Huyendo al Amor

XII

De alguna forma pude ir a trabajar dejando a Elijah dándole el último retoque a la habitación del bebe, cuando iba saliendo estaban subiendo unos muebles para la habitación, cuando acabe la jornada laboral, pase comprando varios aperitivos y los guarde en el frigorífico, Colin, Josh y Amelia se llevaron a Elijah, me quede con Domenica y Ben, quien me ayudaron hacer el pastel, ordenamos la mesa y pusimos, colgamos las letras de feliz cumpleaños y un par de globos y serpentinas

 

-el tío Elijah se va a morir de la emoción – dijo Ben

-nunca le hacemos un cumpleaños, él no deja que se lo hagamos – dijo Domenica

-pues ahora será diferente – dije

 

Y Realmente lo fue, Elijah parecía feliz más que nunca, después de que soplara las velas, Colin y Josh le aplastaron la cabeza en el pastel después de que le pidiera que lo mordiera, sacamos la torta de repuesto del refrigerador y la repartimos.

 

El día de acción de gracias llegó después de todo el programa en el instituto salió bien aunque el baile del pavo no pasó desapercibido por Colin que no hizo más que reírse, todo estaba listo, lo que había olvidado era que Elijah había invitado a mi padre, estaba enojada con él, conmigo con todos está encerrada en el cuarto sentó a lado de la ventana acariciando mi vientre no quería ver a mi padre y recordar todo, pensar que mi vida pudo haber sido diferente me ponía de nerviosa, por otro lado debía hacer las paces con él quería que mi hijo tuviera una familia y eso incluía a mi padre su abuelo, pero no podía perdonarlo tan fácil después de que me dejara en las manos de mi madre que más bien parecía la madrastra de Cenicienta, estire las piernas, estaba algo agobiada Amelia y Sofía habían insistido en hacer un Baby shower a lo que me negué, pero como era de esperarse no les importo, últimamente estaba tan irritable, todo parecía mal y todo me hacía llorar no podía mantener una conversación sin echarme a llorar y lo detestaba, no veía mis pies y no podía agacharme, no podía dormir porque la espalda me dolía y no podía ponerme de lado era un desastre.

 

La puerta se abrió y Colin entró, la cerró detrás de él y me miró no dijo nada solo se sentó al frente mío y me saco una sandalia y comenzó a masajear el pie lo cual fue algo agradable

-así que enviaron la artillería pesada – dije, él asintió sonriendo

-Elijah teme entrar y terminar discutiendo, dice que si te enojas conmigo no traerá ninguna dificultad – dijo

-pues dile que el que no haya venido él fue su mayor error – me crucé de brazos, la puerta se volvió abrir y él entró solo me miro y después a Colin

-te apetece un batido de mora y panqueques – mire a Colin, este chico sabía que ofrecerme

-¿hablas en serio? – dije y él asintió y se puso de pie me extendió la mano y yo la tome

-te espero afuera – salió por al lado de su hermano dándole palmadas en su hombro

-¿saldrás? – asentí – está bien – lo miré

-no está bien siento que voy a explotar y tengo esto quiero llorar y gritarle al mismo tiempo, me estoy volviendo loca, necesito salir y desquitarme con el pobre de Colin así no la pasaré contigo – él asintió – Elijah no tienes que estar de acuerdo – dije enojada

-no quiero discutir contigo eso es todo y siento si digo algo lo haré – respire

-me voy y no quiero un baby shower – dije – díselo, nunca encajaría con la gente que vendría a esa fiesta – tome mi bolsa y Salí

 

Colin me esperaba en el ascensor bajamos y salimos a la calle, comenzamos a caminar sin decir nada, caminamos y ocho cuadras o más cada vez que lo veía él me miraba burlón como si lo que pasara fuera chiste, eso me estaba irritando

 

-¿pero qué te causa tanta gracia? – dije

-tú – yo lo me detuve y lo miré con mala cara, él sonrió más

-apuesto que ni la mosca se acercaría a ti – no dije nada y él se echó a reír, la gente nos comenzó a ver yo mire a todos los lados y de repente comencé a reír – ven vamos estamos cerca

 

Llegamos a un restaurante que no tenía pinta de ser uno de los restaurantes que los Hoffmann visitan, no me importo, no estaría cómoda en uno de cinco estrellas, tomamos asiento al fondo gracias al cielo cabía en esos asientos él se sentó frente a mí y miro por todo el lugar como buscando a alguien hasta que una camarera se acercó ella lo miro y no dijo nada, solo dejo la carta, pero él la frenó

-queremos unos batidos y panqueques – ella me miró y asintió

-algo más señor – él negó

-gracias – dije entregando la carta, ella se fue y miré a Colin – nunca pensé que Colin Hoffmann vendría a uno de estos lugares - él sonrió de lado

-nadie lo sabe – dijo – cuando peleaba con Celeste venía aquí es veinticuatro horas, en algún momento llegué a quererla pero se me pasó cuando vi que seguí yendo detrás de mi hermano, encontré a alguien y yo me enamore – miró al otro lado del lugar – su forma de contestarme y no saber quien rayos era me sorprendió y lo eche todo a perder – a lo lejos divise a otra camarera rubia al igual que Colin llevaba un moño alto estaba atendiendo una mesa de una familia parecía tener todo controlado a pesar de que los niños lloraban y gritaban, Colin era el hermano que sobresalía de los Hoffmann era rubio y que parecía no tener responsabilidades pero las tenía Josh era como Elijah y muy diferente a la vez, su cabello era oscuro, alto, pero hablaba como si no existiera mañana pero se complementaban entre sí, Elijah traía la paz y llevaba a todos al diálogo y pensar en una solución razonable, Colin era el de armas tomar, se exaltaba por todo y estaba dispuesto a proteger a su familia y no le importaba el costo, Josh tenía algo de ambos pero no le gustaba ser el último luchaba con sus hermanos para ser tomado en cuenta eso sacaba su lado rebelde y no pensaba mucho en las consecuencias – se llama Ana la conocí una noche cuando vine aquí, Celeste estaba embarazada de Ben y yo no la soportaba hui de casa y llegue aquí el único lugar donde nadie me encontraría y la encontré, salimos por un tiempo hasta que Celeste intervino, ella quería que todos fuéramos de ella, y creo que por un tiempo fue así, menos Josh él nunca cayó a sus pies era el único que le decía de donde era y cómo había llegado a donde estaba a costa de mi hermano, creo que la odio por eso – me miro y vi ira en sus ojos resentimiento



Chloe

Editado: 26.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar