Infierno

18.Y...la verdad sale a la luz

Narra Sam:

Iba abriendo los ojos poco a poco. Sentía un dolor de cabeza terrible, como si mi cabeza fuera golpeada por mil martillos. Intento incorporarme en mi lugar—pero no puedo hacerlo—hay algo que me lo está impidiendo. Me doy cuenta de que estaba atada a una silla; me fijo más en el cuarto en el que me encuentro atrapada.

Observo todo con detenimiento. Las paredes están hechas de ladrillos, la poca iluminación del cuarto era una estúpida lámpara, la cual no iluminaba ni la mitad del cuarto—más barata no se la pudo conseguir—pensé.

Cuando ya pude ver todo con más claridad, hable sin dudarlo ni un segundo- ¿Por qué?... ¿Qué fue lo que te hizo mi familia?, que fue lo que hicieron para que te desquitaras con ella- no podía evitar hablar con un tono de rencor hacia aquella persona que se hacía llamar familia. Esa persona a la cual adore toda mi vida.

-No me hizo nada cariño- dijo como una psicópata con problemas mentales—aunque creo que eso es lo que era— todavía no podía creer que esto estuviera pasando. No podía creer que fuera ella...- yo también soy parte de tu familia Samantha- dijo con una sonrisa, la cual me inspiraba temor.

-TU NO ERES PARTE DE MI FAMILIA!!!!- le grite sin más, me encontraba muy furiosa conmigo misma por haberle confiado tanto a aquella persona, si es que se le podía llamar así; porque en realidad era una rata despreciable para mis ojos.- SOLO ERES UNA MALDITA ENFERMA!!!!- una fuerte abofeteada de su parte me hizo girar el rostro completamente.

-SI SOY TU FAMILIA!!! SOY TU TÍA, MALDITA SEA!!!- se desquito Nancy- tenme más respeto niña estúpida!!- dijo bajando solo un poco, el tono de su voz.

-Una tía no asesinaría a su hermana!!! Ella te apreciaba, Nancy... ¿Por qué le hiciste eso?- dije, mientras aguantaba las ganas de lanzarme a llorar. Ella en cambio lanzo una enorme carcajada.

-¿En verdad crees que soy Nancy?- yo no lograba comprende absolutamente nada. Al parecer mi reacción le dio gracia- pues creíste mal.

-¿Y quién eres entonces?- dije con ironía.

-Yo soy tu tía Margaret, cariño- se le escapo una sonrisa con un toque de malicia de sus labios. Margaret era la hermana menor de mamá. Era la hermana gemela de Nancy, según lo que me contó mi mamá sobre ella.

-Pero eso no puede ser, es imposible... mamá me contó que habías muerto- ella tomo seriedad instantáneamente.

-Tu mamá y sus estúpidas mentiras- respondió con una mirada llena de odio.

-¿de que estas hablando?

-Ah... ¿no lo sabes? Ja, que irónico- se burló para luego decirme- Antes de tu nacer, tu madre, tu tía Nancy y yo nos llevábamos muy bien; demasiado para ser verdad. Conocí a un chico y desde ese día todo cambio para mí.

-¿y que tiene que ver eso conmigo?- le doy una mirada de desprecio.

-No seas impaciente cariño, casi llegamos a esa parte- me mira divertida- además, tiene que ver mucho. Seguro te preguntaras ¿Por qué?- me miraba fijamente, sé que trata de inspirarme miedo, pero eso no funciona conmigo. Perdí el miedo que sentía hacia su persona, hace tiempo.- Ese chico... era tu padre.

Yo quede totalmente en shock. Literal ella estaba contándome y desde que menciono eso, mi rostro dio un repentino cambio. No sabía cómo sentirme en este momento, no sabía si sentir enojo o asco; las emocione se mezclaban. Miles de preguntas pasaban por mi cabeza.

-Tu madre sabía que yo estaba sintiendo algo por tu padre. No. Ella sabía que yo estaba más que enamorada de él; pero eso no la detuvo, de todas maneras no le importo mis sentimientos. El día que tu madre se hizo novia de tu padre, me partió el corazón.

<<Desde ese día comencé a juntarme menos con mis hermanas, ya que Nancy apoyaba el amor de tus padres y eso hizo que la sangre me hirviera mucho más por dentro. Dije una vez, que solo me importaba una persona en la vida. ¿Adivina qué?, esa persona termino siendo tu padre después de todo, y hare todo lo que este a mi alcance para poder conseguir que vuelva a estar conmigo, incluso fingir ser Nancy toda mi vida. Hasta... mataría a su propia hija para obtener su amor.- me miró con una enorme sonrisa sínica- veras, un día yo tenía tanta rabia que decidí hacer algo ''terrible'' por así decirlo, resulta que ese mismo día, tu papá decido pedirle matrimonio a tu madre. Para celebrar la "grandiosa" noticia del matrimonio de tus padres, tu madre, decidió hacer una fiesta en su casa. Estábamos muy bien y disfrutábamos la velada; bueno, al menos yo aparentaba estarlo.
 

Narrador omitido: hace 20 años aproximadamente

Flashback:

Yaneth (madre de Samantha) se encontraba muy contenta esperando a sus invitados en la puerta de su casa. Casi todos habían llegado y Yaneth se muestra muy feliz antes las personas que llegaban; pero a quien esperaba con ansias no aparecía. Yaneth estaba muy triste ya que creía que su hermana Margaret vendría, pero al parecer se había equivocado. Se sentía muy triste y culpable ya que sabía lo que su hermana sentía por su prometido, pero para Yaneth esta cena no se trataba de celebrar el compromiso, sino de hacer las paces con su hermana.



Focus_lgv14

#371 en Thriller
#183 en Misterio
#144 en Suspenso

En el texto hay: suspenso y drama

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar