FÉmina

Olaia

Sabe que no está bien.

Durante años se conformó con las migajas de su amor.

No cree en ella y aun así el exige cada vez más.

No se dio cuenta cuando le otorgó el derecho para hacerla sufrir.

Es un amor destructivo, no sabe porque sigue a su lado.

Las mentiras que la hacían feliz tuvieron fecha de caducidad.

No le queda nada, ruega para que la deje ir.

Y si alguna vez la quiso, quiere que la deje huir.

Pero una y otra vez cae en el abismo, no puede dejar de inventar excusas.

Es momento de olvidarlo de una vez.

Quiere ser valiente, decidir y mantenerse firme.

Quiere quitarle el poder de provocarle mal.



GailGodoy

#15119 en Otros
#5282 en Relatos cortos
#1502 en No ficción

En el texto hay: realidad, estilopoetico, perspectivafemenina

Editado: 03.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar