Gruñón Particular

La despedida

CAPÍTULO XI 

Días después 

Después de la platica con mi padre y cuando faltan dos días para irme para siempre de este lugar, porque como bien dije terminando mis terapias me iba y como ya puedo caminar me puedo valer por mi misma.
Busco la manera de despedirme de mis amigos antes de irme, y la única que se me ocurre es la de regresar a Tornels, hablo con Marta por teléfono antes de ir a la empresa para no toparme con Alejandro, lo último que quiero es verlo porque tengo miedo de no resistir su cercanía y perdonarlo o caer en la tentación de un beso al sentir su refrescante aroma.
-Marta que tal, soy Reichell oye crees que nos podamos ver en la hora de la comida tengo que hablar contigo y con Carlos.
-Hola nena claro, por mí no hay problema ya nos toca comer juntas, oye pero si vez a Alejandro ¿qué piensas hacer?.
-De hecho por eso te llamo para preguntarte si ¿está en la empresa?, para verles en el restaurante, y si no está pues pasó a buscarlos.
-No te preocupes se cree que salió de viaje porque por aquí no ha llegado así que si quieres venir no tendrás problema.
-Perfecto entonces les veo allá -después de colgar con Marta hablo con Carlos que  al igual que ella se pone contento porque comeremos juntos, pero lo que no saben es que en realidad es para  despedirme de ellos.
A las cuarto para las dos salgo de mi casa,  mis padres están un poco preocupados porque es la primera vez que salgo sola sin ellos después de mi accidente, pero yo les demuestro que tanto sacrificio en las terapias tiene su beneficio porque camino normal sin ninguna molestia, por eso decido irme caminando a Tornels como en los viejos tiempos, llego a la recepción donde me encuentro con una Marta alegre y con la bolsa en el hombro lista para salir y Carlos a su lado lo cual les agradezco porque no tardó tanto tiempo dentro de la empresa.
-¿Nos vamos chicos?
-Hola nena -me da un beso Marta y después Carlos me saluda dándome dos besos- que gusto volver a verte caminar.
-Reichell que bueno que estés bien... pero mira que hermosa te vez.
-Gracias no es para tanto de todos modos te voy a invitar a comer -todos estallamos a carcajadas, el buen humor se respira entre nosotros.
-¿A dónde vamos por cierto? -pregunta Carlos.
-Como ven si vamos a Toks. Hace mucho calor quiero un lugar con clima.
-Suena bien vamos en mi coche -y sin más tardanza porque ellos solo tienen dos horas para comer bajamos al estacionamiento y nos subimos en el carro de Carlos con rumbo al restaurante, en el camino me pongo al día de los últimos chismes de la empresa y me entero que Carlos anda saliendo con Julia pero según específica él, no es nada formal ni nada, su relación es solo cortejo pero  no descarta la posibilidad de algo más formal a futuro, como yo le digo cuando la trate se me hizo un poco seria pero no parece mala chica y le doy mi aprobación al igual que Marta.
Llegamos al restaurante y nos sentamos en unas de las mesas siguiendo con la platica, aunque ellos ya saben de mi rotura con Alejandro según ellos no comprenden "como algo tan bonito se pudo terminar por una estúpida infidelidad", yo en cambio simplemente les explicó que son cosas del destino y pasó lo que tenía que pasar y que desafortunadamente es lo mejor para mí, porque me enseñó que no debo confiar en los hombres que te hablan bonito.
-Aparte de invitarlos a comer porque quería verlos también fue para decirles que mi familia y yo nos regresamos pasado mañana a Baja California.
-¿Pero qué estás diciéndo?
-¿Reichell no te entiendo de qué estás hablando?
-Les comunico porque quiero que me entiendan no se ofendan paro no tengo nada que hacer aquí después de mi experiencia con Alejandro, mi corazón aún se encuentra dolorido y la única solución que encuentro  aunque sé que no es la adecuada es la de poner distancia entre lo que me causa dolor y yo.
-Hay nena no me digas eso no quiero que te alejes yo... - le salen las primeras lágrimas a mi amiga y sé que le rompo el corazón llevándome a Joaquín alejándolo de ella y eso también me duele.
-Te juro que le dije que me iba sola pero él insistió, me fue imposible que cambiara de opinión.
-Oh Reichell no pienses que soy una egoísta por mi comentario pero no me esperaba eso, tengo que hablar con él lo antes posible.
-¿Haber no entiendo nada no sé de qué hablan? -pregunta el pobre Carlos y Marta le explica todo para que entienda, le explica  porque le duele tanto mi partida. 
Después de despedirnos Carlos me desea suerte y dice que me extrañara mucho porque aunque no convivimos mucho, el poco tiempo fue suficiente para estimarnos como si fuésemos amigos de toda la vida, Marta por su parte promete ir a mi casa esta noche y decirle a mi hermano lo mucho que lo quiere y hacer todo lo posible para retenerlo -lo cual aunque sé que me dolerá un poco espero que lo logre porque quiero que los dos sean felices y sé que esta distancia solo los alejara más.
Como Alejandro no está en la empresa me voy con ellos hasta el estacionamiento igual como queda cerca mi casa pues me puedo ir caminando y pensar en todo lo que dejó en este lugar por él, por su culpa y por mi cobardia que aunque sé que la distancia no me ayudara en nada es lo único que se me concurre poner entre él y yo. Estamos entrando al estacionamiento de Tornels cuando me comienzó a despedir de mis amigos de nuevo bueno de Carlos específicamente, nos bajamos del coche y me fundo en un abrazo de despedida con él, uno fuerte y largo que resulta ser justo lo que necesito porque me hace sentir mejor de lo que pensaba, pero cuando estamos a punto de alejarnos escuchamos la voz que tanto he intentado alejar.
-Claro cometo un error y la señora solo lo aprovecha para salir con su amante -maldigo para mis adentros y solo intento serenarme no quiero dar un espectáculo como él  pero el que contesta es Carlos.
-Reichell necesitas hablar con ese tonto -me dice tomándome de la cara y hablando muy cerca de mi, en otros tiempos mi reacción ubiece sido otra paro ahora que lo conozco no me incomodó solo asiento- prométeme que antes de irte le dirás que ya no vivirás aquí.
-Te lo prometo.
-Esa es mi chica fuerte y valiente, confía en mí es lo mejor.
-Nena él tiene razón nosotros subimos y les dejamos solos cualquier cosa que necesites ya sabes dónde estoy aunque dudo que te dañe más, antes de irte te despides de mi ¿ok?.
-Te lo prometo y de nuevo gracias por entenderme y escucharme -mis amigos suben a sus puestos de trabajo después de despedirse  yo en cambio aspiro aire y me giro para enfrentarme por última vez con Alejandro.
-Señor Tornel buenos días.
-Déjate de estupideces Reichell y vamos sube tenemos que hablar, no me gustó que estuvieras tan cerca de él y si vas a seguir trabajando para mí queda estrictamente prohibido ese tipo de afecto con él  o con cualquier hombre -y ahí está el viejo Alejandro ese que tanto detesto.
-Despreocupese señor Tornel de hecho ahora que lo dice si tengo que hablar con usted, si no le molesta pase yo le sigo.
-Camina yo te sigo.
-Por favor déjeme insistir.
-Que necia eres por dios -y subimos a recepción él delante y yo detrás cuando pasamos por el cubículo de Marta solo la miro y sonrío sin gesticular palabra alguna, en el elevador digita su código para entrar, yo en cambio llamo al otro el de trabajadores.
-Vamos sube conmigo -no eso es algo que no haré,  ¿y si pasa lo que pasa en algunos libros? Esos que cuando los protagonistas entran a un elevador después de unos segundos se besan y paran el elevador para hacer el amor y cosas de ese tipo, no, no  y no, me niego.
-No se preocupe señor yo conozco que elevador me corresponde lo veré arriba -terminando de decir eso el elevador se cierra y subo sola a la treceava planta, una vez arriba me lo encuentro de nuevo,  el entra primero a su oficina pero soy yo la primera en hablar.
-Señor Tornel por motivos personales me veo en la necesidad de renunciar a mi puesto le agradesco la oportunidad...
-Deja de decir estupideces Reichell, eso no me interesa, bueno no me interesa tanto desde luego que quiero que sigas a mi lado trabajando pero me importa más aclararte la foto de aquel estupido periódico y decirte que todo fue un error cariño...
-Reichell señor Tornel  me llamo Reichell si no quiere que me vaya llámeme por mi nombre por favor.
-Cariño te amo lo sabes eso fue un error y tengo motivos para demostrarte que todo fue una estupida farsa por parte de esa estupida mujer -y antes de que termine de hablar salgo de su oficina yo quería ser gente pero él no deja de decirme así y yo no puedo escuchar de nuevo que me llame de forma afectiva porque me duele más de lo que pensaba y antes de que salga me toma del brazo y me acerca a él pero antes de que respire su aroma y me envuelva en todo su cuerpo reaccionó.
-Suéltame no me vuelvas a tocar en tu vida ya te dije quieres hablar te escucho pero llámame por mi nombre está es tu última oportunidad.
-Esta bien Reichell tú ganas te pido una disculpa -bueno una disculpa es lo mínimo que puede decir, me siento delante de él no creo que pueda seguir más tiempo parada tengo miedo de que mis piernas no respondan cuando él me diga que la sigue queriendo que, aunque es verdad no quiero que salga de sus labios esa afirmación- la chica de la foto es una ex aventura que tuve la primera vez que viaje a Estados Unidos cada vez que viajaba la veía sucedía lo que tenía que suceder y no nos veíamos hasta el siguiente viaje pero un viaje antes de este último al que fui, lo nuestro termino yo por mi parte no quería saber nada más de ella y se lo hice saber en ese momento,  lo aceptó  pero como ella solo quería mi fama cuando regrese esta ultima vez me sorprendió en el aeropuerto, mira no entiendo cómo sabía que viajaría pero cuando menos lo espere salió corriendo en mi dirección y cuando la vi mi reacción fue atraparla y evitar que se acercara a mí y extendí mis brazos para alejarla, pero ella busco la manera de que en lugar de un rechazo se convirtiera en un abrazo  y eso fue un abrazo que al igual de rápido se convirtió en un beso, yo no lo pude rechazar y lo acepte pero no duró más que unos cinco segundos que fue el momento justo que captó la cámara, después de eso, según ella me confundió con otro y se marchó sin más yo por mi parte no dude y seguí mi camino, nunca imagine cual eran sus fines por eso no le tome importancia, por ello cuando hablamos ni lo mencione porque no fue importante para mí, nunca imagine que eso nos traería problemas si no te lo abría mencionado, ahora entiendo que ese fue mis más grande error ocultarte cosas, pero es que me tienes que entender no le vi relevancia y por eso no te dije nada.
-Claro señor no se preocupe eso ya no es importante -demuestro toda la indiferencia que puedo aunque me resulta difícil- y bueno ahora que usted ya dijo lo que tenía que decir me toca a mí hablar. Cambiando de tema le comentó tengo que renunciar por motivos personales solo le vengo a agradecer la oportunidad que su empresa me brindo tambien por las atenciones y consideraciones que tuvieron cuando sufrí el accidente -me levanto de la mesa y le extiendo la mano él la toma sin pensarlo y sé que he cometido un error porque su solo contacto me desequilibra por completo - gracias por todo señor Tornel y le agradezco su comprensión -sin soltarme la mano se mueve y se acerca a mi de manera peligrosa.
-No lo repitas cariño no puedo vivir sin ti estos días alejados han sido muy difíciles para mí, mira si no quieres trabajar conmigo ahora que estás enojada lo entiendo pero puedes trabajar con Carlos y después, cuando lo solucionemos todo te regresas conmigo prometo hacer todo de mi parte para enmendar mi error y hacer que confíes en mí de nuevo.
-Le pido que me suelte de la manera más educada que puedo no lo pienso repetir -y lo hace me obedece- gracias, ahora bien, entre usted y yo no existe ni existió nada como muchas veces dijo soy su asistente y usted mi jefe, bueno era, además nunca firmé ningún contrato porque solo estuve una semana trabajando así que no tengo ningún compromiso más con usted, como le dije le agradesco su apoyo pero me salió una oportunidad mejor.
-¿Te vas, a donde? -dice con la voz un poco fuera de lo norma.
-Eso es algo personal señor ahora sí no le molesta.
-Reichell me estoy cansando de tus tontos juegos ya te explique cómo estuvieron las cosas yo no tengo nada de culpa te lo juro esas fotos no son lo que parecen si quieres la busco y le pido que aclare todo...no quiero perderte Reichell, por favor.
-¿De verdad crees que no escuche como te besabas con esa mujer cuando te  hable por teléfono en la noche? ¿Tan estupida e ingenua me crees? Claro ahora quieres que corra a ti solo por qué tú lo dices, no Alejandro estás mal yo no soy como el resto de mujeres a las que estás acostumbrado yo te di mi cariño y porque negarlo mi amor, tú solo te burlaste de mi.
-¿De qué hablas, que llamada? No te entiendo yo siempre conteste tus llamadas.
-Ya por favor no te quiere escuchar y menos volver a ver me iba sin tener que volver a verte pero como me tenia que despedir de mis amigos vine a tu empresa pero contigo no tengo responsabilidad alguna, así que me voy con permiso que tenga buen día y excelente vida, le deseo que sea feliz con la estupida que le crea a sus palabras -  vuelvo a intentar salir de su área no creo soportar más su cercania aunque mi mente lo intente odiar mi corazón y mi alma lo desean con todas mis fuerzas pero su cercanía me está matando más de lo que pude imaginar, cuando me jala me abraza con todas sus fuerzas evitando con esa acción que yo pueda escapar de sus fuertes brazos y sin antes poder hacer algo me besa apasionadamente con un fervor y un cariño que casi me convencen de su inocencia, que casi me hacen olvidar los sonidos que producía con esa mujer cuando realice la llamada tiempo atrás que casi...
-imbecil-le digo cuando le doy una bofetada con todo mi enojo y todas mis fuerzas- te prohíbo que me vuelvas a tocar en tu vida, me das asco ¿no lo entiendes? Tán grande es tu ego como para que lo entiendas, te detesto -le digo casi deletreando cada palabra- no me pidas que olvide lo que escuche porque no lo voy a hacer por eso me voy lo único que quiero es no verte nunca más en mi vida - y tocándose la cara en él área roja donde mi mano lo toco grita muy enojado.
-¡¡Te dije que no me volvieras a tocar de esa forma en tu vida Reichell, te lo dije!! Y lo acabas de volver a hacer, sal de mi oficina antes de que haga algo de lo que me arrepienta, esta platica no sé ha terminado te veré en tu casa pasó por ti a las ocho de la noche, si es que quieres que lo nuestro funcione si no dímelo desde ahorita porque no pienso rogarte más, estoy harto de que no me creas nada de lo que digo y más harto de que me pegues por estupideces tuyas - y sin más le doy con mi otra mano una bofetada mas.
-¿Te quedo claro que es lo que quiero? -no dice nada solo me mira con cara de decepción y dolor solo me gustaría abrazarlo y besarlo pero no puedo tengo que ser fuerte no puedo permitir su humillación.
-Perfecto señorita Montalbo toda relación existente entre usted y yo se termino si no tiene nada más que decir puede salir de mi oficina entendemos y aceptamos su renuncia no tiene de qué preocuparse.
Después de eso salgo de su oficina no nos decimos nada mas, no nos herimos más solo salgo en silencio pero por algún motivo estupido una parte de mi corazón y alma  deciden dejarme sola y  quedarse con él. Bajó del elevador y soy interceptada por Marta y Carlos.
-Nena ¿qué pasó?
-¿Reichell porque esa cara? -intento dibujar una sonrisa en mi cara cuando les contesto.
-Pues nada acepto mi renuncia y chicos nos vemos prometo regresar algún verano o algo parecido para que salgamos, Marta te espero en la casa para la despedida -y como no soporto compartir techo más tiempo con Alejandro me despido de ellos y salgo a la calle a caminar sin rumbo fijo me siento fatal pero sé que con el tiempo, la distancia y el cariño de mi familia lo superare no me queda más opción.
Cuando llegó a casa estoy sumamente decaída la despedida a sido peor de lo que imagine nunca pensé en lo enamorada que estoy de él, no me explico cómo en tan poco tiempo puedo estar en esta situación pero no puedo dejar que esto me domine, afortunadamente cuando llegó a mi casa mis padres no están para ver mi deplorable estado, al poco rato llega Marta para despedirse de mi hermano entre ellos todo queda en un nos volveremos a ver pronto porque ella promete regresar en la noche y él  decide darle una oportunidad de despedirse una vez más, lo cierto es que a ellos si los veo enamorados porque a mi hermano se le ilumina la cara con solo hablar de ella, cuando Marta se retira me quedo recostada en la cama esperando un pequeño descanso pero sé que ese momento a terminado  cuando escucho la última voz que pensé no volver a escuchar pero también escucho a Joaquín discutir con él.
-No sé que piensas pero mi hermana no te quiere ver Alejandro y aunque no estamos de acuerdo en que ella no acepte una explicación tenemos que respetar su decisión, por favor retírate.
-Joaquín te lo pido solo quiero intentarlo una vez más por favor si entre ella y yo  nada se soluciona te prometo nunca regresar -y al escuchar lo último que dice me desconcierta más porque sé que es mi última oportunidad de verlo y aunque me duela quiero verlo de nuevo, pero no pienso salir para decirle que hablemos, esa decisión corre por cuenta de Joaquín si él lo deja pasar lo veré si no nunca más sabré de él.
-Alejandro ya te lo dije...
-Te prometo que después de esto no te vuelvo a pedir nada, si no lo haces por mí haslo por ella porque aunque ella lo niegue soy su felicidad y ella la mía por favor Joaquín solo esta oportunidad.
-Mira veré si esta despierta y le preguntare si quiere verte si acepta...
-Sabes lo testaruda que es y dirá que no -lo cual está en lo cierto- mira solo déjame pasar por favor.
-No me puedo creer lo que haré pero esta bien pasa solo te daré diez minutos, cuando ella me pida que te saque lo haré sin consideración así que aprovéchalos, son tu última oportunidad.
Cuando escucho que se acerca dudo si hacerme la dormida o enfrentarlo pero cuando escucho que la puerta se habré decido la segunda opción.
-¿Tú de nuevo, que haces aquí?
-Vine por qué lo nuestro me importa Reichell vengo con el corazón en mi mano, porque ya no sé qué más debo hacer, no sé cuánto más tengo que humillarme para que me creas, para que me ames de nuevo como yo lo sigo de ti.
-Mi querido señor Tornel -le digo levantándome de la cama- ¿no le quedó claro mi posición y decisión, hoy que hablamos en su empresa?.
-No, la ira no me dejo pensar por eso estoy más sereno y quiero que digas de nuevo   que ya no me amas y que lo nuestro no tiene futuro, quiero que salgan de tus labios y que me mires a los ojos cuando lo hagas para poder creer tus palabras -y poniendo la cara más dura que puedo me acerco a él y muy seria le digo mirándolo  a los ojos.
-Entre nosotros no puede haber nada más, destruiste toda la confianza que te tenía y con esta también se fueron el amor y mi cariño, te pido que tomes la poca dignidad que te queda y te largues con tu pareja a seguir pasándola bien, no me busques más porque aunque lo hagas yo ya no estaré disponible para ti.
-Reichell por favor entiende no existe nadie más solo tú, no te das cuenta que para mí esto es muy difícil nunca he pedido perdón por nada y ahora estoy aquí casi de rodillas suplicando tu perdón.
-¿No te quedo claro?...por favor sal de mi casa y de mi vida y sé feliz con ella no te sigas burlando de mí y de mi familia.
-Si es lo que quieres lo respetaré pero que quede claro que yo no tengo ni tuve nada que ver con nadie te fui fiel y lo seguiré siendo hasta convencerte de que me perdones  -acercandose a mí me toma de los brazos y me acerca más a él para decirme muy cerca de mis labios- porque sé que me amas como yo te amo y sé que esto te duele tanto como a mí pero eres demasiado testaruda para entenderlo -me besa de nuevo me besa de la misma forma que en su empresa, con la misma ternura y pasión que antes yo encambio soy inundada por los recuerdos de aquella llamada y lo devuelvo el beso pero de la manera más fria que puedo, el por su parte me exige amor me exige cariño pero mi orgullo me ayuda a sobrellevar este momento.
-¿Necesitas otro beso?, como vez, ya  no me afectas, para nada, te puedo dar los que quieras -cerrando sus ojos creo ver...¿una lagrima?... No eso no, dios no puedo verlo así no puedo quiero abrazarlo y decirle que todo esto es una actuación mía pero antes de hacer algo él se la seca y de la misma forma frívola con la que lo bese contesta.
-No, con eso es más que suficiente te pido disculpas por molestarte con mis estupideces una vez más...es que pensé que sentías lo mismo que yo, pero ahora entiendo que fueron suposiciones mías, sé feliz Reichell sé feliz por los dos porque yo no creo cometer la misma estupides de enamorarme de alguien, de nuevo perdóname por el daño que te ocasione si algún día quieres trabajar de nuevo como te dije 
la empresa está abierta para ti y tu familia.
-Gracias pero me regreso con ellos  a mi tierra no te preocupes dudo que nos volvamos a ver.
-¿Cómo dices? -pregunta pero inmediatamente se retracta- perdona no me incumbe eh si me disculpas no puedo seguir aquí permiso.
-Claro no te preocupes y Alejandro -le digo cuando está apunto de salir- gracias por todo fui feliz mientras duró, hasta nunca -y se regresa de nuevo para intentar abrazarme pero antes de que lo logre lo detengo- te pedí que no me tocaras de nuevo -le digo porque no soportare una caricia más porque sé que si me toca me abalanzare a sus brazos.
-Perdona, perdona te lo prometo, nunca te volveré a tocar, ni a besar al menos que tú me lo pidas cuando tú lo quieras yo encantado estaré de acerlo -y sin más sale de mi habitación y yo de repente estalló como una loca a llorar por él por su amor y por su falta de interés en mí ¿por qué no me toco? ¿Por qué no incistio un poco más si casi lo lograba?...
-Sigue en su mismo pensamiento Joaquín gracias por la oportunidad no sabes cuánto lo aprecio, pero como le prometí no la buscare más esto... Esto se termino para los dos.
-Alejandro no seas como ella por favor ella te quiere sé que me matara por decir esto pero ella te ama solo está dolida por lo de la llamada de teléfono.
-¿Qué llamada Joaquín no entiendo que llamada?
-Ella dice que te llamo en la noche para desearte buenas noches y que le contesto una mujer y que este se besaba con alguien apasionadamente y que cuando los besos terminaron contestaste tu.
-Pero Joaquín quien contesto fue la persona que me ayudó a cerrar el trato es una colaboradora mía pero ella... Ella es ... Lesbiana, con quien ella se besaba era con su pareja ósea otra mujer porque me fueron a ver a mi hotel para hablar conmigo porque yo quería venirme lo antes posible para ver a tu hermana y le pedí vernos en el hotel pero ella llevó a su pareja y en lo que yo me cambiaba contesto porque ella tiene por costumbre atender mis llamadas, ella lo hizo, contesto pero nada más ¿cómo crees que traicionaría a tu hermana ?
-Mira eso no me lo tienes que explicar a mi yo te creo pero es ella a quien tienes que convencer.
-No Joaquín no ella no me cree y lo mejor es dejar que sea feliz con otro, la amo pero si no soy su verdadero amor pues no quiero hacerla infeliz, de todos modos gracias por tu apoyo. Por favor dale esto se lo compre en mi viaje yo ya no se lo puedo dar porque no la quiero enojar más.
-Gracias Alejandro ten por seguro que se lo daré y me aseguraré que se lo quede.



Vianey Medina

#2289 en Novela romántica

En el texto hay: amistad, amor, romance jefe

Editado: 05.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar