Humanoides: La marca de la mutación | libro 1|

La Resistencia

Están a punto de dispararme con las armas.  Me siento perdida.  Los otros que están más adelante se detienen   y me miran desde lejos apenas puedo distinguirlos. Les lance una mirada para que sigan, pero es obvio que no van a seguir sin mí. 

Me va  a disparar y  ante eso cierro  los ojos.  Al cabo de unos minutos vuelvo a  abrirlos, aun no me han disparado.

A lo lejos veo unas luces de unas linternas, nuevamente  cierro mis ojos. Escucho disparos y al  abrir los ojos  de nuevo veo  a   los sicarios  muertos.  Me miro y estoy  sana. No tengo  un solo  rasguño. Veo  a dos personas que enseguida reconozco, son  mis padrinos. Les sonreí  y los abrace. Me alegra verlos.

    – ¿Ahijada, estás bien? – Me pregunta mi tío quien es hombre  alto, muy atractivo de barba de ojos grisáceos

    – Sí. – Le aseguro con una sonrisa.

McCallister corre  hacia mí y me abraza. Saluda  a mis tíos, al igual que los demás.

  – ¿Qué hacen aquí, tan tarde? – quiere saber mi tía Olivia quien es muy hermosa con un rostro en forma de corazón de cabello castaño.

  –  Escapando de los sicarios. – Le contesto – ¿Y ustedes que hacen? – me pongo las manos en el bolsillo de la campera.

  – Buscábamos, humanos. Creemos que  hay más personas vivas.  – Me responde Olivia. – Vengan tenemos  una  guarida a unos metros de aquí. –  Nos dice  mi tío

Los seguimos. Llegamos a  una especie de galpón muy reforzado de metal. Con extraño símbolo que es una << X >> muy rebuscada.  Entramos y mi tío dice:

      – ¡Bienvenidos a la Resistencia!

     – ¿La resistencia? – pregunta Nicole con sorpresa.

      – Sí, así nos denominamos los que estamos en contra de la corporación Icon, es una larga historia. – Nos dice mi tío. – ¿Tiene hambre?

       – Sí, mucha. – Digo  enseguida.

                                                                                         

El estómago me ruge.  Tengo mucha hambre. Mi tía nos trae  sándwiches y yo soy la primera en tomar uno  de la bandeja.

  – Coman   todo  lo que quieran. – nos dice Oli con una simpatica sonrisa. –   mañana iremos por más alimentos. – comenta.

 

Con la boca llena asiento con la cabeza. Estoy  hambrienta, tanto que podría comer yo sola  todos los sándwiches.

En ese momento veo  a Atharal, mi ex novio y mejor amigo; sin pensarlo corro a  abrázalo.  No me acordaba   lo  atractivo que es. Es esa clase de chico rubio, alto de ojos verdosos. Muy apuesto y musculoso.

     – Me alegra verte, Atharal. Creí que no volvería a verte. – digo con una sonrisa.

     –  A mí también me alegra verte, Carter.  Tampoco creí que te volvería ver. .-   – Le sonrío.

McCallister e Ian me miran con mala cara, pero los ignore. Nuevamente vuelvo abrazar a Atharal, estoy muy contenta de que este con vida.  En eso una chica nos interrumpe. Se acerca a Atharal. Pone su mano en su hombro.

       –  Ella es Daphne, mi novia – Me la presenta.

Le sonrío  y le estrecho la mano. Me alegro verlo feliz  y con novia. Después de todo lo único que tenía con él es amistad.  

     – Él es McCallister, mi novio. – Lo Presento. Me sonríe  y le estrecho la mano a mi novio.

       – Ellos son  Greta,  Darren,   Feliciti, Lisandro,  Jeffrey, Walquiria y  Samantha , Ludovico, Astoria y Estefan. –   Nos presenta mi Tía

Les estreche la mano a todos.  Nicole sonrió al ver  a su tío y lo abrazo, él es  único integrante vivo de su familia.  

Me pregunto si alguno más será  un mutante al igual que yo, o soy  la única.  Me doy  cuenta que  mi tía en su hombre izquierdo tiene  una marca, la misma marca que tengo  yo en mi brazo, y   por lo que se, esa  es  la marca  de la mutación del Virus -G.

Una vez más observo a los miembros de la Resistencia y veo que Astoria, Ludovico y  Samantha  también tiene  una  marca, al igual que yo, pero la de Astoria, y Ludovico es diferente, es otra marca.  En ese momento reconozco al joven  del hopo  despeinado de color rosa medio rojo, de ojos de un color verdes bosques intensos. Ya lo he  visto antes. Al hacer memoria me doy cuenta de que es el Lemonter al que vi en la corp. Icon.

   –  Te he visto, tú eres el Lemonter que se llevan al  laboratorio. – Le digo rápidamente.  Me da la sensación de que la oración está mal formada.

   – Si, supongo que me has  visto. – me responde.  – Gracias, a la resistencia estoy con vida.  Y mi novia. – añade mirando  a Astoria, una  mujer muy bonita de  cabello muy inusual de color negro y rubio. Es alta midiendo unos 1,86 m con una clara silueta femenina con cuervas. Es más bien delgado con rostro ovalado posee  unos profundos ojos color chocolate y pestañas espesas.  Su piel es morena, pero no tanto, más bien un  broceado natural que posee.  Sus labios son de un tono roso claro.

   – ¡Bienvenida! – me dice Astoria amablemente.

Veo a un hombro  alto y  muy apuesto de cabello corto y despliego color  castaño con unos profundos e intensos ojos griseases medios celestes, no puedo evitar pregunta.



LaubelMagno

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar