Fin del Mundo

CAPTURA

Las calles estaban abarrotadas por completo.

Personas residentes de la zona las llenaban por completo, impidiendo el paso de los demás, ya sea salir o entrar de la zona.

La ciudad estaba en un caos total, y no era para menos, después de todo, el juego de realidad virtual ONLINE había acabado por completo, y la población tenía un miedo fundamentado en lo que alcanzaron a ver en ONLINE.

La sangre corría por el mapa, llenándolo por completo.

Escenas del juego final, el cual fue librado por dos jugadores, AXVI y Ritesk, pasaban constantemente en las plazas centrales, como evidencia de lo que pasaría.

La sangre brotaba por todos lados en las escenas de la batalla final, después de todo, el hecho de que caigan rocas capaces de acabar con el 100% de tu HP de un solo golpe no es algo lindo, y aparte, tienes que acabar con un rival.

Parecía algo sencillo desde afuera, pero, en realidad era un completo infierno allá dentro.

Aunque, esto no parecía importarles a los demás, ya que, estaban en las calles, a la espera que algún jugador saliese.

En frente de sus casas, la policía estaba apostada, con una multitud a sus espaldas, dispuestos a capturar a los jugadores en cuanto abrieran la puerta.

Pero, entre todos ellos, había unos cuantos que habían muerto realmente, a causa de la bomba soltada en el recinto, el cual estaba lleno de personas.

En las casas a la redonda, un mínimo de 5 jugadores había muerto por la explosión, seguidos de otros 3 más, los cuales murieron debido al humo y las quemaduras que había en su cuerpo.

Esto se estaba convirtiendo en una verdadera pesadilla, la cual no se detendría hasta que todos los jugadores estuviesen tras las rejas, aislados de la sociedad.

–¿Esto era en realidad necesario?

Después de todo, esto era una completa locura.

Yo estaba parado frente a la ventana de mi cuarto, viendo por entre las cortinas al tumulto de gente que se congregaba frente a la casa de al lado.

—Así que un jugador está ahí.

Eso fue lo primero que pensé, pero luego, me percaté de algo.

—Espera un segundo, ¿por qué no hay nadie frente a mi casa?

En la puerta de mi casa, nadie había lanzado nada, tampoco había llegado una barricada de policías indicando que aquí estaba un jugador de ONLINE, “altamente capaz de convertirse en un asesino”.

¡Esto es una locura!

Fue en ese momento de descuido, que sentí, no, que vi como alguien volteaba hacia aquí, al mismo tiempo que comenzaba a caminar en contra de la multitud.

—Si me muevo pareceré un sospechoso.

En ese simple instante en que nuestras miradas se habían cruzado había bastado para revelas mi posición.

—Demonios, ¿qué hago?

El sujeto vestía de color negro, un color que resaltaba entre los colores normales, ya que, todos llevaban colores muy claros, como el blanco y el verde, por mencionar algunos.

Pero, antes de llegar a la puerta de mi casa, se detuvo y sacó su teléfono.

Tras un momento de revisarlo, simplemente se dio la vuelta, y se devolvió a la multitud frente a la otra casa.

Tan solo unos minutos después, pude ver por una ventana, que el sujeto no tenía la más mínima idea de lo que pasaba, y que, al igual que yo, había dormido con el interfaz puesto.

Se levantó de su cama y bajó las escaleras.

No pasaron más de 10 minutos cuando finalmente abre la puerta para sacar la basura.

Y, es en ese momento, cuando una pistola eléctrica es accionada, provocando que el sujeto caiga sobre la bolsa de basura, rompiéndola al caer sobre ella, y esparciendo su contenido en la puerta, al igual que en su ropa.

Lo único que pude hacer en ese momento fue cerrar la cortina por completo, no quería ver nada más.

Pero, cuando vi al sujeto, me pareció familiar.

Sin duda, lo había visto dentro de ONLINE, pero, debido al cambio de imagen provocado por el juego en sí, permitía no ser reconocido a primera vista.

Aunque, su avatar lucía casi igual a su cuerpo real.

De pronto, un recuerdo pasa por mi mente.

Un disparo, hecho a una distancia considerable, eliminando a un jugador que estaba tirado en la arena, con un rifle de francotirador que tomé al eliminar a su verdadero portador.

–¡…!

Sí, lo recuerdo.

Esa persona, tenía el avatar correspondiente de la segunda muerte hecha por mí dentro de ONLINE.

–No puede ser…

¿Era una terrible o grata coincidencia?

Después de todo, no podía creer que mi vecino era el jugador que eliminé de un solo tiro en ONLINE.

Ante eso, solo pude cerrar la cortina de golpe y arrojarme a la cama, ya no quería ver nada más, ya había visto suficiente.



Ja

#1905 en Ciencia ficción
#11317 en Otros
#1468 en Acción

En el texto hay: realidad virtual, polémica, conflictos sociales

Editado: 19.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar