La Elegida (en Edición)

Capitulo 54

POV. Narradora.

Un hombre de rasgos finos, con grandes ojos celestes, se encontraba a la deriva de su amor, refugiándose en su carácter frío, calculador.

Esperando poder encontrarse con su alma gemela, deseando encontrar el amor, soñando qué lo salvara de aquél calvario qué se encontraba en su interior, ardiendo en el desespero de encontrar a su alma gemela.

Cometiendo errores, encontrando lealtad en personas incorrectas, volviéndose frívolo ante cualquier situación. Convenciéndose de que no precisaba de su alma gemela, mintiendo en su interior, rogándole a la luna poder encontrarla, creando un sin fin de mundos en donde los dos serían protagonizados por la felicidad y el odio.

La felicidad al desear encontrarse, al soñarse, y el propio odio al no lograrlo, al separar sus corazones constantemente, sufriendo las consecuencias del amor.

Cuenta la leyenda cuándo la dios Gea decidió asignarle a cada persona, a cada ser que habitara en la tierra u mundos diferentes, un alma gemela.

Una persona que sería capaz de traer felicidad a la vida del otro, le sacaría de su tormento, volviendo su vida un lugar mejor, devolviéndole el color a ésta, enseñándole qué el amor existe en cada lugar recognito del mundo..

Pero no todo sería feliz, no todos tendrían la misma suerte de ser completamente felices por siempre, les tocaría sufrir las lejanías de sus cuerpos, las distancias qué los separarían del uno al otro, envolviéndolos en una sublime decepción, en donde el dolor atacaría sin piedad alguna, volviéndolos fuertes, mucho más aún de lo que eran.

Tan cerca pero tan lejos, soñandose en cada noche, confundiendo sus sentidos al sentirse en cada pensamiento.

Una chica cuyo poder es realmente especial, destinada a pasar su eternidad al lado de aquél joven de ojos celestes, ambos añorandose, pensándose, sintiéndose tan lejos pero a su vez tan cerca.

Destinados a amarse, a sufrir por su amor, unidos por un lazo irrompible, siendo almas gemelas.

Su destino se encontraba escrito, pero era su responsabilidad cambiarlo u seguirlo..

¿Lucharías por el amor de aquélla persona desconocida?

Aquélla leyenda era cierta, ellos eran sus protagonistas durante siglos, protagonizando miles de historias en busca de terminar juntos al fin, ¿Lo lograrían?

¿Qué sucedería al reencontrarse dos almas gemelas cuyo destino se encontraban entrelazados al otro?

No puedes escapar del amor, éste siempre te encontrará, no importa en que parte del mundo estés. 

Ambos deberán de descubrir muchos secretos, enfrentarse a miles de peligros, lugar contra aquéllos enemigos que no querrán verlos juntos, un camino largo con demasiados obstáculos a su alrededor, pero se dice qué lo difícil vale la pena.

¿Valdrá la pena sufrir por amor?

Jugarán con fuego y éste será un juego peligroso, adictivo, ¿Quién dijo que el fuego solamente quemaba? 

Un mundo en dónde el amor cada vez se extingue con el paso del tiempo, donde sólo existe una guerra entré todos los males que nos acechan, buscando dañarnos sin piedad. En donde el amor se refugia en muchas personas, esperando el momento indicado para atacar..

Sentirás miedo por aquéllas extrañas sensaciones en tu interior, no temas es el amor..

Una leyenda por contar, un camino por recorrer, miles de secretos por descubrir, una verdad que revelar, mucho amor por esparcir, ¿Serán un sin fin de emociones?

¿El amor es nuestra única salvación?

***
POV. Alice Camberleck.

-Alice- murmuraron mi nombre a un lado de mí, desconectándome de aquéllos preciosos ojos.

-¿Qué sucede?- pregunté, observando a mi alrededor, cada presente en aquél lugar se encontraba absorto en su mundo, aliviándome

-Te has quedado hipnotizada observando al Príncipe- comentó, mis se abrieron abruptamente ante la sorpresa- tu mente se desconecto, ignorando mis voces- finalizó observando a su alrededor.

-¿Príncipe?- pregunté observando a mi alrededor sorprendida, no encontrando ningún rastro de aquél maravilloso hombre.

-Alexander Vincent- murmuró en mí oído, en secreto- es el Príncipe más frío, calculador y frívolo, es una perfecta obra de arte, tan peligroso y a su vez tan maravilloso- sonrió observando mis ojos.

-Él aparecía constantemente en mis sueños- admití observando como su rostro expresaba sorpresa.

-¿Qué?- susurró posando su mano sobre su mandíbula, confundida.

-Constantemente soñaba con un joven dueño de unos hermosos ojos celestes- afirme- siempre aparecía en mis sueños, dentro de una gran biblioteca, pero ésta se encontraba dentro de una enorme mansión quizás- murmure intentando recordar.

-¿Porqué nunca me comentaste de esto?- pregunto sería.

-Creía qué tú lo sabías- la observe arrepentida- Todo es tan confuso para mí- suspire disponiendome a sentar frente a todas aquéllas personas que se encontraban preparándose para la cena.



GiuliGarcia

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar