FÉmina

Giulia

Le gustaba ver las demostraciones de afecto, amaba las escenas espontáneas, esas dónde los sentimientos se leen en la mirada.

Podía reír con la cosa más sencilla y estúpida, pero terminará llorando sin razón.

Tiene esa faceta empalagosa donde va obsequiando abrazos y buenos deseos, pero basta con distraerte un instante, al siguiente estará enfadada sin motivo.

Puede amarte durante un minuto, un día, quizás una vida; y te odiará al siguiente día, hora o minuto.

Pero no es culpa tuya, tiene arrebatos donde no quiere sentir nada por nadie.

Y es que ella es así.

A ratos te detesta y a ratos te quiere.



GailGodoy

#15087 en Otros
#5275 en Relatos cortos
#1492 en No ficción

En el texto hay: realidad, estilopoetico, perspectivafemenina

Editado: 03.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar