Kamika: Dioses Guardianes

14. Entrenando a una Guerrera

 

La ansiedad carcomía mi cuerpo mientras el camper se adentraba a la vía principal de Lawisburg, a varias horas de Harrisburg, en el mismo estado de Pensilvania. La noche cubría el cielo, y el frio era inevitable.

Para calmar un poco mis nervios e impaciencia, me distraje observando las carreras de las gotas de agua en la ventana de la sala. El clima era tempestuoso, pero aun así no encontraba mejor pasatiempo que ese. A diferencia de mí, los demás desempeñaban alguna actividad provechosa: Sara y Evan ayudaban a Astra a guiarse a través de la tormenta, mientras Andrew al parecer dormía plácidamente en el sofá, al lado de Cailye que estaba hablando por teléfono con la persona que quedó a cargo de sus mascotas.

Sara salió de la cabina del conductor, así que me apresuré en alcanzarla antes que siguiera su rumbo a la habitación de chicas.

—¿Falta mucho para llegar? —pregunté, ansiosa, a lo que Sara me regaló una sonrisa.

—Un par de horas, pero no bajaremos del camper hasta mañana.

Asentí, sin saber qué más preguntar para calmar las ansias que sentía por llegar al coliseo que Astra mencionó.

Cuando salimos de la biblioteca, esa tarde, Astra dijo que sabía en dónde estaba Ares; pero que antes de buscarlo teníamos que entrenar, y claro, enseñarme a usar magia. Me sentía emocionada por aprender a hacer todo lo que los demás hacían, como los conjuros, las Armas Divinas, e incluso su fuerza al luchar.

Pero para eso todavía faltaban al menos doce horas.

—¿Cómo va ser? —indagué—, me refiero al entrenamiento. Astra solo dijo que iríamos a un lugar privado para no llamar la atención, pero no dio más detalles.

Mi amiga abrió la boca para hablar, pero la presencia de Astra en la sala la interrumpió. Cailye colgó la llamada con energía, y movió a su hermano suavemente para despertarlo; creí y esperé que se cayera, pero al parecer su sueño no era profundo en lo absoluto, por lo que abrió los ojos sin ningún inconveniente.

—Una semana —dijo Astra con simpleza—. Necesito solo una semana para enseñarle a Ailyn lo que necesita saber sobre la magia, y entrenarlos a todos para convertirlos en un verdadero equipo.

Andrew se incorporó, y observó a Astra fijamente.

—¿Solo una semana? ¿Estás segura de poder entrenarnos en tan solo una semana? —Medio sonrió—. Suena interesante.

Astra sonrió con desafío y seguridad, pero no hizo ningún comentario respecto a Andrew.

—Dos días de evaluación —continuó ella—, para medir su fuerza y habilidades. Dos días para perfeccionar las técnicas de magia. Dos días para pulir su trabajo en equipo. Y el ultimo día es la prueba final, en base a esos resultados decidiré qué acciones tomar.

—¿Decisiones respecto a qué? —interrogué.

—Ya lo verás —Sonrió con calidez, pero sus ojos mostraban una chispita divertida—. Por ahora deben descansar, mañana empezaremos cuando salga el sol.

~°~

Día uno:

Me levanté primero que los demás, cuando la noche todavía reinaba en el cielo, por lo que fui la primera en ducharme. Me vestí con un pantalón de yoga gris un poco holgado, que Sara me había prestado la noche anterior para los entrenamientos, y una camiseta del mismo color junto con unas zapatillas deportivas. Me sentía cómoda, y con la libertad de movimiento que necesitaba.

Para cuando me serví el desayuno, los demás apenas se estaban parando de sus camas.

—Sí que estás entusiasmada por esto —mencionó Sara, sentándose frente a mí en el comedor.

—Por supuesto que sí. Aprenderé a usar magia, ¿qué puede ser más maravilloso que eso?

—Para eso todavía faltan dos días —comentó Cailye, saliendo de la cocina—. Primero hará una evaluación, ¿recuerdas?

—Sí, pero por algo se empieza.

Los chicos salieron juntos de su habitación, ambos vestidos con pantalones de sudadera, y camisetas ajustadas a sus cuerpos. Desvié la mirada de Andrew cuando él la notó sobre él, y me hice la que no lo había visto.

—Debe estar emocionada —Evan tomó asiento al lado de Cailye, y me miró por un momento—, no solo usará magia, también aprenderá a usar su Arma Divina.



Nicolle118

#512 en Fantasía
#46 en Paranormal
#15 en Mística

En el texto hay: mitologia griega, amor-odio, romance y amistad

Editado: 06.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar