FÉmina

Nidia

La gente es indiscreta, escogen el momento preciso para recordarle su ausencia; los vieron tan enamorados que cometen el error de preguntar por él.

Parece que lo hacen a propósito a veces; no saben, no conocen, no entienden, no aprenden a dejar las vidas pasar.

Y aparece alguna lágrima discreta con tanta pregunta inoportuna.

No quiere que le pregunten por él.

Tiene el alma partida y la mirada perdida desde que él se fue.

Él ya no quiso seguir.

Ella está hecha pedazos persiguiendo sus pasos.



GailGodoy

#15174 en Otros
#5300 en Relatos cortos
#1510 en No ficción

En el texto hay: realidad, estilopoetico, perspectivafemenina

Editado: 03.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar