La Alquimista

CAPITULO 4

El ruido de los silbatos y los tambores resonaban en toda la ciudad, recibiendo con algarabía a los valientes soldados que regresaban, con la cabeza en alta mostrando vigorosamente los tesoros que traían para el rey.

En una pequeña y humilde posada en la parte inferior de la estructura una sombra femenina se alzaba impaciente, caminando de un lugar a otro esperando a aquel sonado desfile en toda la ciudad.

-Que ruidosos – se quejaba la pelinegra, observando el desfile acompañado de pequeñas explosiones y figuras de colores que se alzaban en el cielo

La encapuchada había optado por percibir el desfile desde el techo de la posada que ahora la alojaba , escucho la emoción que daba disfrutar del desfile pero termino decepcionándose, nada fuera de lo común se mostraba frente a sus verdes ojos , excepto el atardecer y la aparición de la gran bóveda celeste que llenaba de esplendor a la fémina.

-Creo que dormiré – hablo bostezando, caminando hacia la escaleras

Un sonido tan agudo fue percibido por sus sentidos, haciéndola caer de rodillas al piso , cubriendo sus oídos fuertemente , haciéndola llenarse de un miedo tan fuerte y profundo , pequeñas lagrimas amenazaban con salir , tomo un gran bocado de aire y poniéndose en pie con dificultad busco la causa de su abrupto temor y dolor, encontrándose con la aparición de un pequeño demonio enjaulado entre la multitud del desfile.

-No puede ser – hablo, observando que la jaula era tirada por media docena de caballos , teniendo como guardaespaldas a sus propios captores –Están locos al traer a un demonio a la ciudad

-Al parecer si – se aproximó Cail trayendo una taza de leche, y dándosela a Chloe

-Esa cosa es muy peligrosa, pensar en traerlo es una completa locura y más aún los civiles reciben a ese demonio con mucha más algarabía

-Es un regalo para el rey – contesto Cail dejando en una pequeña mesa la taza de leche

La chica observaba pasmada a la pequeña bestia que dormía plácidamente. La piel amarilla del demonio tenia pequeñas heridas producto de las flechas y espadas que ejercieron corte sobre su carne , cada garra de la mano del demonio tenía una semejanza a una falange humana mientras su mano tenía la capacidad de aplastar un cráneo humano de hombre , su cola era pequeña con un diminuto aguijón , sus alas eran pequeña tenían apariencia cómica demostrando que el demonio aún estaba en fase de crecimiento ,era una cría , sus cabeza tenia apariencia humanoide , con dos orificios en vez de nariz , calvo y con dos pequeños tumores en cada lado.

-Tranquilízate si intenta algo supongo que lo mataran- intentando tranquilizar a la chica que estaba aún en un estado de paranoia

-Para que quieren a ese pequeño demonio

-Absorción – hablo Cail – como dije las plantas y la medicina aun esta fuera de nuestro alcanza y a pesar que el rey tiene acceso a los implementos carece de hombres que desarrollen curas para sus males, utiliza al demonio como medicina

-Ellos son muy tóxicos – hablo Chloe – Su piel, carne u otra cosa solo sirven para fabricar armas

-Digamos que su alma, no – desviando la vista – el alma de un demonio posee mana, energía pura

-Pero cómo es posible eso, nunca oí nada igual , un ser humano normal no puede absorber completamente la energía de un demonio

-El rey hallo un modo, recibió como regalo de un rey vecino un Fame, un dispositivo que absorbe el alma de una demonio y lo transmuta en energía

-Los efectos adversos que puede mostrar- tomándose la barbilla – ni yo misma puedo predecirlos

-Es un demonio Flavo, no son muy peligroso seguro el comandante Helmut quiso lucirse con ese regalo- hablo bufando – es muy engreído

-¿Él manda a las tropas?- cuestiono la chica, bajando la guardia tomando entre sus suaves manos la taza que anteriormente había rechazado

-Si – desviando la vista – quieres bajar, necesito cerrar la puerta de aquí, mi abuelo sube a veces y termina quedándose toda la noche, pescando resfriados o alguna otra enfermedad

-Si – siguiendo al rubio – espero que nada suceda durante mi estadía en esta ciudad

-Dudo mucho que tu deseo se cumpla, por lo que se levanta frente a nuestros ojos es imposible que la falsa paz perdure por siempre

-Debería ser más positivo- pausando – posadero

-Eso cree – soltando risas- vamos debe regresar a su habitación, no queremos que los guardias que están abajo noten que escondes secretos verdad – guiñando el ojo hacia la pelinegra, provocando otro estallido de risas por parte de ambas partes

-Tranquilo – palmeando su espalda – de todos modos ellos no vinieron por mí – ocultando sus ojos en la sombra que la capucha que portaba provocaba – ellos buscan otra cosa

Un destello en el cielo , llamo la atención del dúo , sumiéndolo en un breve silencio que aumento repentinamente la tensión en aquella atmosfera construida pacientemente , el corazón de Cail dio un fugaz brinco , su pulso aumento y sus pupilas se dilataron cual gato en peligro .

-Vaya es el nombre de la princesa Camelia – soltó Chloe, admirando las letras que quedaron brevemente pasmadas en el cielo – Quien haría ese pedido de matrimonio tan publico



Minerva

#1379 en Fantasía
#224 en Magia

En el texto hay: magia blanca, naturaleza, magos y guerreros

Editado: 03.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar