La Elegida (en Edición)

Capitulo 58

POV. Narradora.

¿Serías lo suficientemente fuerte para sobrellevar todo aquéllo qué podría lastimarte?

Aquél sentimiento de impotencia recorría cada extremidad de Alice, su mente se sentía abrumada ante todo lo sucedido, el tiempo pasaba tan rápido.

Cada una de sus emociones se descontrolaban en su interior, queriendo ser presentes a su alrededor, queriendo adueñarse de sus pensamientos.

Aquélla joven con una belleza innata, posee un increíble corazón, dispuesta a entregar su vida para salvar de aquél calvario a aquéllas personas inocentes, que rogaban piedad..

La sangre llama.

Aquélla frase era tan cierta como tan triste, la sangre tiene un vínculo tan fuerte con tu familia, tentando sus emociones, llamándose, queriendo encontrarse y unirse firmemente, creando un lazo irrompible como el amor, solo basta una miserable decisión para qué esto se rompa.

Sucumbiré su interior llenando de luz cada parte de éste, creando la felicidad en cada poro de sus cuerpos.

¿Serías capaz de enfrentarte ante tus miedos?

No tientes a tus demonios, te convertirás en uno de ellos si así lo deseas.

Cada gota de sangre qué recorre sus venas, cada uno de sus recuerdos, absolutamente todo es tentador, peligroso.

Sólo recuerda; cuándo la sangre llama nada ni nadie podrá impedir su reencuentro, cuándo tu alma implora por encontrarse con aquél vínculo increíblemente fuerte qué posee junto a su familia, ningún obstáculo podrá impedir qué aquél vínculo se rompa, al estar cada vez más cerca éste vínculo irá tomando fuerza, derribando aquélla barrera que existe entré el dolor y el mismísimo amor.

Hace miles de siglos existió una bruja realmente poderosa, su poder era tan sorprendente que incluso era temida por miles de seres de diferentes razas, ésta era capaz de predecir lo que se avecinaba ante el mundo, su inteligencia sobrepasaba los limites y su increíble capacidad para lograr entrar en la mente de las personas era peligrosa.

Ésta había precedido que habría un nacimiento de una pequeña niña, a consecuencia de ésto habría una guerra entre su propia familia ante ella, le romperían tanto el corazón con sus decisiones que cambiaría el rumbo de su vida, su corazón se enfriaría a tal punto de convertirse en hielo, su alma se deterioraría dejando paso a la oscuridad, debería de decidir; ¿Ser la reina de la oscuridad, y convertirse en un ser despreciable, lleno de maldad, desagradable, haciendo daño a miles de personas sin piedad alguna, convirtiéndose en lo que alguna vez prometió jamás ser, o quizás la reina de la luz, luchando contra el mal, trayendo felicidad a lugares llenos de ruina en donde la tristeza sería presente, luchando por el bien, la esperanza, llenando de amor el corazón de miles de personas y llenando de luz su alma deteriorada?

El mundo sucumbiría ante su presencia, cada persona se maravillaría ante su ser, impondría respeto, enseñara valores y lo más importante, enseñaría a amar.

Piedad, que la bella reina a llegado y éste sera su comienzo..

***                                                      

POV. Alice Camberleck.

-Te contaré una historia- murmuro Gea observando pacíficamente mi rostro, asentí comenzando a caminar hacía donde se encontraban todos.

-Hace miles de siglos existió una bruja poderosa, ésta era capaz de predecir lo que sucedería en el futuro, con tan solo mirarte a los ojos podía saber qué te prepararia el destino. Tenía el poder de adueñarse de tu mente, manipulandote a su manera, muchas personas creían qué era un ser despreciable, frívolo. Pero no era así, aquéllo lo hacía para borrar aquéllos recuerdos tristes, oscuros, del interior de cada persona, quitándole el sufrimiento que yacía en lo más profundo de su ser, devolviendo la felicidad a cada una de las personas, pagando el precio del odio, absorbiendo aquél dolor, sobreviviendo ante todo lo qué se decía de ella.

Aquélla mujer fue una de las brujas más poderosas qué existió, su coeficiente intelectual y su fuerza sobrepasaban cada uno de los límites qué se encontraban a su alrededor. Los años pasaban y ésta aún luchaba contra todo el mal que habitaba en su interior, sufriendo las consecuencias de la salvación, su poder se crecía de manera inigualable, su alma comenzaba a deteriorarse, era inmortal, pero debía de pagar el precio de todo el dolor que cargaba en su corazón.- suspiró observando como pequeñas luciérnagas comenzaban a ser presntes sobre el cielo, creando una suave danza, formando pequeños luceros de luz

-¿Cuál era el precio?- murmure alzando levemente mi mano al observar como una pequeña mariposa se posaba sobre mi dedo índice, sorprendiendome, su leve aleteo era calmado, pacífico, disfrutando de mi cercanía, iluminando mis ojos ante sus bellos colores dorados..

-Debía de enfrentarse a la muerte- respondieron a mis espaldas, haciendo qué levemente me girara encontrandome con el rostro de Cassandra, ésta se encontraba observando cómo la mariposa descendía lentamente de mi mano para perderse entré las luciérnagas.



GiuliGarcia

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar