Just Friends? ~¿intentar o quedarse callado?~

Capítulo 17 (Triste amor)

“Quien diría que hace unos meses estaba entrando a mi primer día de clases y ahora vengo a terminarlo, es mi récord; nunca había durado tan poco en un lugar de estudio. ¡JA¡ París el lugar donde el amor surge, I don´t think that” –observa– 

–Grita– ¡DELISE¡ no puedo creer que estas frente a mis ojos. 

–Perpleja– A-ah, ¿no estoy entendiendo? 

–La abraza– Disculpa por todos estos años. 

–Lo siento, esto se me hace muy descortés. –se aleja– 

–Pido disculpas por llegar siempre así. 

–Disculpa, tengo que irme. 

–Un café, solamente eso; ¿puedes acompañarme? 

“Es mi último día, sí aceptaré”  nos vemos en el café Sorrowful en el Río Sena. 

“Ese significado” –acepto. 

–Te veo a las 6 de la tarde. 

“No sé porque he aceptado, pensaré que a lo mejor mi mente se pueda ir en paz. vengo de despedirme de los hicos –suspira– espero esta despedida sea lo más normal posible Agh no sé ni que estoy diciendo ¿normal? Esa palabra no ha sido puesta en el diccionario de mi vida” 

–Hola. 

–Para ser sincera, esto es realmente extraño ¿dos meses han pasado? 

–No tengo idea, estoy aquí para pedir disculpas –señala– 

–¿Qué pasa con nuestros teléfonos? 

–¿Recuerdas como los hemos comprado? 

–¿Cómo no hacerlo? Fue divertido pedir una rebaja si lo adquiríamos como pareja jajaja. 

–Discúlpame, Delise. Supongo que a estas alturas ya sabrás la verdad, aun así quiero decirte que fui un cobarde todo este tiempo y me he sentido muy mal por eso, actué de una manera muy estúpida. 

–Po esto estoy aquí, quiero saber ¿qué pasó? ¿por qué todo acabó así? 

–¿No te enojarás más? 

–Creo que nunca lo estuve, lo que más sentí fue decepción, realmente no esperaba eso de ti. Cuando eso pasó me sentí demasiado traicionada, pensé que todo había quedado en Tailandia y más no sabía que me había estado siguiendo desde que llegué a París, en fin ¿tu parte es? 

–Nunca me gusto Pipa –Espera, ¿Qué estás diciendo?– lo que escuchas, el día que tus padres te estaban inscribiendo en aquella institución te conocí y me di cuenta de que eras hermosa. –no puedo creer lo que estás diciendo– tienes que, pasaron los días y mi miraba solo centraba en ver a la chica de aquella banca, te gustaba usar un suéter que combinara con el uniforme –en ese tiempo fui alérgica al sol– ahora lo sé, aun así me gustaba verte en ese lugar hasta que apareció Pipa, era hermana de uno de mis amigos –ahora entiendo, tenías que decir sí– y ese fue mi primer error. 

–En conclusión, ¿estas declarando que fui tu amor platónico? Bueno no lo llamemos así suena muy dramático, fui tu crush. 

–Esa palabra es muy americana, me encanta. Delise, tú eres mi amor platónico –sujeta su mano– 

–Supongamos que sí. Puedes continuar. 

–No sé ni como paso, pero cuando me di cuenta ya era su novio; a lo mejor fue una estrategia estúpida de poder acercarme a ti y lo peor fue que no resulto –Ja, y decir que los vi besándose– ella lo hizo, pero eso fue un error –me parece descortés que hables así de tu exnovia– aquí es donde pido disculpas –la besa– 

–sorprendida– –se aleja– ¿Esto es tan cliché? 

–Pensé que te enojarías. 

–Ya lo has hecho “actúa normal, no te sonrojes y no actúes como si quisieras que pasara” 

–Me deje llevar por el impulso. 

–Ok, puedes continuar. 

–¿Podemos volver a empezar?

–Exactamente ¿Cómo? 

–Le da la mano– Hola mi nombre es Adrien Kelsey tengo 20 años y es un gusto conocerte. 

“Está bien, sigue la corriente al final ya es una despedida” Hola soy Delise Sanderson y tengo 18 años, supongo que también es un placer –susurra– Disculpa, ¿Cómo hemos entablado conversación –contesta– –me preguntaste donde estaba el parque Arce– 

–Puedo llevarte allí si gustas –acepta– 

–Hemos llegado. 

–Un gusto, puedes irte. 

–Tranquila puedo mostrarte el lugar. 

–Está bien, ya conozco. 

–Venga espera aquí, te daré algo. 

–Está bien. “han pasado 5 min y él aun no aparece, el tiempo está llegando y tengo que irme son 10 minutos a las 7 y tengo que irme, mañana me espera un largo viaje” 

–Ten, recuerdas cuando nos vimos aquí, se podría decir que fue nuestra primera cita. 

–Ufff ese olor, realmente extrañaré este olor a café. 

–No tienes por qué extrañarlo. Vendremos aquí todos los días si quieres. 



AxSaile

#6579 en Novela romántica
#3486 en Otros
#1120 en Relatos cortos

En el texto hay: amistad, amor adolecente, miedoalasoledad

Editado: 02.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar