó hasta que me senté a preguntar que hacía, estaba investigando más sobre la historia de los Pendragon

-Que deshonra ser inglés y no saberte la historia de la famosa Familia Pendragon –dije a carcajadas lo cual hacia molestar mucho a Midas

-¿Y QUE? Tú tampoco la sabes…

-Obviamente, soy latino, no europeo –mis respuestas son siempre llevarle la contraria aunque tenga razón pero ya era hora de entrar en un tema más serio que lo que estaba haciendo – Midas…

-Si vas a seguir burlándote, será mejor que…

-Invoquemos a Arturo y a Ozymandias ahora.


-. . . ¿EH? –esa interrupción seria el comienzo de nuestra carrera para entrar en el la batalla y por cómo me vio mi compañero, sabía que había tocado un tema de interés.



Reymond23gale

Editado: 11.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar