La Elegida (en Edición)

Capitulo 47

POV. Alice Camberleck.

Sentí una leve opresión sobre mi pecho, mis ojos comenzaron a abrirse lentamente, intentando adaptarse a la tenue luz de aquél extraño lugar, éste emanaba un aura cálida, cómoda.

-Alice- murmuraron a mi lado.

Mis ojos giraron hacía donde provenía aquella voz, encontrándome con el rostro de Ethan a un lado de mi, sosteniendo mi mano sobre mi pecho, ocasionando una escena cálida.

-¿Ethan?- susurré sorprendida.- ¿Qué haces aquí?- pregunté intentando comprender como éste había llegado a aquel lugar.

-Mercy- murmuró nuevamente, con una leve sonrisa en su rostro- ella me ayudo a llegar hasta donde se encontraban- finalizó mirándome.

Mercy... ¿Qué estaba ocurriendo a mi alrededor?

Comenzaba a inquietarme evidentemente, necesitaba respuestas a cada una de mis preguntas.

¿Qué sucedería al llegar hasta el palacio?

¿Qué sucedería a partir de ahora?

-¿Qué sucede entre ustedes?- pregunté mirándolo fijamente a sus ojos, observando como sus ojos brillaban ante mi y sabía que significaba aquel brillo.

Porqué ya había tenido aquel brillo en mis ojos a causa de una persona, comprendía lo que sucedía.

-No sucede nada- susurró con la mirada baja, note como su cuerpo se tensaba levemente ante su respuesta, confundiéndome.

¿Nada? Una palabra tan corta pero con tanto significado, la mayor parte del tiempo solemos utilizarla para ocultar en nuestro interior todo lo que nos sucede, para que nadie note lo que sentimos, porque preferimos guardar cada uno de nuestros sentimientos en nuestro interior antes que alguien pueda percibir lo que nos sucede.

Asentí comprendiendo.

-Necesito que llames a Mercy- pedí cerrando levemente mis ojos.

-Esta bien- susurró posando sus labios lentamente sobre mi frente- luego hablaremos- finalizó.

Los minutos pasaban y sentía como cada parte de mi cuerpo se tensaba al recordar aquel extraño, no comprendía porque soñaba con mis verdaderos padres.

Mis padres..

Una punzada atravesó mi pecho haciendo que mis ojos se fruncieran rápidamente a causa del dolor.

Te quiero, Alisson.

Aquellas palabras se clavaban en lo más profundo de mi, doliéndome.

Necesitaba llegar hasta donde todos se encontraban, quería luchar por todo el mal que rodeaba a aquellas personas inocentes, quería hacer sufrir a aquella princesa, deseaba que recordaran absolutamente todo, necesitaba que me recordaran.

-Princesa- susurró Mercy, acariciando levemente mi rostro- ¿Qué sucede?- murmuró observándome preocupada.

-Necesito que respondas a cada una de mis preguntas- suspire intentando controlar cada uno de mis sentidos- lo necesito, por favor- le pedí, observe como su rostro se fruncía levemente para luego suspirar audiblemente, asintiendo.

-Lo haré- contestó sonriendo, un extraño alivio recorrió mi cuerpo, destensando cada músculo de mi cuerpo.

***

-Qué son las almas gemelas?- pregunté, observando las suaves tonalidades de colores sobre el cielo, maravillada ante el hermoso atardecer frente a mis ojos.

-Un alma gemela- susurró pensativa, llamando mi atención- es aquélla persona qué está predestinada a pasar la eternidad a tu lado, la persona elegida para que su alma se entrelace con la tuya formando una.

Es aquélla persona qué al encontrarla te hace sentir un sin fin de emociones, llevándote a una guerra en donde se encuentra el amor luchando contra todos los males, dándote la posibilidad de elegir si quedarte con tu compañero o compañera de vida, o alejarte de ésta.

Un alma gemela no trata de si es un hombre o una mujer, trata de quién sea elegido para pasar toda su vida a tu lado, amándote, respetándote y sobretodo cuidándote.

Cuando encuentras a esa persona, no lo sabes, lo sientes. 
Con tan mirarle a sus ojos puedes sentir miles de emociones atravesar tu cuerpo, sucumbiendote.

Un alma gemela es aquélla persona que esta predestinada a estar junto a ti, no importa cuantos años, incluso siglos pasen, siempre te encontrará- finalizó observando la bella puesta del sol.

Una extraña sensación invadió mi cuerpo al recordar aquéllos preciosos ojos celestes, abrumándome interiormente.

Podía sentir pequeñas punzadas atravesar mi pecho, mi vista se encontraba observando el extraño color entre un rosado pálido y un amarillo tan brillante que se entrelazaban sobre el cielo, podía sentir la intensa mirada de Mercy sobre mi, analizando mi rostro. 

No comprendía porque el rostro desconocido de aquél extraño hombre, aparecía en mi mente, creando pequeñas batallas internas en lo más profundo de mi interior...

-¿Porqué mis padres y aquélla princesa aparecen en mi sueños?- volví a preguntar luego de unos minutos absorta en mis pensamientos.

-¿Recuerdas que la Luna Roja esta cada vez más cerca?- Asentí aún con mi vista posada sobre el cielo.- Esta hace que tus poderes se incrementen, haciendo que sueñes constantemente con tus verdaderos padres, incluso sueñes lo que en realidad esta sucediendo, esto mismo sucede con ellos- explicó.



GiuliGarcia

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar