La Leyenda de Isthar #3. La Batalla por la Tierra

PARTE VI: LA CONFRONTACIÓN (CAPÍTULO I)

Adler

Ya hace media hora que han salido en ese vuelo de reconocimiento, hace dos minutos que Claudio me lo ha comunicado.

Adler: "¿Por dónde van?", pregunto con todo el cabreo que tengo.

Control 1: "Lo siento, pero sus rastreadores han sido desactivados..."

Adler: "¡¿Cómo?! Claudio esto es intolerable, o le paras los pies a ese imbécil que tienes por hermano..."

Claudio: "¡CÁLMATE JODER!, me lo consultó y se lo permití, ya que puede ser que puedan detectar ese rastro que llevan. Últimamente siempre que vamos nos están esperando, y quiere probar si son capaces de detectarnos con el rastreador desactivado. Además le he ordenado que mantengan silencio en radio..."

Adler: "Como haya alguna baja el responsable serás..."

Control 1: "¡Señor Águila 1 y Águila 2 han activado sus rastreadores..."

Adler: "¿Dónde se encuentran ahora mismo?"

Control 1: "Ahora mismo están sobre la península escandinava pero el problema es que su altura la nave se habría destruido hace rato..."

Águila 1: "Águila 1 a Centro de Mando, Responda Centro de Mando."

Claudio: "Aquí Centro de Mando, dime ¿dónde cojones estás?"

Águila 1: "Vamos a ayudar a esos chicos que nos están ayudando, ahora mismo sólo Marcus y yo podemos subir hasta el espacio con nuestros cazas..."

Control 1: "¿Qué cojones es eso?"

Águila 1: "Tranquilo Laur, eso que estás viendo es nada más y nada menos que una nave comandante de nuestros visitantes okupas. Disfrutad con el espectáculo y con el sonido, Cambio."

A partir de ese momento vimos, yo con miedo y el resto esperanzado de que por fin podríamos vencer a esa gentuza de alienígenas, tendría que irme cuando veo en un monitor de los satélites de vigilancia, que nuestros cazas pasan por un punto y cuando han terminado de pasar un impacto proveniente de la Luna da en el blanco, esto es de locos.

Adler: "Creo que con estos cambios sería positivo para todos que estudiásemos los cambios en la estrategia para lograr la victoria que tanto anhelamos..."

Claudio: "De acuerdo, hasta luego.", me dijo sin prestar atención, mientras me dirigía hacia mi estudio.

Robert

Salimos muy de mañana, ya hacía dos días que tuvimos la Asamblea del Escuadrón y por unanimidad solicitaron incorporarse a las Fuerzas de Intervención Inmediata de la Gran Canciller. Y luego los equipos de Operaciones Especiales, también querían incorporarse, después llegó la guinda, el equipo paracaidista con dos propuestas, por un lado les habían pedido que les enseñaran a saltar, y por otro estaban deseando incorporarse a las tropas.

*** Flashback ***

Robert: "Esos números, letras y símbolos extraños que ves son las coordenadas espaciales de lo que estás viendo. Y a la vez que tú lo estás viendo, el computador de objetivos, situado en la luna, verifica el dato y colocará el cañón correspondiente apuntando al objetivo y lo volará nada más pasar vosotros."

Entonces todos se quedaron en un hermético silencio, hasta que Laureano, uno de los más fieles y cabezotas compañeros de batallas que haya tenido en mi vida, hizo la declaración del siglo.

Laureano: "Robert, capullo, si tú te vas a guerrear allí arriba, ve pensando en hacerme un hueco dentro de tu equipo."

A partir de ese momento, uno tras otro, juraron y perjuraron que se quedarían conmigo y que si teníamos que luchar en el espacio, no se quedarían atrás.

Marcus: "Creo chicos, que tenéis que saber una cosa. La gente que está luchando allá arriba tiene una alta estima de la familia, por lo que tendríais que llevaros a vuestra familia más próxima, mujer e hijos. No creo que os llevéis a los suegros, las cuñadas y los cuñados, y demás parentela."



Spanish Black Reading

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar