La criatura

--Confía en mi--

El silencio, se expandía por toda la  casa, y en el único cuarto de la misma se escuchaban gemidos, y uno que otro golpe seco, Jack se encontraba, fuera de la casa, asomado en la ventana donde los ruidos del interior eran apenas audible, pero el sabia lo que ocurría, había visto a la mujer entrar a la casa de Black y ahora se divertían, el pensaba sacar mucho provecho de esto, pero primero tenia que tener claro un par de cosas, desde cuando ocurría y si alguien mas lo sabia.

Minutos mas tarde y con el Chico aun en la ventana, la mujer sale de la habitacion arreglándose la ropa, Black sale detrás de ella, descalzo y sin camisa.

_ Y pensar que todos creen que eres una santa viuda_ susurro Jack para si

La mujer se termino de subir la manga del  vestido y se dio la vuelta para mirar a Black, este no se veía, muy contento, tal vez con el tiempo había perdido el interés en esta mujer, y aunque su figura no era la mejor estaba muy bien conservada para sus cuarenta, aunque el hombre frente a ella tenia menos, unos treinta y dos quizás.

_ Debo regresar antes de que mis hijos noten que me he marchado_ dijo la mujer con algo de prisa, lo que era raro porque ella siempre hablaba con mucha calma, como si siempre tuviese mucho tiempo, esta vez era diferente.

_ No te he pedido que te quedes puedes ir y venir cuando quieras lo sabes_ dijo el hombre en tono serio, mas serio que el usual.

La mujer asintió y se dio la vuelta para caminar hasta la puerta trasera, seria demasiado peligroso que la vieran saliendo por en frente, podrían decirle a su hijo y entonces seria realmente malo, porque aunque su hijo respetaba a Black no lo adoraba. Pero como si hubiese recordado algo muy importante se detuvo y volvió a mirar a Black.

_ Hablas mucho con Adele? _ pregunto la mujer 

_ Muy poco solo de trabajo_ Mintió el hombre _ Y aunque lo hiciera ¿que? esta apunto de cumplir dieciocho, es una chica hermosa y yo no tengo ninguna relación con ella, podría simplemente convertirla en mi esposa _ El hombre en realidad no quería una esposa, quería a la chica pero no como su esposa, pero su idea en este momento era ver la reacción de la mujer que tenia frente a el

_ No puedes hacer algo así_ dijo la mujer indignada

_ Porque no? hace años tu y yo hicimos algo para protegerte a ti del deshonor de que tu hija no fuera de tu esposo, pero cuando nació si era suya y ya no pudimos cambiar las cosas, gracias a mi tu sigues pareciendo una señora... _ el hombre pensó un segundo en como terminar, imaginaba que para este momento ya la mujer había recordado todo lo que habían hecho, y lo hacia porque un gesto de culpa se asomo en su angelical rostro _ ... Me la debes_ termino Black

_ La mujer frunció el ceño, pero luego algo de miedo se asomo en su rostro _ Prométeme que no vas a tocarla nunca_ rogó la mujer con voz temblorosa.

_ Confía en mi _ dijo con una sonrisa, esas sonrisas que hacen que creas lo que sea, esas sonrisas que usan para engañarte _ Seria incapaz de hacerle daño a tu hija.

La mujer asintió y se dispuso a salir de la casa, Jack lo noto y se escondió detrás de algunos arbustos, mientras pensaba en que era eso que Black había hecho por aquella mujer, la mujer salio y un rato después Jack salio de su escondite, Camino por el pueblo y pensó en Adele, ella era su chica y debía cuidarla.

++++++

Un rato mas tarde, Jack estaba justo en frente de la casa de los Arien, su casa era algo mas grande que las demás casas del pueblo, y según se dice, la mas antigua. El muchacho toco dos veces y quien abrió la puerta fue Criston, tenia el ceño fruncido algo muy normal en el, desde muy pequeño siempre iba con el ceño fruncido, Jack miro el brazo de Criston donde la herida que le había hecho la criatura aquella noche en donde murió Cris estaba aun roja, se había curado pero la piel estaba roja, muy roja.

_ Que haces aquí Jack, hace una hora que oscureció_ dijo Criston frunciendo mas el ceño, Jack ya sabia que a Criston no le gustaba que llegaran a su casa luego del anochecer, a menos que fuera algo relacionado con los cazadores, Jack pensaba que como Adele no tenia padre seria mucho mas fácil congeniar con ella, pero Adele tenia a Criston que era peor que un padre.

_ Busco a tu hermana quiero hablar con ella_ respondió Jack

_ No puedes esperar a que amanezca _ Gruño Criston

_ Es importante Arien_ dijo Jack serio, Criston cerro la puerta dejando a Jack fuera, y por un momento este pensó que Criston lo había ignorado, cuando se preparo para tocar la puerta nuevamente Adele salio.

_ Que haces aquí?_ pregunto la chica molesta

_ Quería hablar contigo_ respondió el también molesto

_ No podías esperar a mañana?_ pregunto de nuevo la chica

_ Me vas a interrogar como lo hizo Criston? comprendo que sean hermanos pero Cambien las palabras_ se enojo Jack y esto hizo que Adele sonriera un poco, la chica se sentó en el tronco que evitaba que la nieve los dejara atrapados dentro de la casa y Jack hizo lo mismo, la miro un segundo y recordó las palabras de Black diciendo que podía convertirla en su esposa.

_ ¿Te gusta Black?_ pregunto el chico sin rodeos, a la chica se ruborizo e intento culpar al frió de su expresión, pero no podía decirle a Jack que si, porque el era su novio, o algo así.



Yuraicer Parodi

#3465 en Fanfic
#10623 en Fantasía
#4744 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: hombreslobo, enganos, caperucita roja

Editado: 29.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar