La chica bajo la Luna

Guerra de tres.

Es desolador cuando te sientes extraño, cuando tus acciones van en contra de lo que predicas ser. Es una eterna pelea entre lo que piensas, lo que actúas y hablas. Una guerra se crea en tu ser, en tus entrañas y sin dejar de lado, en el cerebro. 
¿Por qué? surge una y otra vez, ¿quién soy?, una duda más difícil y profunda, ¿por qué lo hago, si no lo pienso así?, pues entre más intentas razonar una especie de culpa empieza a brotar, una confusión y ese indescriptible desorden de pensamientos que no logras ordenar. Y vuelve, ¿qué me pasa? 

Pasan los días y aún, no le encuentras la repuesta a esas miles y miles de preguntas que te surgen. No logras conciliar el sueño, das vueltas y vueltas en la cama, los días se hacen aburridos y rutinarios, quieres encontrar a cada instante distractores para no pensar. Tu apariencia no solo engaña a quienes te ven, te engañas a ti mismo, y es peor saber que te engañas y no encontrar cómo arreglar lo que ya está dañado. 

Día tras día empieza una angustia incontrolable, la melancolía ya es tu compañía, los días son hermosos pero ya para ti, simplemente son días que pasan...
 



Sttelar

Editado: 05.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar