La chica bajo la Luna

En el manicomio de tu amor.

Y yo sin querer enamorarme, llegabas tú, con esa sonrisa extravagante, a generarme estos problemas mentales. Y yo sin querer odiarme, me enamoré, tan perdidamente de ti, que me negué a olvidarte... ahora estoy aquí, en la locura del amor, queriendo vivir junto a ti, el suplicio del corazón.



Sttelar

Editado: 05.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar