Hey Quitate Enana

Capitulo 35 Guerra de helados

Me desperté de inmediato. Fue solo una pesadilla.

Una pesadilla en la que esa voz es la única que habla. La única que habita. La única que queda. La única que me controla. La única que esta destrozandome.

Hasta en mis pesadillas esta esa maldita voz.

Baje a la cocina y me encontré con Regina.

— Yamileth, hola, ¿a que hora llegaste?— sonrió falsamente.

— hace mucho— respondí cortante.

Cogí un jugo y volví a subir a mi habitación, comencé a hacer la tarea, ya se estaba haciendo de noche, me coloque mis audífonos y comencé a escuchar toda la musica que se reproducía, me bañe, me coloque mi pijama, me acosté de nuevo y espere hasta que el sueño me invadiera.

"Acaba con todo"

*****

El maldito despertador comenzó a sonar y lo apague pidiendo cinco minutos mas, alguien entro, escuche un pequeño sonido y algo comenzó a brillar.

— veo una luz. Una luz brillante. Es el foco ¡Apagalo! ¡Apagalo! ¡MIERDA APAGENLO!

Me caí al hermoso suelo con la sabanas, voltee y la puerta se cerro dejando ver una cabellera roja.

— Regina hija de fruta— susurré.

Me levante, me cambie, me peine, acomode la cama y baje Encontrándome con Regina y mi papa.

— ¡Tu Prendiste la luz!— exclame mirándola.

— ¿de que me hablas?—se hizo la desentendida.

— ¡Sabes perfectamente de que hablo!

— oh ¿hablas del foco?—pregunto hipócritamente — Lo siento, quería ir a levantarte ya que después se te va a hacer tarde.

— ¡Me caí por tu culpa!— exclame molesta.

— lo siento mucho ¿estas bien?

— ¡No! ¿Que haces en mi casa bruja?

— ¡Yamileth!—exclamo mi papa— No vuelvas a decirle esas cosas a Regina, ella solo quería ayudar.

— ¡Gran ayuda!— exclame sarcásticamente.

Subí a mi habitación, cogí la mochila, el celular, las llaves y los audífonos, baje, salí de la casa y cerré de golpe la puerta y comencé a caminar hacia el instituto.

Llegue al instituto y vi a Layla hablando con Ryder se veían muy entretenidos, Ryder se alejo de ella y se acerco a mi.

— ¡Hey! Tu.

— ¡Hey! Yo—comenzamos a reír.

— muy graciosa eh.

— me lo dicen siempre—mire el suelo—de hecho jamas me lo dicen.

— sera mejor que no te lo digan.—rió y lo mire.

— ¡Oye!—le di un pequeño golpe en el hombro.

— oye no me golpees, no es divertido.

— para mi si— comencé a caminar hacia mi casillero.

— ¿vamos a tomar un helado saliendo?

— claro.

El timbre sonó y todos comenzaron a correr, Ryder se despidió y se fue, guarde mis libros y camine hacia el salón.

Entre y el maestro ya había llegado.

— llega tarde Mckenzie—dijo mientras borraba la pizarra.

— no usted llego temprano— susurré.

— ¿que dijo?

— nada—dije rápidamente.

Me senté en mi lugar y el maestro comenzó con la clase.

— llegas tarde enana— dijo mirando hacia el frente.

— no es mi culpa que todos decidieran ponerse de acuerdo para llegar temprano.

Las clases terminaron y todos comenzaron a salir. Comencé a sacar mís libros del casillero.

— ¿vamos al cine?—propuso Liliana.

— quede con Ryder de ir a tomar un helado.

— ¿un helado tu y Ryder?— asentí— ¿solo iran a tomar un helado?— asentí nuevamente—¿o a hacer otra cosa?

— ¿de que hablas?— cerré mi casillero.

— ya sabes Ryder es lindo y bueno, irán a tomar un helado suena extraño.

— ¿a que te refieres?— pregunte sin entender.

— ah nada olvidalo.

— ¡Ya estoy aquí!—exclamo Ryder llegando hasta nosotras.

— nos vemos luego— dijo Liliana.

— ¿por que no vienes con nosotros?— pregunte.

— ¿quieren que valla con ustedes?— pregunto enarcando una ceja.

Mire a Ryder y el asintió, fuimos hasta la heladería y pedimos los helados pero lo que nunca me imagine fue que unos amigos y Layla irían con nosotros. No me molestaba que hubieran ido los amigos de Ryder lo que me molestaba era la presencia de Layla.

Estaba conteniendo mis ganas de levantarme e irme de ahí mismo diciendo un par de cosas de las que no me arrepentiría de decir.

La chica nos llevo los helados y un silencio entre Layla y yo se apodero de la mesa.

— ¿a quien le gusta el caramelo de regaliz?—pregunto Ryder tratando de deshacer el silencio.

— a mi—dijimos al unísono y nos miramos—¡A mi no!—exclamamos al unísono.

— ¿les gusta o no les gusta?—pregunto un amigo de Ryder.

— me encanta— dijo Layla con una sonrisa.

— pues a mi no—dije fría.

Ambas nos fulminamos con la mirada. Si las miradas matarán Layla y yo estaríamos tres metros bajo tierra.

— de... Acuerdo— dijo Ryder confundido.

—si ya sabes ¡No es como que una amiga sea una hipócrita!—exclamo Layla cambiando la conversación. ¿De que mierda habla? ¿Que tiene que ver una cosa con la otra?

— ¿que estas tratando de decir?— pregunte ante su comentario.

— yo nada ¡Pero si la indirecta te cayo no es mi culpa!— exclamó ganándose demasiadas miradas.

— ¡Ten mas valor y dimelo en la cara y no con indirectas!— exclame con fastidio.

— ¡Yo no soy la que se hace a un lado para huir de los problemas!—¿Como lo supo? Es demasiado obvio, siempre huyes.— ¿Que? ¿Eso si te afecto?— pregunto con una sonrisa sínica.

— Yo no entiendo por que me tratas así, si yo no te he hecho nada.— dije molesta.

— ¿Te parece poco lo que me has hecho?— pregunto molesta—no entiendo como Callan se podría fijar en ti.

—¿Así que de esto se trata todo?— pregunte— De Callan ¿Pues sabes que? ¡Por mi quedatelo! —exclame—¡Callan no me interesa!

— ¡A mi tampoco me interesa!

— ¡Pues no parece! No entiendo como es que te enojas por cosas sin sentido.

Layla cogió su helado y me lo embarro en la cara, sonrió hipócritamente, me limpie con la mano y cogí mi helado y se lo embarre en la blusa.

— eres una...— no la deje terminar.

— no mas que tu.

Cogió los helados de los amigos de Ryder y me los tiro encima, cogí el helado de Liliana y se lo tire encima del cabello, cogió el helado de Ryder y me lo aventó pero me agache y le cayo a una chica, la chica cogió su helado y se lo aventó a Layla pero se agacho y le cayo a otra chica, la chica cogió el helado y se lo aventó pero le cayo a un chico que iba entrando por la puerta y así fue como comenzó la guerra de helados.



LuzCR

#899 en Otros
#256 en Humor
#2402 en Novela romántica

En el texto hay: humor, romance, amor

Editado: 30.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar