FÉmina

Priscila

La inseguridad la guía y le cuesta mantenerse.

Se despolva, cepilla, arregla y maquilla.

Tanta vida le dedica, no es consciente de todo lo que sacrifica.

Alimenta su disfraz, su verdad artificial llena de excesos.

La mata pero lo adora, se deleita al ver su reflejo en el espejo.

Alimenta su hermosura y vanidad.

Se basa en la apariencia, es por eso que siempre luce perfecta.

Usa el interés físico y lo convierte en amor.

Es patético, pero acostumbrada está.



GailGodoy

#15132 en Otros
#5282 en Relatos cortos
#1500 en No ficción

En el texto hay: realidad, estilopoetico, perspectivafemenina

Editado: 03.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar