La chica bajo la Luna

Caballero de armas fuertes.

¡Oh, hermoso caballero! 
Tú me has dado inmenso privilegio. 
Es para mí tan grato saber un poco de ti... 
Y quiero que sepas que me tienes aquí. 
Frente a tus lindos ojos que me alumbran, 
las oscuras sendas por las que camino...
Frente a tus ojos yo veo el reflejo, 
de mi triste y vagabundo rostro... 
¿Qué tú piensas al mirarme? 
Si soy no más un plebe ante tus pies. 
Haz de mí hoy lo que tú quieras,
y sonríeme para yo ser feliz. 
Dame tu mano y te daré, todo mi cariño e inmensurable amor. 
¡Oh, dulce caballero de armas fuertes! 
Eres tan divino como sol naciente. 
Entre las montañas te observo llegar, 
y mi corazón a tu merced queda... 
¡Caballero de ojos miel! 
Es honorable para mí saber de ti...



Sttelar

Editado: 05.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar