Herencia

Capítulo 2

El ir y venir de la servidumbre llenaba los corredores y salas; entre mumullos, risas sueltas y órdenes por toda la casa.

Tere jugaba con Galleta en una de las habitaciones que se encuentran desocupadas. Había encontrado unos baúles llenos de vestidos y prendas que la dejaron encantada.

Con el permiso de su abuela, la señora Emma,y el disgusto de su madre,quién no aprobaba su deseo; montó un escenario en uno de los jardines. Algunos sirvientes la habian ayudado a acomodar las sillas y colocar las mantas y cortinas entre las ramas de los árboles para que sirvieran de telón sobre el escenario.

La niña iba y venía con sus muñecas,acomodandolas en las sillas. Alistaba las prendas y jugaba con ellas mientras arreglaba todo el lugar para la presentación de su obra.

Habiendo quedado todo listo y después de disfrutar de un pequeño refrigerio se dirigieron hasta el jardín. Las muñecas eran las primeras como espectadoras. A disgusto Consuelo se sento en uno de las sillas, a su vez la abuela en otro - Chelo, - como solía llamarla la señora Emma, le sonreía - disfruta de la tarde- agregó con agrado. Disfrutaba ver a su nieta. Había inyectado en la casa alegría con su llegada. Aunque no podía decir lo mismo de la esposa de su hijo. Poco después también las acompaño Nany, quién Lucia una gran sonrisa al ver todo lo que había armado la pequeña.

Las cortinas se removían desde el interior,acompañado de las risas de la niña que se movía inquieta - Afecte meu, no hagas esperar al público- dijo la abuela con calma,mirando hacia las muñecas que descansaban cada una perfectamente acomodadas en sus respectivos lugares.

- Damas y caballeros - se escucharon murmullos detrás de la cortina -... y muñecas- agregó después- Benvingut*- Dos sirvientes recorriendo el telón dejando ver a una pequeña niña ataviada con vestidos que definitivamente no eran de su talla. Una pañoleta cubría su cabello rubio, sus ojos azules brillaban con alegría. Las mangas del vestido de encaje y de color aperlado le colgaban por los brazos. Otra serie de muñecas están con ella en el escenario. Los aplausos no se hicieron esperar. La abuela, Nany y los sirvientes quedaron encantados con el ingenio de la pequeña. La madre,sin embargo, sólo la miraba con disgusto.

La obra que preparo Teresita fue de su propia creación : una bruja mala que hechizo a la princesa y la tenía encerrada, un príncipe de cabello azabache que peleó contra la bruja y libero a la princesa. La niña iba y venía en el escenario, distribullendo los diálogos y las actuaciones de sus muñecas con la suya.

Los espectadores quedaron encantados. Una vez que había concluido la obra, todos aplaudieron y ovacionaron a la infanta. El telón se cerró frente a ellos.

La señora Emma se puso de pie para ir hacia su nieta, quien se había quedado detrás de las cortinas - ssh! Te van a oír- escucho a la pequeña. Imaginó que era Galleta. Le había parecido verlo juguetear entre las faldas de los largos vestidos- deberíamos hacerlo de nuevo, fue divertido...pero esta vez yo quiero ser el príncipe -.

Consuelo llegó primero hasta el escenario, abriendo las cortinas con furza -Teresa! Hay que asearse para la comida- con la mirada recorrió a la niña y su alrededor. La pequeña se puso de pie teniendo cuidado con el vestido- Apresúrate!- agregó con notorio disgusto.

- Estuviste preciosa - agregó la abuela mientras miraba todo el escenario. Algunas muñecas yacían recostadas,otras sentadas. Una llamó su atención, una muñeca de cabello negro, que permanecía quieta, mirándola, sentada a la orilla de la parte trasera del escenario; parpadeó intentando verla mejor, pero ésta había desaparecido.

- Gracias ávia*- la pequaña se giró hacia donde veía su abuela, para después volver a verla. Le sonrío.

- Si,muy bien princesa- agregó Consuelo. Aunque era un apelativo cariños, que a veces usaba la señora Emma con Tere,en boca de su madre, más bien parecía un insulto. En alguna ocasión se había referido a la pequeña como "la princesita de ojos azules" con sumo desagrado hacia la niña, cuando había visto afanosa con sus pertenecias,teniendo todo en un perfecto orden- Es tarde debes estudiar tu lección...- llamando a una criada le indico que se la llevarán.

-  Mis muñecas...- miró alrededor. Galleta llegó ronroneando y frotándose contra las faldas del vestido largo que aún llevaba.

- Te ayudaré a llevarlas... -  Nany había llegado junto a ellas. Dió un vistazo al jardín - Bonsoir* Madame - la saludo  a la señora Emma  realizando una leve inclinación, quién correspondió el saludo con un gesto leve de su cabeza- Bonsoir petite dame - saludo a la pequeña para ayudarle a levantar a las muñecas.

-Merci* Madame Nany- Los sirvientes detrás de ellas levantaron y limpiaron el jardín. Iban y venían con las cosas - la próxima ocasión, será de piratas - dijo con entusiasmo Tere, quién ya tenía los brazos llenos con algunas de sus muñecas.

Eso suena fantástico- sonrío Nany hacia la niña, llevando en brazos otras muñecas mientras caminaban hacia la casa - Vamos, es un poco tarde, hay que repasar tu lección y después arreglarte para la comida -Tere sonrío junto a ella.

La señora Emma reparo en todas las muñecas,ninguna se parecía a la que le había parecido ver sentada sobre el escenario, pero si vió durante la obra. Era una preciosa muñeca de cabello negro,muy corto,que por un momento había creído que era un muñeco,aunque su tamaño era más grande, parecía un niño. Vió a Consuelo ir con algunos de la servidumbre, seguramente hacia la cocina para supervisar la comida. Recorrió lo que quedaba del escenario,las sillas ya habían sido retiradas y las sábanas que fungieron como cortinas para el telón estaban siendo dobladas por un par de doncellas. No había rastro alguno de la muñeca de cabello negro; sonriendo para sí, se dispuso volver a la casa.

Tere platicaba a detalle la obra a Nany, quién prestaba atención con paciencia, mientras la ayudaba a asearse y alistarse para la comida.



Jo Libelle

#176 en Paranormal

En el texto hay: misterio, familia, conflictos

Editado: 25.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar