Harta del amor

Capítulo 2

Y ahí estaba, en el aeropuerto, esperando que el vuelo saliera, aquel vuelo que me cambiaría la vida. No solo viajaría a un continente diferente, no solo cruzaría el mar.

Mi vida comenzara de nuevo, tengo miedo de lo que me espera en Inglaterra, pero siendo sincera, tengo mas miedo de quedarme.

En el aeropuerto estaba mi madre, la cual lleva diciendo horas que me cuide, que obedezca a mi tía y que ella estaría conmigo, en las buenas y en las malas.

También esta Quinn, ella fue mi niñera durante mucho tiempo, durante su adolescencia, ahora es mi única amiga, pues cuando comencé con mi relación con Sebastián descuide mis demás amistades.

Y por último, pero no menos importante, mi hermano Samuel, nunca nos hemos llevado bien, pero aun así lo extrañare. Extrañare los ruidos extraños en su habitación cuando mama nos dejaba solos.

- Pasajeros del vuelo con destino a Inglaterra, favor de abordar- dijo aquella voz que esperaba. Tanto como temía.

- Es hora de abordar- dijo mi tía.

Y así fue estábamos a punto de entrar cuando una voz que conocía a la perfección me llamo desde lo lejos.

- ¡Samy!-grito Sebastián quien se dirigía a toda velocidad hacia mí. Lo iba a ignorar y entrar al avión pero mi tía me detuvo.

- Deberías cerrar el ciclo, habla con él -si mi tía es así, siempre me da consejos cuando más lo necesito.

Espere que Sebastián llegue y puedo ver una sonrisa que se extiende en su rostro.

- Samy, gracias por esperarme- dijo mientras recuperaba el aliento.

- No quiero sonar grosera, pero ¿Qué quieres?- dije, tratando de tragar el nudo que se estaba formando en mi garganta.

- Solo quería darte esto- dijo dándome un sobre con lo que al parecer es una carta- ábrela cuando creas necesario.

- ¿es todo? -cuestione mirando sus ojos.

- No- dijo mientras se acercaba lentamente a mí. Una de sus manos acuno mi mejilla y la otra se poso en mi cintura, mis manos de manera instantánea se posaron alrededor de su cuello. Y me beso como nunca lo había hecho, con amor, ternura y cuidado. Yo le correspondí, no podía negar que todavía sentía cosas por él y siempre lo sentiría aunque me haya lastimado.

Rompimos el beso por aquella voz que avisaba que mi vuelo casi salía

- Es momento de irme- dije con ese nudo en mi garganta

- Serás importante para mí- dijo emanando sinceridad

- Tu también- respondí de la misma manera

- Ve, no quiero que pierdas tu vuelo por mi culpa- dijo con su típica sonrisa ladeada

- Adiós- dije despidiéndome

- Hasta luego, querrás decir- me corrigió- hasta luego Samy

- Hasta luego Sebas – dije mientras entraba al avión.

 



Lu

Editado: 02.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar